Es el cuarto ingreso de los castrenses en las minas del municipio El Callao, el primero en lo que va de febrero. Los incidentes previos han dejado cinco personas fallecidas, una detenida y una protesta.

Las víctimas iban al sector Los Caballos de Nacupay, al sur del estado Bolívar, para rescatar a unas personas retenidas por integrantes de la banda de el Toto.

La última incursión del Ejército en las minas del sur del estado Bolívar le pone el punto final al primer mes del año, marcado por una agudización de la violencia minera. Su capítulo más reciente se escribió este martes, cuando pistoleros abrieron fuego contra un grupo de militares que ingresaron a la mina El Perú, en el municipio El Callao. El enfrentamiento dejó muertos a tres hombres de identidad desconocida, pero conocidos en el sector por los apodos de el Monoel Cher y la Tortuga.

La primera tranca del año en la carretera Troncal 10, único acceso terrestre entre el sur de Bolívar y el estado, ocurrió este martes. Familiares de quienes trabajan en una mina de El Callao pedían una fe de vida de sus parientes tras un operativo militar en la mañana en el sector Nacupay. Esta vía fue escenario constante de protestas en 2016; la última del año pasado fue a raíz del anuncio de la eliminación del billete de 100.

El muchacho de 22 años había salido desde su vivienda ubicada en Upata para ir a Guasipati a trabajar en una mina.

12 víctimas fallecieron en Sifontes y cinco en Caroní: tres en el Hospital Dr. Raúl Leoni, en San Félix, y dos en el Uyapar, en Puerto Ordaz. Médicos del centro médico de Guaiparo denuncian que el Ministerio de Salud los obligó a mantener en silencio el brote de la enfermedad para “no afectar la revolución”. 

La tranca de este martes duro más de tres horas. La exigencia sigue siendo la misma: respuesta y justicia por la muerte de dos mineros en un yacimiento ubicado al sur del estado Bolívar.

La aprehensión se practicó por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), presuntamente por pretender ingresar paramilitares en Tumeremo.

A pesar de que nueve minas de Tumeremo se mantienen militarizadas las familias de las víctimas aseguran no contar con la colaboración de los funcionarios.

La versión de otro de los testigos coincide al asegurar que un grupo de personas fue reunido en la mina y dispersados con ráfagas de tiros. Algunos fueron cortados con motosierra. El joven, que ahora anda en moto dispuesto a localizar a sus compañeros, relató que cuando llegaron los de 'el Topo' le dio tiempo de correr.

Página 1 de 3

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...