Lunes, 13 Abril 2015 00:00

Cuba le gana el pulso a Maduro en atención en Cumbre de las Américas

 
Valora este artículo
(2 votos)
La cumbre celebrada en la Ciudad de Panamá, culminó el sábado en la noche. El evento se caracterizó por la discusión de temas comunes como la desigualdad social, sobre los cuales muchos representantes se mostraron prestos a resolver los conflictos latentes La cumbre celebrada en la Ciudad de Panamá, culminó el sábado en la noche. El evento se caracterizó por la discusión de temas comunes como la desigualdad social, sobre los cuales muchos representantes se mostraron prestos a resolver los conflictos latentes Foto @CumbrePanama

Obama anunció el sábado la solicitud que le hizo al congreso norteamericano de trabajar en una ley para levantar el bloqueo a la isla.

     
 

________________________

A6MADURO2

“Hicieron un error de cálculo de subestimación, No sabían que el comandante Chávez había construido profundo las raíces, la fuerza histórica de la revolución bolivariana”

A6CASTRO2

“Ha sido una historia complicada (...). Felicito a Obama por su valiente decisión de involucrarse con el Congreso de su país para ponerle fin al bloqueo”

A6OBAMA2

“Mi mensaje es: la Guerra Fría ya pasó (...) Nuestros gobiernos seguirán teniendo diferencias, pero seguiremos trabajando para restablecer las relaciones diplomáticas”. 

 
     

La agenda de este fin de semana estuvo marcada por el desarrollo de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá. A esta convocatoria acudieron 33 de los jefes de Estado (a excepción de Chile y de Dominica), por primera vez Cuba; ONG y más de una veintena de exmandatarios de Iberoamérica.

Este evento se dio en medio de un estancamiento económico en la región. De acuerdo con un comunicado reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el organismo ha tenido que revisar las estimaciones para este año y redujeron el promedio de crecimiento en 50 por ciento. El reflote de la pobreza y de la desigualdad social son fantasmas recurrentes en las reuniones de bloque continental.

Prosperidad con equidad fue el tema de la cumbre. Pero la agenda política, las diatribas diplomáticas y la participación de Cuba se impusieron en los discursos. La VII Cumbre de las Américas pasará a la historia como el lugar de encuentro para Estados Unidos y Cuba. Sus presidentes, Barack Obama y Raúl Castro, se estrecharon la mano e iniciaron una nueva era de la geopolítica en el continente.

Más de 50 años pasaron desde la última reunión oficial de los jefes de gobierno de EE UU y Cuba, tras su ruptura de relaciones en 1961, uno de los últimos vestigios de la Guerra Fría.

Ysrrael Camero, miembro de la directiva nacional de Un Nuevo Tiempo e historiador, destaca además la Declaración de Panamá, un documento suscrito por 28 exgobernantes latinoamericanos y españoles frente a la violación de derechos humanos en Venezuela, a partir de las protestas de febrero del año pasado.

¿Victoria nacional?
Aunque el texto no forma parte de las conclusiones oficiales de la cumbre, Camero no duda en calificar la Declaración de Panamá como “un golpe considerable al gobierno bolivariano”. El historiador sostiene que si de ganadores y perdedores se trata, Obama y Castro son los ganadores y “un deslucido Maduro” se lleva la derrota.

“Si Maduro esperaba tener un protagonismo en la cumbre no lo tuvo. Su discurso fue vacío, general, promovía la derogación de la resolución norteamericana contra los funcionarios venezolanos pero no logró nada. A lo sumo, lo que logró fue que Obama dijera que Venezuela no es una amenaza”. Y ello ocurrió en la víspera de la cumbre.

Desde la víspera de la intervención de los mandatarios, el oficialismo promovió en redes sociales la llegada de Maduro a Panamá como una “victoria nacional”.

La foto del recuerdo, entre Castro y Obama, la precedió otra imagen, también de Cuba y Estados Unidos, la del canciller de la isla Bruno Rodríguez y el secretario de Estado, John Kerry en un primer apretón de manos. No existe gráfica similar entre la Casa Blanca y Miraflores.

Otro gran anuncio en el encuentro continental: Obama indicó que dio instrucciones al Congreso norteamericano para levantar el embargo en la isla.

Lucha por la democracia

     
 

BARRA4

MÁS INFORMACIÓN

 Acercamiento de Cuba y EE UU marca comienzo de nueva era política en América

 Obama invita a los países a “escuchar a la sociedad civil”

 Raúl Castro se reúne con presidente de Cámara de Comercio de EE UU

 Apretón de manos entre Raúl Castro y Obama signa la Cumbre de las Américas

 
     

Camero apuntó que la situación de ingreso de Cuba al sistema interamericano es tanto de reflexión como de preocupación. Si bien la reincorporación progresiva de la isla representa un avance en lo económico, no solo para los gobiernos involucrados, sino para toda la región, aún las puertas no se abren por completo a la agenda política cubana.

“Esperamos que las reformas no sean exclusivamente económicas, sino que se les brinde a los cubanos libertades políticas. Eso ahorita no se está viendo, y es un punto en la agenda que queda por resolver”.

Camero resalta que los países están llamados a defender la democracia, por ser un valor que va más allá de la soberanía.

El reto para la próxima cumbre de las Américas tendrá por reto plantear los derechos humanos y las amenazas a las democracias.

     
 

Castro contra Maduro

La nueva era escenificada con un apretón de manos entre Castro y Obama en Panamá marca, según el director para las Américas de Human Rights Watch José Miguel Vivanco, “un antes y un después en las relaciones de Estados Unidos con América Latina”.

Vivanco considera que la administración Obama cometió “un grave error con el famoso decreto” contra siete funcionarios de Maduro, pero antes de llegar a la cumbre “lo corrigió”, al reconocer que Venezuela no es una amenaza para su país. Eso ayudó, a su juicio, a “desactivar la campaña montada por Maduro y el ALBA para atacar y colocar a Obama a la defensiva”.

A pesar de pedir a Obama que derogara el decreto y criticar públicamente la política intervencionista de Estados Unidos, Maduro finalmente se reunió con el presidente estadounidense en un breve encuentro en los márgenes de la cumbre.

“Raúl Castro lo dejó sin argumentos, lo dejó sin piso al hacerle un homenaje público a Obama, al decir que Obama no tenía ninguna responsabilidad (en el embargo a la isla). Lo legitimó, lo convalidó, ante todos y nada menos que el jefe de la banda, Raúl Castro”, expuso Vivanco. (DPA)

 
     

 

 

Visto 3896 veces Modificado por última vez en Viernes, 10 Noviembre 2017 13:26

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Corpoelec prometió revisar la posibilidad de sustituir uno de los dos transformadores dañados en la zona. Cuatro apagones durante ...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...

El urbanista Simón Yegres y la ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano recuerdan los planes diseñados en el municipio en los que...

Un total de 6.893 personas se han visto afectadas en el estado Bolívar por las inundaciones a raíz de las crecidas del Orinoco y d...