Los más de 200 pacientes que atiende semanalmente la Unidad de Diálisis José Gregorio Hernández, en San Félix, terminan pagando las consecuencias de las deudas del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, pues esta semana sus tratamientos duran un máximo de dos horas. Trabajadores de este centro de atención argumentan la reducción del servicio porque el IVSS les debe dos quincenas y el bono alimentario. 

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...