Martes, 30 Enero 2018 00:00

Codevida: Denegación de mecanismos de asistencia internacional empeora severos daños a la salud

 
Valora este artículo
(0 votos)
En los hospitales de Ciudad Guayana, la atención está seriamente comprometida por la falta de insumos y movilización del personal En los hospitales de Ciudad Guayana, la atención está seriamente comprometida por la falta de insumos y movilización del personal FOTO William Urdaneta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) rechazó este lunes, a través de un comunicado, las declaraciones de las autoridades del gobierno venezolano que insisten en negar la situación de emergencia humanitaria que vive el país y que ha provocado la muerte de cientos de venezolanos, así como el deterioro del estado de salud de la población en general.

La reacción devino de las más recientes declaraciones de la presidenta de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, quien declaró el domingo durante una entrevista en el programa José Vicente Hoy, que transmite Televen, que “Venezuela no está para mendigar, Venezuela tiene posibilidades y tiene además la capacidad de adquirir los medicamentos, los alimentos”.

Atribuyó, sin embargo, la imposibilidad de adquirir las medicinas y los alimentos tras años de severa escasez, a las sanciones internacionales, que son individuales y recaen solo sobre los funcionarios sancionados por el gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea.

Pero no es la primera vez que Rodríguez desestima la crisis humanitaria en el país. En 2017, durante su primer discurso como presidenta de la ANC, dijo que "en Venezuela no hay hambre, en Venezuela hay voluntad... aquí no hay crisis humanitaria, aquí hay amor".

El discurso que desestima la ausencia de medicamentos, el brote de enfermedades y los crecientes casos de desnutrición es común entre los funcionarios gubernamentales.

  Desde 2013, Codevida ha advertido sobre la existencia de una profunda crisis en la atención sanitaria y nutricional de la población venezolana debido al grave colapso de los sistemas de salud y de abastecimiento a nivel nacional  

En ese sentido, la organización responsabilizó al gobierno de las muertes y severos daños a la salud y al estado nutricional de los grupos de población más afectados, ocurridas a diario y en creciente aumento durante las últimas semanas, “a no ser que cumplan con su obligación de recurrir a los mecanismos de asistencia y cooperación de organismos internacionales, los cuales se encuentran a la espera de respuesta, así como todos los venezolanos en su derecho a exigirlos”.

Codevida aseveró que el gobierno no puede alegar que se tiene la capacidad de solucionar la emergencia “cuando las mismas autoridades han demostrado que no cuentan con los medios financieros, institucionales y técnicos para asistir a la población de forma perentoria, al tomar medidas de reducción drástica de los recursos para importaciones en salud y alimentación, la inhabilitación o cierre de una gran cantidad de centros de salud públicos en todas las entidades regionales por falta de personal y de insumos, y el racionamiento severo de tratamientos, insumos médicos y nutricionales importados y distribuidos de manera discriminatoria, conduciendo a que todas las personas excluidas sean condenadas al sufrimiento físico y mental y a perder la vida sin acceso a otras vías que no sean las importaciones, bajo el monopolio del Estado”.

  En Guayana, la epidemia de malaria se desbocó por falta de medicamentos y cerco epidemiológico. A la par, reaparecieron casos de difteria y sarampión  

La organización recalcó que no existe ninguna razón aceptable para que el gobierno se niegue a utilizar los mecanismos de asistencia y cooperación internacional que están a su disposición y activarlos de inmediato.

Alertas sostenidas desde 2013

Desde 2013, Codevida ha advertido sobre la existencia de una profunda crisis en la atención sanitaria y nutricional de la población venezolana debido al grave colapso de los sistemas de salud y de abastecimiento a nivel nacional, “que fue escalando velozmente hasta transformarse en una emergencia de características humanitarias en 2016 por la ausencia de respuesta del gobierno nacional y la negativa permanente al uso de la asistencia y la cooperación a disposición del Estado venezolano en los organismos internacionales de los cuales es miembro”.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Unicef exige más esfuerzos y transparencia al régimen para superar la desnutrición infantil

barra 4naranja220

Médicos denuncian ‘cierre técnico’ del Hospital Dr. Raúl Leoni por falta de insumos

barra 4naranja220

ONG alertan sobre aumento de muertes y agonía de pacientes trasplantados por falta de medicamentos

barra 4naranja220

 

En 2017, señalan, por la instalación de la mesa de negociación entre el gobierno y la oposición a través de la facilitación de un grupo de cancilleres, Codevida presentó un conjunto de mecanismos “concretos, viables y expeditos” que pueden activarse a través de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), “en vista de la gran cantidad de personas que por más de un año se encuentran privadas de medicinas, servicios de salud y suplementos nutricionales, enfrentando una muerte inminente o severos daños a su integridad física de no implementarse estos mecanismos con carácter de urgencia”. 

La organización sostuvo que no comparte los llamados públicos a medidas de “intervención humanitaria” planteadas por algunos actores de la oposición y manifestó que la asistencia y la cooperación internacional de carácter humanitario “constituye un cuerpo de conocimientos y acciones dirigidas a socorrer, asistir y proteger a la población de manera imparcial e independiente de intereses políticos o económicos, teniendo como prioridad absoluta la vida y el bienestar de las personas en situaciones de gran sufrimiento o daño para las cuales no existen o son insuficientes las capacidades internas sin importar las circunstancias que las hayan generado”.

Codevida recalcó que los principios humanitarios de imparcialidad e independencia de la asistencia y la cooperación ofrecida por los organismos internacionales, “no eximen de responsabilidades a los Estados cuando rehúsan permitir su implementación con la rapidez y las condiciones de transparencia y participación necesarias, teniendo plena consciencia de la gravedad de la situación y estando en sus manos el poder de salvar las vidas de más de 300 mil personas en condiciones de salud crónica (Hemofilia, Trasplantados, personas con Cáncer, Esclerosis Múltiple, Parkinson, Hipertensión Pulmonar, Colitis Ulcerosa, Personas en Diálisis, entre otras) y de 77 mil personas con VIH por la ausencia de Antiretrovirales, y la asistencia de unas 4 millones de personas con serios problemas para acceder a sus tratamientos, entre los cuales se encuentran diabetes e hipertensión”.

Visto 1793 veces Modificado por última vez en Miércoles, 31 Enero 2018 03:52

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...