La nostalgia por el “padre” de la revolución cubana está presente pero no más que la aspiración por una vida “normal” de libertades y realización individual.

Maduro y Morales permanecieron en silencio frente a una imagen gigante en blanco y negro del dictador cubano vestido de guerrillero en sus tiempos de la lucha de la Sierra Maestra, ante la que se inclinaron los dos presidentes al terminar su homenaje.

Decenas de miles de personas dieron la bienvenida al Papa en Holguín en el este de Cuba, la segunda estación de la visita de Francisco en la isla.

Francisco, que llegó a Cuba el sábado, cerrará su visita a la isla este martes en la vecina Santiago.

El líder cubano, retirado del mando desde 2006, cumple 88 años este miércoles, ocasión que será celebrada con conciertos y una exposición audiovisual en la Plaza de la Revolución de La Habana.