Gremios de ganaderos atribuyen el foco de enfermedad vesicular a la falta de vacunas. Las dosis aportadas por los organismos gubernamentales cubren solo la tercera parte del rebaño nacional.

Dirigentes del sector agrícola y ganadero aseguran que temen hacer denuncias ante los cuerpos de seguridad, pues piden pruebas y testigos y, finalmente, son delatados ante los delincuentes.

La actual crisis de agua en el país producto de la sequía y la falta de previsiones por parte del gobierno complica el panorama alimentario, atizado por la escasez de divisas y las condiciones adversas de la economía criolla. 

“Mientras no se tomen medidas y todo sea retórica, las colas van a seguir”, advierte el vicepresidente de Fedenaga y Fedeagro.