La sanción a los ediles de oposición fue hecha bajo el argumento de incumplimiento de sus funciones. Sin embargo, Castro denuncia que se trata de retaliaciones en su contra.

Familiares de Eliannys Medina Vivas, la primera víctima de la bacteria en 2017, detalla el declive de la niña: todo comenzó con un dolor de garganta que le incomodó la cena del sábado, siguió con una leve mejoría el domingo y terminó con su deceso el miércoles, en el hospital de Guaiparo en San Félix.

La enfermedad, que reapareció en abril luego de 24 años de su erradicación de Venezuela, suma 22 víctimas en el estado Bolívar. El Instituto de Salud Pública informó este viernes sobre la aceleración de los planes de vacunación, aunque sin mencionar el problema.

12 víctimas fallecieron en Sifontes y cinco en Caroní: tres en el Hospital Dr. Raúl Leoni, en San Félix, y dos en el Uyapar, en Puerto Ordaz. Médicos del centro médico de Guaiparo denuncian que el Ministerio de Salud los obligó a mantener en silencio el brote de la enfermedad para “no afectar la revolución”. 

No solo hay casos: hay víctimas. Mortales, sí. Por si las dudas. Una en concreto: Dariannys Rojas. Seis años de edad. Entró viva al hospital de Guaiparo el  9 de septiembre con toda la faringe necrosada, según detalla una pediatra. El día 10 la operaron, pero dos días después murió.

Recomiendan a las autoridades sanitarias una actuación rápida en cuanto a vacunación y suministro de antibióticos para evitar la propagación de la enfermedad, que, en Venezuela, no se reportaba desde principios de los años 90.

Jueves, 16 Junio 2016 00:00

La enfermedad del odio

Me incomoda cualquier asomo de chauvinismo, pienso que es una dolencia que encuentra su caldo de cultivo en la estupidez y se alimenta en la intolerancia religiosa, racial, sexual, y política.

El temor de morir a causa del paludismo aumenta en los familiares y pacientes al no contar con el medicamento para tratarse la enfermedad causada por el mosquito infectado del género Anopheles. “Hay personas aquí que están desde el jueves buscando un tratamiento. Ayer vinieron y no había. Vinieron hoy y tampoco, ¿Cómo puede ser que uno se vaya a morir porque no hay el medicamento?”, reclamó indignada Nexuali Vallenilla.

Jueves, 12 Mayo 2016 00:00

La enfermedad del chiste

Sin llegar al estadio de lo que la ciencia da en llamar el síndrome de Witzelsucht, el trastorno de Caruso es más un adorno que sirve de muro de contención a estas ganas de llorar en la que se ha convertido Venezuela.

Mario Casado, médico radiólogo, ofreció un diagnóstico del servicio médico en la entidad, cuya red pública no ofrece equipos para resonancia magnética.

Página 1 de 3

Francisco Virtuoso contradice al Gobierno: “No puede hablarse de paz social cuando el Gobierno no garantiza la salud, la educación...

Una nota de prensa de la Zona Educativa del estado Bolívar indicó que solo asistieron a las aulas 5.180 alumnos de preescolar y pr...

Cifras irregulares sobre la matrícula nacional, poco mantenimiento a las escuelas y un improvisado currículo educativo en bachille...

Cuando intentaban robar por séptima vez el plantel, ubicado en el sector homónimo, los funcionarios les capturaron in fraganti a l...

Entre el 5 de agosto y el 10 de septiembre ocurrieron los embates del hampa, que cargaron con computadores, aires, y hasta comida....