En Venezuela un almuerzo puede costar más de dos millones de bolívares y el salario mínimo al mes es de tres millones, así que para alimentar a una familia y comprar una canasta alimentaria básica serían necesarios por lo menos 100 sueldos mínimos. ¿Irse a Colombia para sobrevivir o quedarse para morir de hambre? Para algunas madres la segunda no es una opción. Historias desde un comedor comunitario en Cúcuta. 

El tercer capítulo de la serie “Huérfanos de la Salud” devela insuficiente capacidad estatal para atender a niños con desnutrición grave en centros de rehabilitación nutricional.

Los cuestionamientos se centraron sobre el destino de los alimentos, en consideración de las muertes por desnutrición y consumo de yuca amarga.

La ola de expropiaciones, la corrupción, la escasez de divisas y el control político a las empresas desplomaron la producción de alimentos en Venezuela, vaciaron los anaqueles y sumieron al país en un hambre que tensa los hilos de la conflictividad social, enflaquece a los venezolanos y los lleva, incluso, hasta la muerte. Así se vive el Día Mundial de la Alimentación en Venezuela.

Según la Encuesta Sobre Condiciones de Vida (Encovi) 2015, la inflación alimentaria aumentará desnutrición y mortalidad.

Diputados de la Unidad iban a entregar un documento ante la FAO y los funcionarios no los recibieron, la misiva tuvo que ser dejada en recepción. 

La ruptura del orden mínimo social de hace un año quedó tatuada en la mente de los guayacitanos, sobre todo en la avenida Manuel Piar, de San Félix. Los saqueos que son noticias en otras partes del país ocurrieron allí, donde viven, donde trabajan, donde transcurre su rutina como comerciantes y compradores. La escasez, el hambre y la delincuencia no es lo único a lo que temen; viven en una angustia diaria por otro estallido.

Henrique Capriles recuerda que la situación venezolana se ha denunciado desde hace tres años y que la prioridad es superar la debacle económica.

Jueves, 12 Mayo 2016 00:00

Doble carga

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen bien por ignorancia, sino por falta de dinero, pero mientras pasa la coyuntura, bueno es administrar la carga con algo de información, actitud y creatividad.

Jueves, 05 Noviembre 2015 00:00

Invitación a desayunar a la FAO

Bueno señores de la FAO, la agenda oculta de esta invitación es preguntar si es posible revocar ese reconocimiento que le hicieron a Venezuela por el deber cumplido, pues la verdad es que estamos comiendo mal los venezolanos.

Página 1 de 3

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...

Este jueves se inauguró la segunda sede de Pasapalos Express en el Centro Comercial El Tiamo. Sus dueños destacan este negocio de ...

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria. ...

Ambos productos están siendo comercializados desde la semana pasada en los principales clientes de cadenas de supermercados, farma...

La labor del grupo clínico Ceciamb con sus jornadas médicas a favor de los niños y la promoción de valores en el personal es el cu...

Deportes, música, baile y literatura serán algunas de las disciplinas que harán parte de la celebración en la Plaza Aluminio. ...

La tarifa para este trayecto inicia en 1.700.000 bolívares, con impuestos incluidos. La empresa anunció que estarán disponibles pa...