Sábado, 19 Noviembre 2016 00:00

Culpabilidad de los sobrinos de Maduro corrobora sospechas de complicidad estatal con el narcotráfico

 
Valora este artículo
(4 votos)
El juicio se desarrolló en una semana El juicio se desarrolló en una semana Foto AFP

Franqui Francisco Flores De Freitas y Efraín Antonio Campo Flores fueron declarados culpables por una corte de Nueva York de tratar de introducir un cargamento de droga en el mercado estadounidense, utilizando su influencia como familiares de la pareja presidencial. Pero el veredicto no es solo la confirmación de los delitos, sino la comprobación de la escandalosa pasividad institucional contra el narcotráfico.

Franqui Francisco Flores De Freitas y Efraín Antonio Campo Flores fueron declarados culpables por una   de Nueva York de tratar de introducir un cargamento de droga en el mercado estadounidense, utilizando su influencia como familiares de la pareja presidencial. Pero el veredicto no es solo la confirmación de los delitos, sino la comprobación de la escandalosa pasividad institucional contra el narcotráfico.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Imputación de los sobrinos de Maduro en EE UU por narcotráfico enmudece y aturde al Gobierno

barra 4naranja220

Fiscalía de Nueva York desestimó 'inmunidad diplomática' de sobrinos de Maduro

barra 4naranja220

Gobierno se aferra al silencio ante escándalo por narcotráfico de sobrinos de Maduro

 

El sabor de los últimos días ha sido agrio en Venezuela. Desacuerdos en donde debe haber acuerdos y la institución de la justicia desparramando injusticias. Así de extraño.

Por eso fue que Luis Carlos Díaz, estudioso de las redes y el periodismo, destacó, en la profusión de sus curiosidades, que muchos, muchísimos, de sus amigos en Facebook publicaron fotos con tragos en la mano. En la noche del viernes 18 de noviembre de 2016.

Había una razón: una sentencia, aún sin condena, pero una sentencia. Justicia, pues. La justicia que acá no ocurre así como que todos los días. La justicia que se ha vuelto rochelera y prostibularia, acatadora de rencillas para asestar las estocadas de ciertas jugarretas. Por ejemplo, a la Asamblea Nacional. Y por ende, a la voluntad ciudadana.

Por eso los tragos fotografiados de anoche. Por eso los venezolanos -muchos de ellos- recibieron con elixires la noticia del veredicto del juicio a Franqui Francisco Flores De Freitas y Efraín Antonio Campo Flores: culpables. Culpables, según una corte de Nueva York, de conspiración para traficar droga a Estados Unidos. Culpables de conspiración para manufacturar y distribuir droga en Estados Unidos.

  La Fiscalía de Nueva York pudo comprobó que Franqui Francisco Flores De Freitas y Efraín Antonio Campo trataron de introducir un cargamento de droga en el mercado estadounidense utilizando su influencia como familiares de la pareja presidencial.  


Bajo el ala protectora

No se sobredimensiona el tema a la ligera. No cuando Flores De Freitas y Campos Flores son casi hijos de la primera dama (quizás combatiente no sea el adjetivo más idóneo para ella en este momento, pues al menos hasta que se calmen los ánimos, está fuera de combate) Cilia Flores: sus casi hijos de crianza.

Fue un lapso de cúspides y descensos: hace un año que la DEA, en una operación de inteligencia, capturó a los sobrinos (conocidos a la postre, en una confluencia de palabras, con el término narcosobrinos) en Haití. Unos días antes de las elección parlamentaria en la que su tía era candidata y en la que su tía formó -como aún forma- parte de los postulados del partido que ha desarrollado la campaña más descarada en cuanto al uso de recursos oficiales y, por ende, la más corrupta de la historia de Venezuela.

El PSUV no se inmutó. El PSUV, más bien, siguió en campaña. Con el dinero del Estado. Con el dinero de los venezolanos. Por eso los venezolanos alzaron copas este viernes. También.

  Venezolanos recibieron la noticia como un fresquito porque, caramba, la rampa presidencial del aeropuerto de Maiquetía era un trampolín para los negocios de los muchachos.  


Sentimiento colectivo

Una tuitera redimensionó el análisis y determinó que con las fotos de los tragos, los venezolanos se concentraron en catarsis colectiva y saciaron una sed, la de justicia.

¿Justicia por qué, cuando ni siquiera se trata de la justicia venezolana haciendo lo que debería hacer? Ciertamente, ocupada la justicia venezolana en las zancadillas titiriteras del gobierno, una justicia externa actuó. Porque aunque hayan sido condenados en Nueva York, los sobrinos predilectos de la primera dama están ahora enfrentando un par de posibilidades: como mínimo, 10 años de cárcel. Como máximo, cadena perpetua.

  NARCOSOBRINOS3
A los Flores, la DEA les tendió una emboscada hasta que los capturó en noviembre de 2015
 

Hablando de venezolanidades y entre venezolanos, fue un fresquito. Porque la justicia extranjera tocó a los intocables. Porque de haberse sabido que los sobrinos predilectos eran narcotraficantes, ¿quién se iba a meter con ellos en Venezuela?

Fue un fresquito porque, caramba, la rampa presidencial del aeropuerto de Maiquetía era un trampolín para los negocios de los muchachos. Un fresquito porque los narcosobrinos hablaron de la necesidad de esas ganancias en el negocio para la campaña política de su madre (es decir, la tía Cilia). Un fresquito porque el caso ventiló internacionalmente al Cartel de los Soles. Un fresquito porque se asomó el nombre de Diosdado Cabello. Un fresquito porque los intocables resultaron vulnerables. Resultaron humanos. Resultaron comunes y corrientes.

Se corrobora, entonces, la tesis de Oscar Arias, el expresidente de Costa Rica y Nobel de la Paz, cuando habla del narcoestado. Se corrobora la complicidad de las instituciones gubernamentales venezolanas con los traficantes de drogas. Se corrobora, también, una de las aristas hipócritas del discurso oficialista. Se corrobora que los silencios del Presidente de la República y de su esposa son gritos que hablan de culpabilidades.

Todo eso lo vieron los venezolanos. Levantaron sus tragos y dijeron salud.

Visto 2180 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Noviembre 2016 02:16

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El precandidato a alcalde cuestionó la memoria y cuenta de Tito Oviedo, señalando a la Cámara Municipal, Contraloría y Sindicatura...

El proceso de validación de Acción Democrática coincidió con Proyecto Venezuela, partido que se retiró, y con Copei, cuyo cruce de...

La edil acompañó la protesta de vecinos del sector El Tubo en San Félix, quienes denuncian presuntas mafias en la distribución de ...

El diputado a la Asamblea Nacional destaca que los responsables del problema de la gasolina en el país son los mismos que han llev...

Aunque algunas precandidaturas no están definidas, es amplio el cuadro de aspiraciones a la Gobernación y Alcaldía, incluso dentro...