Opinión

De la misma manera como la gente en esta fecha contempla el soberbio Orinoco, en una mezcla de ritual sagrado y admiración inevitable ante la grandiosidad de la naturaleza, la población ha venido viendo cómo la ciudad se ha hecho escombros. 

Sábado, 25 Agosto 2018 00:00

En medio de esta danza “soberana” decidí revisar las notas, mensajes fotos, que desde finales de julio me han llegado de los 74 centros que decidieron sumarse a “Vacaciones con Fe y Alegría”, sumados a los de antes, velitas en medio del apagón pues, yo me reconcilié conmigo misma y parte del país.

Visitantes y pescadores del Paseo Orinoco, en el municipio Heres, tuvieron que ser desalojados por la crecida del río, cuyo nivel casi sobrepasa la Piedra del Medio, popularmente conocida como el “Orinocometro”.

Tan solo en el municipio Caroní hay por lo menos 1.484 personas afectadas por las inundaciones. Se espera que esta semana Protección Civil ofrezca el nuevo balance de las afectaciones que ha incrementado el número de familias y viviendas perjudicadas. Actualmente hay 10 refugios temporales y las estimaciones es que las lluvias continúen hasta mediados de agosto.

Familias de las zonas más vulnerables empezaron a tomar sus previsiones ante la inminente inundación en sus viviendas. El equipo de Seguridad Ciudadana y Protección Civil ha realizado los recorridos por los sectores afectados para identificar los posibles refugios. Reiteraron que hasta ahora se han registrado afectaciones menores, sin ningún caso de damnificados. La crecida del Orinoco se ubica entre 9 y 28 centímetros diarios aproximadamente.

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin orden a orillas del embalse de la represa Macagua, en el río Caroní, y que todos los años son susceptibles a inundaciones por la crecida del caudal. La más fuerte en 41 años fue el año pasado, y afectó a poco más de 2 mil personas. Con este trabajo de Oriana Faoro, producido en alianza con Lincoln Institute of Land Policy y el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), inauguramos esta serie sobre el descalabro de la planificación de lo que alguna vez se proyectó como la ciudad más planificada de Venezuela.

La municipalidad recogió el tronco a los pocos minutos. El aguacero de este viernes inundó varias vías de Puerto Ordaz.

“Estamos esperando por el gobierno regional si nos van a responder por la pérdida que tuvimos de enseres”, afirmó ayer Armando Vallés, una de las 206 personas afectadas por la inundación en el sector La Alameda, como consecuencia de la acumulación de las aguas que se generaron por las fuertes lluvias caídas en la ciudad.

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...