El adiós al dictador culminará el domingo cuando sus restos sean sepultados en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba

La nostalgia por el “padre” de la revolución cubana está presente pero no más que la aspiración por una vida “normal” de libertades y realización individual.