Los trabajadores desconocen si existe orden de detención en contra de los dirigentes sindicales, pero aseguran que se repite el patrón del arresto de González en 2009, cuando fue acusado de instigación a delinquir, agavillamiento, violación de la zona de seguridad y daños al patrimonio público y encarcelado durante dos años. Los militares irrumpieron en la casa del dirigente tumbando un paredón. La huelga, que comenzó la semana pasada, tenía como fin exigir dotación de uniformes y de implementos de seguridad.

La verdad, la realidad, la justicia y la moral de la nación, jamás podrá dar la razón a este gobierno demagogo.

Las manifestaciones iniciadas en febrero en rechazo a la inflación, la escasez de alimentos y medicinas y la inseguridad, han dejado asimismo 42 muertos, entre ellos nueve policías y guardias nacionales y un funcionario de la Fiscalía.

El procedimiento se realizó en el barrio San José de Chirica, donde fue incautado un vehículo Ford, placas 052XBI, solicitado desde el 11 de mayo por robo.