Miércoles, 25 Octubre 2017 00:00

Más de 60 personas con paludismo en Las Batallas reconfirman descalabro sanitario en Caroní

 
Valora este artículo
(1 Voto)
El censo de número de enfermos fue realizado por las monjas salesianas del Centro de Capacitación Laboral Monseñor Zabaleta, en Las Batallas El censo de número de enfermos fue realizado por las monjas salesianas del Centro de Capacitación Laboral Monseñor Zabaleta, en Las Batallas FOTO: ANÍBAL BARRETO

@OrianaFaoro

Al menos 67 personas del sector Las Batallas, en San Félix, padecen paludismo. Las hermanas Salesianas pertenecientes al Centro de Capacitación Laboral Monseñor Zabaleta, ubicado en la zona, se encargaron de hacer un censo aproximado, casa por casa, y documentaron una cantidad nunca antes vista de contagios de malaria en la comunidad que agrupa a más de 100 familias.

La desesperación les embarga. “Tengo dos semanas con paludismo y en el módulo de Manoa me dieron nada más la pastilla blanca (cloroquina). Me falta la mitad del tratamiento y no aguanto la fiebre, la tembladera que me da porque no tengo fuerzas…”, relató Lixi Manzano, vecina de Las Batallas.

El Distrito Sanitario está repartiendo dosis de cloroquina, pero es la primaquina la que está desaparecida de los ambulatorios. La escasez obliga a los pacientes a retornar constantemente a buscar una dosis que no saben cuándo recibirán.

La primaquina es la medicina utilizada para prevenir la repetición del paludismo, tanto en las infecciones por el parásito Plasmodium vivax como en aquellas causadas por el Plasmodium falciparum. Su escasez explica la razón de la existencia de pacientes en Ciudad Guayana que padecen la enfermedad hasta más de tres veces.

Sor Julieta Martínez, del Centro de Capacitación, informó que en el recorrido casa por casa en Las Batallas contabilizaron también un fallecido por malaria: un adulto joven que no lograron identificar, que murió el domingo pasado. Este miércoles, dos personas fueron trasladadas al hospital al descompensarse por la enfermedad que deteriora el sistema inmunológico.

Las monjas y los residentes se pronunciaron este miércoles para exigirle al Distrito Sanitario que se entregue el tratamiento completo en los centros asistenciales, y así frenar la epidemia.

“Tengo 31 días con paludismo y ya he bajado 14 kilos. Esta enfermedad no da hambre ni sueño. Me dieron la mitad del tratamiento en (el ambulatorio de) Vista Al Sol y después, más de lo mismo. ‘Ven mañana, y ven mañana…’. ¿Adónde mandan ese tratamiento pues? ¿No ven que aquí la gente está enferma?”, recriminó el vecino Jesús Ramírez.

El sector Las Batallas se suma a las zonas que reclaman desatención del Estado ante la epidemia de malaria que tomó a Ciudad Guayana desde el año pasado. Según cifras del propio Ministerio de Salud, la escalada de contagios locales entre 2015 y 2016 fue de 800%.

paludismo rotafolio
El medicamento que está desaparecido de los ambulatorios del Estado es la primaquina

Denuncian reventa ilegal

Solo los ambulatorios de Manoa, Vista al Sol, en San Félix; y en el de Core 8, en Puerto Ordaz, surten el tratamiento contra la malaria.

Los vecinos enfermos denunciaron que, mientras en los centros de salud públicos no hay primaquina, en los mercados de San Félix se puede conseguir un blíster de 10 pastillas desde 100 mil bolívares.

El tratamiento anti malárico es importado y distribuido exclusivamente por el Estado, de acuerdo con normativas del Ministerio de Salud. Recientemente, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se ha sumado para encargarse de la distribución de los medicamentos, según reportes de doctores de Guayana y Upata. El control militar no ha significado el cese de la reventa ilegal.

Por otra parte, una nota de prensa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Venezuela, indica que en lo que va de octubre, el organismo ha entregado al Estado venezolano 1 millón 100 mil tabletas de primaquina y 1.500 ampollas de artesunato; este último, exclusivo para el tratamiento contra la especie falciparum.

La dosis de primaquina dependerá de cada paciente. Asumiendo que se repartan 10 tabletas por enfermo, solo este mes ha debido estar disponible el tratamiento para 110 mil personas en Venezuela. Sin embargo, no hay cifras oficiales de contagios en el país para determinar si esto es suficiente para la epidemia o no.

El último reporte de la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología, en el país se presentaron 117.209 contagios de paludismo hasta julio.

siegle
Melvin Siegle, vecino y paciente de paludismo, tuvo que buscar medicamentos a Delta Amacuro, donde consiguió tratamiento solo contra el parásito vivax, pese a que tiene el mixto. “Al menos me dieron eso y no me dijeron ‘no hay’ como aquí”.

Fumigación inexistente

La comunidad también ser tomada en cuenta con la fumigación casa por casa para eliminar el mosquito. “Nosotros agarramos la enfermedad aquí, y no en ninguna mina”, afirmó preocupado Luis Paredes, del consejo comunal del sector I.

En los años 50, el entonces ministro de Salud, Arnaldo Gabaldón, erradicó la malaria de Venezuela con el uso del dicloro difenil tricloroetano (DDT) como agente fumigador.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

“A mis cinco hijos les ha dado paludismo. Esta es la segunda vez que me da a mí”

barra 4naranja220

Al menos 65 personas han muerto de paludismo en Bolívar este año

barra 4naranja220

Movimiento Ecológico exige al MinSalud medidas urgentes para contener el paludismo en Guayana

barra 4naranja220

 

Las políticas de fumigación y abatización casi se han extinguido de la región. La dirigente política Pastora Medina, quien acudió al pronunciamiento de la comunidad, aseguró que actualmente el Distrito Sanitario fumiga con vehículos prestados por Ferrominera y que tampoco disponen de suficiente cantidad de líquido para fumigar, lo cual dificulta la periodicidad del proceso.

“Con fumigar en la calle no hacen nada, tienen que entrar en las casas. Nosotros vamos a luchar con la comunidad, porque tienen que fumigar y dar el tratamiento completo. Es un derecho”, cerró sor Marisol Docampo, hermana salesiana del Centro de Capacitación Laboral Monseñor Zabaleta.

Los vecinos no descartaron salir a protestar en los próximos días de no recibir respuesta de las autoridades, no sin antes dirigir una petición por escrito al Distrito Sanitario N° 2, perteneciente al municipio Caroní.

Visto 2087 veces Modificado por última vez en Miércoles, 25 Octubre 2017 20:23

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...