Opinión

Salarios que no alcanzan, frente a una inflación desbocada. Retroceso productivo e imposibilidad de garantizar insumos, con el consecuente freno al rendimiento laboral. Ausencia de protección social y diálogo social. Y todo aderezado con un aumento de salario mínimo que traerá como consecuencia más aumento de precios. Ese es el contexto en el que se desenvuelven los trabajadores venezolanos, que han tenido que sobreemplearse para sobrevivir, en este 1 de mayo.

En 20 años hemos visto sucumbir la arquitectura medial que se fue construyendo desde que en 1808 se publicó la gaceta de Caracas, dirigida por Andrés Bello, opina la escritora Diana Gámez.

Este domingo doctores y trabajadores tuvieron que pedir colaboración a una madre en proceso de parto para poder atenderla en la sala, pues no contaban con los insumos para higienizar el área.

La presidenta del gremio, Cándida Ángel, resaltó que quieren que el sector público apoye en positivo la industria turística. 

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...