Domingo, 13 Marzo 2016 00:00

Disciplina alimentaria

 
Valora este artículo
(1 Voto)
“A las 5:00 de la tarde tienen la cita puntual con el té y una simpleza como el establecimiento de un horario ayuda a dibujar esa imagen confiable que tenemos de los habitantes de Inglaterra” “A las 5:00 de la tarde tienen la cita puntual con el té y una simpleza como el establecimiento de un horario ayuda a dibujar esa imagen confiable que tenemos de los habitantes de Inglaterra” Foto cortesía beneficiosdelte.es

Linny Suárez compara las costumbres y rigurosidades de ciertos pueblos en cuanto a su alimentación con el descontrol que, en estos momentos, y acentuado por la escasez, vive el venezolano.

ly homeNUEVALa crisis es un momento próspero. No es un oxímoron. En momentos críticos muchas ideas han florecido. Incluso se han consolidado

Vamos a revisarnos. Tenemos hábitos que ya no vibran ni con la realidad del país ni con la realidad del planeta. ¿Cuánta masa de harina precocida botaban en sus casas solo porque el frío la quemó? ¿Lo volverías a hacer? El planeta está exigiendo consciencia en el uso del agua, de la energía, de los recursos y también de la comida.industrias durante coyunturas difíciles. Lo escribo como respuesta a quienes cuestionan que hablemos de “gastronomía en tiempos de escasez”. Sosegado energúmeno

Es nuestra esencia, dicen. La cocina venezolana es relajada y compleja como sus creadores porque nuestro gentilicio siempre apuesta por los caminos verdes. No pasa nada. Ponemos nuestras propias reglas. Pero, ¿y si cambiáramos esas reglas? ¿Qué pasaría si gracias a la escasez -y no a pesar de ella- el venezolano comienza a valorar diferentemente?

Traiciones culinarias implacables de otras latitudes dan fe de la norma que rige pueblos como, por ejemplo, el inglés. A las 5:00 de la tarde tienen la cita puntual con el té y una simpleza como el establecimiento de un horario ayuda a dibujar esa imagen confiable que tenemos de los habitantes de Inglaterra.

Si miramos en otra dirección, nos encontramos con el término kosher. Éste se refiere a la comida apta o adecuada para ser consumida según los preceptos contenidos en la Torá de los judíos.

gastrologo

Al ser consultado sobre las razones para respetar un código alimentario tan antiguo que puede parecer obsoleto, un rabino simplemente contestó: Dios lo ordena. No obstante el sacerdote judío agregó que también es una alimentación más saludable debido a la rigurosa vigilancia en sus procesos de producción, pero sobre todo la recomendó porque es un camino para aprender la disciplina. Si alguien forma el hábito de cuidar lo que come y cómo lo come, puede extenderlo a otros ámbitos de la vida, explicó.

Los musulmanes también tienen un código alimentario. Noten que digo alimentario y no alimenticio, porque según los entendidos, alimenticio se refiere a lo que tiene la propiedad de alimentar, mientras que lo alimentario es lo que tiene que ver con los alimentos y con sus procesos e impactos. El código podría ser alimenticio si solo fuese una receta nutricional, pero la norma que los regula se basa en argumentos culturales, religiosos y morales.

Además, ambos grupos de observantes comparten el respeto de la pauta alimentaria por convicción. Honran su creencia con sus acciones y no me imagino a alguno de ellos atragantándose de carne de cerdo y luego poniendo miles de excusas para su comportamiento. Tristemente, al mismo tiempo es sumamente fácil imaginar un venezolano diciendo algo y haciendo otra cosa. Nos cuesta la austeridad, el rigor, la disciplina. En la cocina y en la vida.

La lógica criolla pregunta ¿por qué hablar de comida si no hay? Pero la lógica que nos va a sacar adelante como país preguntaría: ¿Dónde hay comida? ¿Cómo podemos multiplicar lo poco que hay? Ahora que no hay comida suficiente, ¿qué haremos? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Con quién?

Imaginen -por un momento- una Venezuela disciplinada, que usa asertivamente sus recursos, sus talentos, su gente. Imaginen un país sin excesos, donde prevalezca la autorregulación. Sueñen con un país que aprende en medio de la crisis y entiende que la disciplina alimentaria no es una consecuencia sino una causa.

¿Algo positivo de todo el movimiento fitness? Precisamente el hecho de colocar la responsabilidad del progreso físico en la capacidad del individuo de disciplinarse tanto en la cocina como en el gimnasio. La única fórmula mágica es el trabajo.

Visto 3508 veces Modificado por última vez en Lunes, 14 Marzo 2016 03:02

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...

Este jueves se inauguró la segunda sede de Pasapalos Express en el Centro Comercial El Tiamo. Sus dueños destacan este negocio de ...

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria. ...

Ambos productos están siendo comercializados desde la semana pasada en los principales clientes de cadenas de supermercados, farma...

La labor del grupo clínico Ceciamb con sus jornadas médicas a favor de los niños y la promoción de valores en el personal es el cu...

Deportes, música, baile y literatura serán algunas de las disciplinas que harán parte de la celebración en la Plaza Aluminio. ...

La tarifa para este trayecto inicia en 1.700.000 bolívares, con impuestos incluidos. La empresa anunció que estarán disponibles pa...