Miércoles, 07 Febrero 2018 00:00

Falta de garantías electorales paralizaron proceso de negociación sin acuerdo entre el Gobierno y la oposición

 
Valora este artículo
(0 votos)
Jorge Rodríguez acusó a la oposición de recibir presión de Estados Unidos para no firmar acuerdo Jorge Rodríguez acusó a la oposición de recibir presión de Estados Unidos para no firmar acuerdo FOTO @MIREXRD

Este miércoles continuaría el diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición, pero la delegación oficialista se retiró el martes en la noche firmando un documento que, a observación de la contraparte, no garantizaba el cumplimiento de exigencias según los temas debatidos.

 “El diálogo entra en una especie de receso indefinido”. Así lo manifestó el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, al explicar el por qué una vez más el Gobierno venezolano y la oposición salían de una mesa de negociación sin llegar a un acuerdo. El tema de las elecciones fue el centro de las diferencias entre las partes, sobre las que no se llegó a un entendimiento definido.

Medina explicó que luego de que las partes se reunieran en Caracas para definir puntos pendientes, básicamente la fecha de las elecciones presidenciales, a oposición planteaba su realización para el 10 de junio y el Gobierno para el 8 de marzo, llegándose a un punto medio y acordando que fuesen el 22 de abril.

La delegación oficialista firmó un documento sobre lo acordado en las discusiones de estos puntos y se retiró la noche del martes a Venezuela, pese a que este miércoles continuaría el proceso, en el que la oposición había solicitado su revisión y presentando luego un documento que fue rechazado por el presidente Nicolás Maduro.

“No sabemos a dónde pueda conducir el hecho que las partes no hayan podido llegar a un entendimiento. Al final tendrán que sentarse en una mesa de diálogo porque no hay otro camino para el entendimiento”, puntualizó Medina.

Invitación Vs. Articulación

El presidente de la Asamblea Nacional y vocero de la delegación opositora, Julio Borges, cuestionó el hecho que los representantes del Gobierno se hayan retirado y negado a recibir el documento presentado este miércoles a los cancilleres y presidente de República Dominicana.

“Emplazamos al Gobierno a que no cometa el paso absurdo de seguir convocando acciones unilaterales. Solo con un proceso equilibrado, transparente, justo y acordado por todos los venezolanos es que se puede tener confianza en una elección presidencial”, enfatizó Borges, a la vez que reiteró que “por apuros, por soberbias, no podemos comprometer el futuro de los venezolanos”.

Borges detalló que las diferencias entre el documento firmado por Jorge Rodríguez y el presentado por la oposición tenían que ver con los procedimientos que garantizaran el cumplimiento de lo que allí se acordara.

“No es lo mismo que yo diga 'vamos a procurar tener observación internacional', a que diga: 'la observación internacional será con tales países, en tales términos'. No es lo mismo decir que se garantizará acceso a los medios de comunicación, a que cada candidato tendrá cinco minutos en medios públicos y privados. Una cosa es una invitación y otra, una articulación que es nuestro documento”, expuso el diputado.

Las contradicciones

Entre la noche del martes y la madrugada del miércoles se anunció que el proceso de negociación continuaría. En declaraciones a la prensa, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez aseveró que ya habían condiciones electorales acordadas, como la ampliación de la observación electoral, pero la representación opositora lo desmintió y aseguró que el documento propuesto por el Gobierno no cumple con los requisitos para unas elecciones justas, libres y transparentes.

Rodríguez agregó que solicitaron añadir al documento dos puntos: rechazo a la remisión del caso del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, compromiso entre las partes para respetar los resultados de las elecciones presidenciales.

Este último punto ha sido de debate en anteriores comicios, pues si bien el respeto a los resultados está implícito, son las irregularidades antes, durante y después del proceso las que han puesto en duda los resultados y el sistema electoral.

Asimismo, acusó a la oposición de recibir presión del Gobierno norteamericano para no firmar el acuerdo, asegurando que el diputado Julio Borges recibió una llamada desde Bogotá, donde está el secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, para que no suscribieran el acuerdo.

"Si no hemos firmado es porque lo que ahí está escrito no está a la altura de los venezolanos", respondió Borges ante las acusaciones.

El también presidente de la Asamblea Nacional reiteró que la oposición no firmaría ningún acuerdo sin garantizar un proceso eleccionario con las condiciones que establece la ley y la Constitución.

"No firmaremos nada que signifique claudicar los valores democráticas de los venezolanos. Queremos garantizar (con el acuerdo) que los venezolanos puedan ejercer los derechos que les corresponden para que tengan elecciones presidenciales de verdad, no un fraude, donde cada quien pueda votar como quiera y de la manera que quiera”, agregó Borges.

El proceso de negociación en República Dominicana se realizó esta semana en medio de la espera del anuncio del Consejo Nacional electoral (CNE) sobre la fecha y cronograma de las elecciones presidenciales, luego que la Asamblea Nacional constituyente (ANC) llamara a un adelanto de estos comicios antes del 30 de abril.

Entre las exigencias electorales de la oposición siempre estuvo la reconsideración de la fecha de las elecciones, un nuevo CNE y el cumplimiento de las normas establecidas en las leyes y reglamentos electorales, así como la Constitución.

Es de recordar que en los últimos procesos, hechos de forma atropellada, el ente comicial omitió una serie de fases que perjudicaron al sector opositor, complaciendo la solicitud del oficialismo en adelantar la fecha de los comicios sin presentar un cronograma.

Por otra parte, la coalición opositora exige la apertura del canal humanitario, crisis que el Gobierno sigue negando bajo el argumento falaz de la 'guerra económica. También abogan por el restablecimiento de las funciones de la Asamblea Nacional, mientras la delegación oficialista pide el reconocimiento de la constituyente -instalada también sin seguir los parámetros constitucionales-, así como el repudio a las sanciones internacionales aplicadas a funcionarios y ex funcionarios gubernamentales.

Con este escenario, Borges señaló que el ir o no a las presidenciales "es una decisión que se escapa de nosotros”, y los precandidatos serán consultados.

  Oposición
"Si no hemos firmado es porque lo que ahí está escrito no está a la altura de los venezolanos", respondió Borges ante acusaciones de Rodríguez
 

 

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Punto de elecciones prolonga la negociación entre Gobierno y oposición en Dominicana

barra 4naranja220

Venezuela se enfrenta a nueva negociación para superar la crisis con elecciones limpias

barra 4naranja220

Desacuerdos en materia electoral traban negociaciones entre gobierno y oposición

barra 4naranja220

 

 

“El diálogo entra en una especie de receso indefinido”. Así lo manifestó el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, al explicar el por qué una vez más el Gobierno venezolano y la oposición salían de una mesa de negociación sin llegar a un acuerdo. El tema de las elecciones fue el centro de las diferencias entre las partes, sobre las que no se llegó a un entendimiento definido.
Medina explicó que luego que las partes se reunieran en Caracas para definir puntos pendientes, básicamente la fecha de las elecciones presidenciales. La oposición planteaba su realización para el 10 de junio y el Gobierno para el 8 de marzo, llegándose a un punto medio y acordando que fuesen el 22 de abril.
La delegación oficialista firmó un documento sobre lo acordado en las discusiones de estos puntos, retirándose la noche del martes a Venezuela, pese a que este miércoles continuaría el proceso y la oposición había solicitado su revisión, presentando luego un documento que fue rechazado por el presidente Nicolás Maduro.
“No sabemos a dónde pueda conducir el hecho que las partes no hayan podido llegar a un entendimiento. Al final tendrán que sentarse en una mesa de diálogo porque no hay otro camino para el entendimiento”, puntualizó Medina.
 
Invitación Vs. Articulación
El presidente de la Asamblea Nacional y vocero de la delegación opositora, Julio Borges, cuestionó el hecho que los representantes del Gobierno se hayan retirado y negado a recibir el documento presentado este miércoles a los cancilleres y presidente de República Dominicana.
“Emplazamos al Gobierno a que no cometa el paso absurdo de seguir convocando acciones unilaterales. Solo con un proceso equilibrado, transparente, justo y acordado por todos los venezolanos es que se puede tener confianza en una elección presidencial”, expresó Borges, a la vez que reiteró que “por apuros, por soberbias, no podemos comprometer el futuro de los venezolanos”.
Borges detalló que las diferencias entre el documento firmado por Jorge Rodríguez y el presentado por la oposición tenían que ver con los procedimientos que garantizaran el cumplimiento de lo que allí se acordara.
“No es lo mismo que yo diga ¿vamos a procurar tener observación internacional, a que diga: la observación internacional será con tales países, en tales términos… no es lo mismo decir que se garantizará acceso a los medios de comunicación, a que cada candidato tendrá cinco minutos en medios públicos y privados… una cosa es una invitación y otra una articulación que es nuestro documento”, expuso el diputado.
 
Las contradicciones
Entre la noche del martes y la madrugada del miércoles se anunció que el proceso de negociación continuaría. En declaraciones a la prensa, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez aseveró que ya habían condiciones electorales acordadas, como la ampliación de la observación electoral, pero la representación opositora lo desmintió y aseguró que el documento propuesto por el Gobierno no cumple con los requisitos para unas elecciones justas, libres y transparentes.
Rodríguez agregó que solicitaron añadir al documento dos puntos: rechazo a la remisión del caso del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, compromiso entre las partes para respetar los resultados de las elecciones presidenciales.
Este último punto ha sido de debate en anteriores comicios, pues si bien el respeto a los resultados está implícito, son las irregularidades antes, durante y después del proceso as que han puesto en duda los resultados y el sistema electoral.
Asimismo, acusó a la oposición de recibir presión del Gobierno norteamericano para no firmar el acuerdo, asegurando que el diputado Julio Borges recibió una llamada desde Bogotá, donde está el secretario de Estado Rex Tillerson, para que no suscribieran el acuerdo.
"Si no hemos firmado es porque lo que ahí está escrito no está a la altura de los venezolanos", respondió Borges ante las acusaciones.
El también presidente de la Asamblea Nacional reiteró que la oposición no firmaría ningún acuerdo sin garantizar un proceso eleccionario con las condiciones que establece la ley y la Constitución.
"No firmaremos nada que signifique claudicar los valores democráticas de los venezolanos. Queremos garantizar (con el acuerdo) que los venezolanos puedan ejercer los derechos que les corresponden para que tengan elecciones presidenciales de verdad, no un fraude, donde cada quien pueda votar como quiera y de la manera que quiera”, agregó Borges.
El proceso de negociación en República Dominicana se realizó esta semana en medio de la espera del anuncio del Consejo Nacional electoral (CNE) sobre la fecha y cronograma de las elecciones presidenciales, luego que la Asamblea Nacional constituyente (ANC) llamara a un adelanto de estos comicios antes del 30 de abril.
Entre las exigencias electorales de la oposición siempre estuvo la reconsideración de la fecha de las elecciones, un nuevo CNE y el cumplimiento de las normas establecidas en las leyes y reglamentos electorales, así como la Constitución. 
Es de recordar que en los últimos procesos, hechos de forma atropellada, el ente comicial omitió una serie de fases que perjudicaron al sector opositor, complaciendo la solicitud del oficialismo en adelantar la fecha de los comicios sin presentar un cronograma.
Por otra parte, la coalición opositora exige la apertura del canal humanitario, crisis que el Gobierno sigue negando bajo el argumento de 'guerra económica. También abogan por el restablecimiento de las funciones de la Asamblea Nacional, mientras la delegación oficialista pide el reconocimiento de la constituyente -instalada también sin seguir los parámetros constitucionales-, así como el repudio a las sanciones internacionales aplicadas a funcionarios y ex funcionarios gubernamentales.
Con este escenario, Borges señaló que el ir o no a las presidenciales #es una decisión que se escapa de nosotros”, y los precandidatos serán consultados.

 

Visto 953 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Febrero 2018 16:47

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Corpoelec prometió revisar la posibilidad de sustituir uno de los dos transformadores dañados en la zona. Cuatro apagones durante ...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...

El urbanista Simón Yegres y la ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano recuerdan los planes diseñados en el municipio en los que...

Un total de 6.893 personas se han visto afectadas en el estado Bolívar por las inundaciones a raíz de las crecidas del Orinoco y d...