Jueves, 08 Marzo 2018 00:00

Personal de hospitales Uyapar y Guaiparo protestó por mejores condiciones de trabajo y de atención médica

 
Valora este artículo
(0 votos)
La lucha por salarios y espacios dignos para trabajar se ha radicalizado desde el año pasado, sin que los trabajadores de la salud sean escuchados por el Estado La lucha por salarios y espacios dignos para trabajar se ha radicalizado desde el año pasado, sin que los trabajadores de la salud sean escuchados por el Estado Fotos William Urdaneta

@OrianaFaoro

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Médicos de Guaiparo denuncian que el hospital funciona con un solo quirófano

barra 4naranja220

Más de 40 niños han muerto de hambre este año en el hospital de Guaiparo

barra 4naranja220

Médicos de Guaiparo han llegado a operar con linternas de celulares ante precariedad en los quirófanos

 

Con pancartas, pitos y una bandera de Venezuela, personal obrero y de enfermería de los hospitales Dr. Raúl Leoni y Uyapar protestó dentro del primer centro asistencial de Guaiparo este miércoles en la mañana. Pésimas condiciones laborales, bajos salarios y persecución son las causales de una protesta que parece no tener fin para el personal de salud en Venezuela.

Maritza Moreno, secretaria general del Colegio de Enfermeras de Ciudad Guayana, reveló que el Hospital Dr. Raúl Leoni no tuvo agua durante los cinco días en que casi todo San Félix estuvo a secas por fallas eléctricas en el Golfo 2 del acueducto de Macagua. Es decir, el Estado no tuvo previsiones de enviar cisternas para el hospital más grande que atiende la mitad de Ciudad Guayana y estados vecinos.

“En el área de emergencia no hay aire acondicionado, y sin ventilación ni agua, eso está putrefacto, porque además hay sobrepoblación de pacientes”, recalcó Moreno, desde la entrada del centro médico, ubicado en el barrio Guaiparo de San Félix.

La jornada de este miércoles corresponde a un ciclo de manifestaciones que emprende el personal de ambos hospitales públicos, para insistir en la crisis sanitaria que el gobierno central se empeña en negar, pero que sigue cobrando la vida de cientos de pacientes en toda Venezuela. Solo en Guaiparo, por ejemplo, han muerto más de 100 pacientes entre el 1 de enero y el 6 de marzo, por falta de insumos.

Muchos pacientes y familiares de pacientes se acercaron a apoyar la manifestación, como Omagda Leiva, madre de un joven con trasplante de riñón, hospitalizado porque no encuentra ninguno de los inmunosupresores que debe tomar para su control. “Hoy estoy poniéndole la quinta unidad de sangre, que hemos tenido que comprar en 1.500.000 bolívares porque ni sangre hay en este hospital. Se necesita abrir el canal humanitario aquí, porque los pacientes se están muriendo”, enfatizó, al revelar que en la sala donde está recluido su hijo murieron cinco pacientes este miércoles.

Falta personal

Moreno ratificó lo declarado por los médicos del Hospital Dr. Raúl Leoni el martes: el hospital funciona con el 40% del personal, y también sucede en el área de enfermería. Zonas que deberían ser atendidas por 30 enfermeras, como hospitalización pediátrica, son atendidas por seis o siete profesionales.

  FAMILIAR
Omagda Leiva denunció haber tenido que comprar una bolsa de sangre en 1.500.000 bolívares, pues en Guaiparo no había reactivos para realizar la transfusión con los donantes voluntarios
 

“El estándar de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que una enfermera debe atender seis pacientes en condiciones estables, pero aquí en Guaiparo ha ocurrido que dos enfermeras atienden a 60. Es extenuante. La decisión más difícil es descuidar un paciente por ir tras otro que está grave, pero en ese proceso se puede morir mucha gente y eso escapa de nuestras manos”, alertó la gremialista.

“Hay una persecución laboral muy fuerte para el personal que se queda, de cumplir con su jornada, porque mucha gente ni siquiera renuncia sino que se va. Por un sueldo de 400 mil bolívares al mes, que llega a 1 millón con la cestaticket, no vale la pena pasar por tanto trabajo”, especificó la vocera, al recordar que el personal tampoco tiene transporte fijo, desde que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) no renovó el contrato con la empresa que hacía traslado del personal para 2018. El pago de este servicio lo ha asumido Fundación Lala, para auxiliar a los dos únicos hospitales públicos de Ciudad Guayana, pero sigue existiendo el vacío de una respuesta central, así como también lo hay para la falta de dotación de insumos y mantenimiento.

Guaiparo funciona con uno solo de los 12 quirófanos que hay disponibles, tiene fallas con la planta eléctrica y no cuenta con suficientes camas hospitalarias.

Colapso en Uyapar

Ángel Rivas, trabajador administrativo del Hospital Uyapar, acompañó la protesta y reveló que en este centro asistencial está cerrada la terapia intensiva de adultos desde hace tres semanas porque no funcionan los equipos ni hay medicamentos. “Estamos exigiendo a las autoridades que atiendan al hospital, porque eso quiere decir que no hay terapia intensiva de adultos desde Tucupita hasta el sur de Bolívar, porque todos los pacientes son referidos a Guayana”, especificó.

Empleadas expusieron además que no tienen insumos de limpieza para desinfectar quirófanos, lo cual ha proliferado abscesos en pacientes y trabajadores, que también están expuestos a los riesgos de fumigar el área sin equipos de protección adecuados.

En el área de Nutrición y Dieta, denunciaron que solo están repartiendo arepas con poca proteína y ningún líquido. “Las proteínas las sacan solo al mediodía y son solo menudencias: huesitos, chupeticas y alitas de pollo, una alimentación desbalanceada para los pacientes”, dijo la trabajadora del área Luisa Méndez.

La secretaria del Colegio de Enfermeras de Guayana emplazó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) a investigar también a los revendedores de medicamentos que operan en las entradas de ambos hospitales de la ciudad. “Aquí venden hasta las suturas con el logo del Seguro Social, ¿Cómo llega a sus manos? Nadie investiga ni sanciona eso, pero al personal sí”, lamentó.

Los trabajadores de la salud seguirán denunciando las irregularidades con la esperanza de obtener respuestas satisfactorias para evitar el aumento desmedido de la mortalidad en los hospitales, así como lograr reivindicaciones laborales.

Visto 3743 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Marzo 2018 01:11

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...