Opinión
Rafael Marrón González

Rafael Marrón González

Coteja los errores de la historia nacional con lo que considera los descalabros de hoy en día en Venezolanidad.

 |  Martes, 03 Julio 2018 00:00

Nuestro columnista Rafael Marrón González desglosa más episodios de la juventud de Simón Bolívar en esta nueva entrega de sus trabajos históricos. 

Las anécdotas que colocan al futuro Libertador en íntima relación con la corte española, son producto de la mentalidad aristocrática pueblerina que trata de imponer la tesis del Bolívar redentor de los oprimidos, pero manteniéndose como digno exponente de la superioridad de su clase.

El mito más divulgado es el de Simón Rodríguez como maestro predilecto de Bolívar y que supuestamente le impartió una educación "rousseauniana", usándolo como su "Emilio". Esta leyenda fue difundida por el escritor francés Jules Mancini en 1912, y desde entonces ha sido aceptada como una verdad irrebatible.

Nuestro columnista Rafael Marrón González nos trae la segunda parte del seriado Intensamente Bolívar, con los pormenores de la vida del Libertador, para muchos desconocidos. La primera parte puede encontrarla en el siguiente enlace.

El apellido Bolívar es de origen vascuense, se escribía "Bolíbar", de "Bolíbarjauregui" que significa "ribera del molino", y por ello en su primitivo escudo familiar como símbolo del antiguo oficio de molineros aparece una maciza rueda de piedra, detalla el columnista Marrón González.

La voz perspectiva, que en el arte se usa para definir la simulación de profundidad o de efecto de reducción, se aplica también por analogía al conjunto de circunstancias que rodean al individuo y que influyen en la percepción de la realidad y, por ende, en su valoración. Pero también puede crearse, como en el arte pictórico, una apariencia engañosa o falaz de las cosas, que coincida con la apreciación general previamente inducida.

La primera corona de laureles de la campaña libertadora de Sur, la pone sobre la sienes de Bolívar, Antonio José de Sucre con su victoria de Pichincha el viernes 24 de mayo de 1822. Y a las diez de la mañana del Domingo 16 de Junio, Bolívar hace su entrada triunfal en Quito, entre repiques de campanas y el alborozo general, montado en soberbio caballo blanco, seguido de su oficialidad y 600 jinetes.

“Los totalitarismos, de izquierda o derecha, clericales o seglares, se caracterizan por ser enemigos declarados de la Universidad porque alberga el germen de la libertad, que imposibilita la aceptación de la esclavitud que los dogmas e ideologías imponen por el miedo o el soborno tan redituables en la ignorancia”, afirma Rafael Marrón González.

 |  Lunes, 07 Mayo 2018 00:00

En el altar de los héroes los pedestales tienen grados. Salvo uno que otro soldado de fortuna que obtuvo privilegios históricos, los más solo son datos estadísticos. 300 mil muertos no caben en ningún panteón.

Con la agudeza que lo caracteriza, Marrón González plantea varias hipótesis acerca del significado de la candidatura de Henri Falcón en el panorama político del país



Página 2 de 28

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...