Martes, 26 Junio 2018 00:00

“Mi hija está sufriendo con mucho dolor porque un medicamento me cuesta 5 millones y no los tengo”

 
Valora este artículo
(0 votos)
Familiares de pacientes siguen sin respuesta ante la crisis hospitalaria en Guayana Familiares de pacientes siguen sin respuesta ante la crisis hospitalaria en Guayana Fotos William Urdaneta
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Madres en el Hospital Uyapar: “A cada rato se muere un niño”

barra 4naranja220

Médicos, enfermeras y ciudadanos se unen para exigir hospitales dignos para Ciudad Guayana

barra 4naranja220

Crisis sanitaria y migración de venezolanos han afectado a países vecinos con importación de enfermedades endémicas

 

“Mi hija está sufriendo con mucho dolor, un medicamento me cuesta 5 millones y no tengo los recursos”. Con lágrimas en los ojos, Oneida Aguei relata su testimonio con la esperanza de recibir ayuda. Su hija de 19 años y su nieto de tres años sufrieron quemaduras de segundo grado por una fuga de gas en su casa, en la vía a Upata.

Lleva 10 días en el Hospital Uyapar y solo le han hecho limpieza una sola vez. Ha tenido que pedir ayuda para que ambos reciban atención. El niño está mejor. Su hija es la que está más delicada por falta de tratamiento, uno de los antibióticos que le pidieron es penicilina sulbactam.

“No tengo los recursos. Vendíamos chupetas, estamos solos y aquí no hay recursos, no hay nada, algunas enfermeras son las que me han ayudado mucho”, agregó.

En las afueras del Hospital Uyapar, mientras las enfermeras protestaban por salarios dignos, familiares de pacientes se acercaban a exponer su testimonio y la crisis del hospital.

Héctor Moreno, padre de Hecmanuel (6 años), paciente con EVC (evento cerebro vascular) hemorrágico, denunció que después de 45 días de hospitalización, le dijeron que el Uyapar no estaba en condiciones para que su hijo sea operado.

“La situación es grave porque diariamente mueren niños que ingresan al hospital porque no hay especialistas”, comentó Moreno.

Uno de sus temores es que su hijo se contamine en el centro asistencial en vista de la crisis sanitaria. Hay otros miedos: las complicaciones para un eventual traslado y que tenga que ser intervenido en otro centro de salud.

Todos los familiares coinciden en la falta de recursos. Milagros Hernández tiene a su hija con fecha de cesárea para el próximo jueves y debe llevar todo el kit. Aunque lo consiguió a un menor precio con ayuda de parientes, el presupuesto estimado es de 50 millones de bolívares en efectivo.

Siguen muriendo niños

  HEctorMoreno
Héctor Moreno tiene a su hijo desde hace tres meses con ECV hemorrágico y los hospitales en Ciudad Guayana no están en condiciones para operarlo
 

Sobre la mortalidad infantil no hay registros oficiales, solo un estimado que hacen los familiares por lo que ven diariamente. Las madres calculan que diariamente mueren entre tres y cuatro niños por falta de medicamento o atención médica.

“En 34 días que llevo en el hospital han muerto más de 60 niños”, comentó una de ellas. La falta de oxígeno sigue siendo uno de los tantos problemas en el Uyapar.

Las denuncias de los familiares incluyen el tema de la negligencia médica. Yovanny Araujo denunció que a su hija, faltando dos semanas para dar a luz, le suministraron un medicamento que le causó un paro cardíaco y murió la bebé en el vientre de su madre, quien está delicada. Otros bebés han fallecido antes del parto por falta de un kit de cesárea.

Dos cucharadas de proteína

Así como en el Menca de Leoni, con más de dos meses cerrado, al Hospital Uyapar están acudiendo niños con desnutrición, pero acudir al centro de salud pública no ha sido la solución, la alimentación que recibe es igual o peor que la de sus hogares.

Personal de salud comentó a Correo del Caroní que los niños no reciben ni la mitad de las proteínas que necesitan según su edad, apenas consumen dos cucharadas de lo que requieren.

La medicación que llegan a recibir suele ser más fuerte que la alimentación y ello conlleva a que su condición no mejore, menos si es desnutrición.

“No se están alimentando ni en sus casas ni en los hospitales. Antes se daba lactancia materna en los hospitales, ahorita no hay nada para darle a un niño que su mamá no pueda amamantarlo. La sopa y los jugos son agua”.

La situación de los hospitales es en todo el país, mientras pacientes y familiares sufren por la falta de medicamentos e insumos, médicos y enfermeras terminan por renunciar ante la imposibilidad de ofrecer una atención de calidad y recibir bajos salarios, lo cual le complica también su subsistencia diaria en una Venezuela en crisis.

HecmanuelWEBHecmanuel lleva tres meses esperando por una operación por un ECV hemorrágico

Visto 6171 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Junio 2018 23:34

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...