El gremio de Enfermería en Ciudad Guayana realizó la “marcha de pies descalzos”, a propósito de que muchos acuden a sus labores con zapatos rotos y degastados, pues el salario no alcanza para cubrir las necesidades básicas, menos para sus uniformes. La protesta no es más que la reiteración de una exigencia hasta ahora desatendida por el Ejecutivo, cuya indolencia ante la emergencia humanitaria se traduce, también, en la desinversión en los centros de salud de todo el país.

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...