Viernes, 12 Febrero 2016 00:00

No sobremezclar

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Una cosa es mezclar el optimismo y la proactividad para salir de la crisis. Otra es amparar la ineficiencia, la corrupción y el descaro del Gobierno. Eso es sobremezclar Una cosa es mezclar el optimismo y la proactividad para salir de la crisis. Otra es amparar la ineficiencia, la corrupción y el descaro del Gobierno. Eso es sobremezclar Foto cortesía

No estoy de acuerdo en sacrificarnos más. Hemos cedido hasta la dignidad en este rally sin sentido en que se ha convertido sobrevivir en Venezuela. No estoy de acuerdo con negociar hasta las horas y lugares para comer, cenar o ir al cine porque gente incompetente no han sabido gerenciar el sector eléctrico.

LSUAREZ2Temporalmente se implementa una medida de racionamiento de energía eléctrica en centros comerciales de todo el país.

¿La razón? No cama pa’ tanta gente, como dicen. Parece que tras una crisis similar en 2009, el Gobierno venezolano no pudo corregir diversas situaciones que afectan el eficiente suministro eléctrico y como resultado, los centros comerciales se ven obligados a reducir su consumo de energía en los horarios impuestos por el Ejecutivo.

No importa que en todo el país su consumo represente menos del 3%. A alguien -quien sabe con qué base técnica- se le ocurrió que nadie hace nada importante en los centros comerciales entre la 1:00 y las 3:00 de la tarde (pobres restaurantes) y luego de las 7:00 de la noche (adiós cines).

No sé ustedes, pero yo como a toda hora. Me encantan las ferias de comida por aquello de la democracia -cada quien elige lo que le gusta- y bueno, un poco también por la pseudoseguridad que lugares iluminados y cerrados (con aire) brindan, o brindaban hasta ayer.

No solo es gravísimo atentar contra la libertad personal de cada uno, que ya desde hace mucho está medrada a causa de la escasez, sino que toda nueva decisión gubernamental está generando más escasez. ¿Recuerdan el episodio de Arreaza y los huevos?

Es ya bastante dramática la crisis de suministros y alimentos, para ahora sumarle la escasez de opciones para el manejo del tiempo, de lugares de encuentro y de formas de ahorro al momento de comer. Muchos empresarios y emprendedores gastronómicos que han apostado todo por seguir creyendo en Venezuela ponen a prueba su voluntad y es comprensible.

Es que todos tenemos que colaborar para recuperar al país, dicen. Bueno, sí y no. Sí, es nuestra responsabilidad como ciudadanos tomar conciencia de cómo nuestras acciones impactan en la comunidad y en el país. Sí tenemos que fomentar valores de unión, solidaridad, respeto e inclusión en cada acto cotidiano, como por ejemplo, apoyando a quienes se atreven a emprender en plena crisis.

Sí es nuestra tarea ser vigilantes de lo público, que es de todos. Sí nos corresponde romper patrones de complicidad, de hipocresía y doble moral, de silencios y de facilismo.

Es una mezcla para tortas es necesario batir para integrar todo, pero es también importante no sobremezclar. Ocurre que con la acción mecánica repetida se activa el gluten presente en algunas harinas, obteniendo un producto denso y duro, alejado de la textura deseada.

Por eso, no estoy de acuerdo en sacrificarnos más. Hemos cedido hasta la dignidad en este rally sin sentido en que se ha convertido sobrevivir en Venezuela. No estoy de acuerdo con negociar hasta las horas y lugares para comer, cenar o ir al cine porque gente incompetente no han sabido gerenciar el sector eléctrico.

No creo justo callar porque el resultado es contraproducente. Es aquí donde se necesita la solidaridad, la unión y la consciencia. Porque la mayor lección de este proceso desesperanzador es que juntos sí podemos.

No permitamos que apaguen la gastronomía. Ni siquiera por ahora

     
 

Lee más engastrologo

 
     

Gente & Lugares

Puerto Ordaz cumplió años. El pasado martes de carnaval, 9 de febrero, el ala moderna de Ciudad Guayana celebró 64 años desde que se colocó su primera piedra en el Centro Cívico.

Quizás sea un buen momento para revalorar esos espacios de nuestra urbe y realzar el valor histórico, aunque reciente, que tiene cada calle, cada persona, cada tradición que poco a poco dibuja el gentilicio guayacitano.

Visto 2063 veces Modificado por última vez en Viernes, 12 Febrero 2016 01:47

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...

Este jueves se inauguró la segunda sede de Pasapalos Express en el Centro Comercial El Tiamo. Sus dueños destacan este negocio de ...

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria. ...

Ambos productos están siendo comercializados desde la semana pasada en los principales clientes de cadenas de supermercados, farma...

La labor del grupo clínico Ceciamb con sus jornadas médicas a favor de los niños y la promoción de valores en el personal es el cu...

Deportes, música, baile y literatura serán algunas de las disciplinas que harán parte de la celebración en la Plaza Aluminio. ...

La tarifa para este trayecto inicia en 1.700.000 bolívares, con impuestos incluidos. La empresa anunció que estarán disponibles pa...