Martes, 04 Septiembre 2018 00:00

¡Vuele alto, doctor!

No me queda duda de que la muerte auto infligida del doctor Amundaray es otra muerte que achacarle al régimen venezolano. ¿Hasta cuándo? ¡Vuele alto, doctor Amundaray, gracias por tanto!

El doctor Marlon Canelón plantea que en el país es prioritario invertir, como mínimo, 4% del presupuesto nacional en todos los niveles y unificar criterios en torno a la atención médica.

La Sociedad Venezolana de Anestesiología reclama justicia tras el asesinato del doctor Pablo Asuaje, de 44 años, la noche del 1 de enero en Puerto Ordaz. El crimen ha conmocionado al gremio médico levantando su voz contra la delincuencia que impunemente azota al país y la vulneración del derecho a la vida.

Los dos decesos, ocurridos la semana pasada en el Hospital Raúl Leoni de San Félix, elevan a 23 las muertes maternas en Ciudad Guayana en 2017.

Uno de los fallecimientos estuvo vinculado a complicaciones del paludismo que padecía la embarazada. Este hospital, principal centro asistencia de San Félix, padece la misma escasez de medicamentos anti maláricos de la región.

El Instituto de Salud Pública (ISP) ordenó reservar el medicamento primaquina solo para pacientes nuevos de paludismo. A quienes reinciden en la enfermedad le dan tratamiento solo para tres días, y luego deben hacerse la prueba nuevamente para recibir el resto, gestión para la que tampoco hay microscopistas ni reactivos suficientes.

La escasez de medicamentos y serias fallas sanitarias, como presencia de moscas y falta de agua, llevaron a los doctores de este centro médico universitario de Ciudad Bolívar a pronunciarse para exigir la apertura de un canal humanitario.

El investigador y doctor de Formación, Empleo y Desarrollo Regional, José María Fernández, apunta al desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco como alternativa para recuperar a Guayana, donde el empleo decente y la productividad se han extinguido.

El evento será este viernes en el Centro Comercial Galería Las Trinitarias, en la carrera Upata.

Los delincuentes fueron detenidos por funcionarios del CCP Simón Bolívar.

La carestía de implantes articulares es mayor desde agosto de 2014, relegando a los pacientes a soportar dolores y a refugiarse en bastones o sillas de ruedas.

Página 1 de 2