Martes, 06 Octubre 2015 00:00

FMI proyecta inflación de 159,1% y retroceso de 10% del PIB en Venezuela al cierre del 2015

 
Valora este artículo
(2 votos)
El FMI destacó que las naciones deben diversificar sus economías y orientar la política cambiaria hacia la estabilidad financiera El FMI destacó que las naciones deben diversificar sus economías y orientar la política cambiaria hacia la estabilidad financiera

El ente apunta que la caída de los precios del petróleo exacerbó los desequilibrios macroeconómicos. 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La percepción de una economía debilitada con una intensa inflación y profundos problemas productivos fue confirmada este martes por el Fondo Monetario Internacional que en su último Panorama Económico Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) proyecta que Venezuela cerrará el 2015 con una inflación de 159,1% y una recesión económica de 10%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) abrió el lunes la racha negativa de proyecciones, al estimar que Venezuela será la nación con peores resultados económicos en la región al cierre del 2015 con un 6,7% de retroceso y un desplome de 7% para 2016.

Solo Brasil con un retroceso de 2,8% este año y un 1% en el 2016 acompañaría a la nación suramericana en el desplome económico, según Cepal.

“Venezuela ya venía sufriendo graves desequilibrios macroeconómicos, algo que se ha exacerbado con la caída de los precios del petróleo", destacóGianMariaMilesi-Ferretti, director adjunto del Departamento de Investigación del FMI. El panorama pinta peor para el 2016 cuando la contracción económica sería de 6% y la inflación de 204,1%.

El informe precisa que la disminución de los precios del petróleo desde mediados de junio de 2014 ha exacerbado los desequilibrios macroeconómicos internos.

La alta inflación de Venezuela arrastra a cifras negativas las estimaciones de la región. El FMI apunta que “en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, se prevé un aumento de la tasa de inflación en 2015, peroesto refleja el fuerte aumento en el pronóstico de inflaciónde Venezuela (más de 100% en 2015) yUcrania (alrededor de 50%). Excluyendo estos países,la inflación en las economías emergentes y en desarrollo se prevé que disminuya del 4,5% en 2014 a 4,2% en 2015”.

Panorama global

El informe pone acento en la desaceleración de los mercados emergentes, principalmente reflejando la debilidad de algunas grandes economías y países exportadores de petróleo para un crecimiento mundial estimado de 3,1%, menor a la expansión del PIB en el 2014 de 3,4%.

“En este entorno global, con el riesgo de bajo crecimiento durante mucho tiempo, el WEO subraya la necesidad de formular políticas para elevar el crecimiento real y potencial”, indica el informe.

En las economías emergentes y en desarrollo, el crecimiento pasaría de 4,6% en 2014 a 4% en 2015, el quinto año de desaceleración. El FMI atribuye el debilitamiento al crecimiento más débil de los exportadores de petróleo y materias primas en general. “Además, las tensiones geopolíticas y la lucha interna en varios países siguen siendo altos, con enormes costos económicos y sociales”, indica el reporte.

La baja en las materias primas, recalca el reporte, es uno de los aspectos claves que podrían paralizar la recuperación global. El FMI destaca que la disminución de los precios “si bien beneficia a importadores de materias primas, complica el panorama para exportadores de productos básicos, algunos de los cuales ya se enfrentan a condiciones iniciales tensas (por ejemplo, Rusia, Venezuela, Nigeria)”.

Política cambiaria

El Fondo Monetario Internacional explica que muchos mercados emergentes han aumentado su capacidad de resistencia a los choques externos gracias a una mayor flexibilidad del tipo de cambio yaltas reservas de divisas, entre otros aspectos, que otorgan una posición más fuerte para manejar la volatilidad.

De allí que el organismo resalte que la política cambiaria no debe perder de vista las consideraciones de estabilidad financiera. “Al mismo tiempo, los países tienen que diversificar sus economías. Orientar reformas estructurales para aumentar la productividad y eliminar los cuellos de botella a la producción puede ayudar a los países a diversificar sus bases de exportación”, añaden. Una tarea pendiente para Venezuela con un férreo control de cambios desde hace más de una década y bajos incentivos a la producción.

 

Visto 4070 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Noviembre 2017 11:45

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.