Jueves, 16 Julio 2015 00:00

No tan “hungry”

 
Valora este artículo
(1 Voto)

Conozco muchas formas de dolor y de duelos, pero trato de mantenerme humana, respetando cada tragedia. Todas válidas, todas razones para perder el apetito.

gastrologoCuando comencé a recrear la posibilidad de tomarme en serio la gastronomía, pasé por un natural proceso de incubación. En ese momento surgieron muchas ideas de nombre para mi proyecto de blog. Quedé atrapada con ‘HungryLy’. Ly es el diminutivo de mi nombre, y las iniciales de mis dos nombres. Hungry es un vocablo del idioma inglés que significa hambre o apetito. La combinación de las dos palabras dan lugar al mismo sonido de un adjetivo, “hungrily” cuyo significado además de hambriento(a) es ávido. Y sin duda, ese calificativo, me resume.

Mi apetito no es literal. No solo se trata de mis frecuentes divagaciones sobre banquetes, recetas, postres y productos exóticos. A veces tengo sed de aprendizajes, otras, hambre de experiencias y siempre ganas infinitas de conectar con la gente. No obstante, esta vez no voy a escribir de las bondades de la cocina, ni de los gastroemprendimientos o del futuro posible. Hoy quiero confesarle que hay cosas que me vuelven inapetente.

Mi hijo de 5 años fue promovido a primer grado. No me hace feliz. Porque no está listo. También lo dice la evaluación del psicólogo y el informe de la psicopedagoga. Pero el colegio está ocupado librándose de inspecciones y me sugieren “más trabajo en casa”. El Ministerio de Educación tiene la flexibilidad de una academia militar. Al final de cuentas, “tiene hasta tercer grado para que aprenda a leer” me dijeron. He tenido estudiantes que incluso en primer semestre de la universidad no leen bien. Y esto es solo un ápice del iceberg llamado “situación de la educación en Venezuela”. Esto me quita el hambre.

Tal vez pude haber insistido con la defensoría escolar o el Consejo de Protección de los Derechos del Niño, pero con toda honestidad, no me quedan recursos emocionales. Conseguir comida -y tener suficiente para pagarla-, mantenerme viva en la tercera ciudad más violenta del país y sobre todo -no enfermar- ocupan mi lista de prioridades. Además creo que al final del día soy afortunada. Aunque quiera, no sé cómo se sienten unos padres haciendo malabares para costear el tratamiento y la dieta de un hijo con un diagnóstico especial. Trato de imaginar lo que atraviesa una familia que ve morir a uno de los suyos por la ausencia de un medicamento. Ni siquiera puedo intentar ponerme en los zapatos de una madre que pierde su hijo adolescente entre las balas perdidas de un atraco frustrado. Conozco muchas formas de dolor y de duelos, pero trato de mantenerme humana, respetando cada tragedia. Todas válidas, todas razones para perder el apetito.

Tampoco sé cómo se siente mi vecina después de hablar por teléfono con su hijo al mediodía, y dos horas más tarde encontrarlo baleado por funcionarios de la PEB en la emergencia de un hospital. Ni sé lo que sintió cuando leyó titulares de prensa que condenaron a su hijo como un delincuente. Siento miedo y tristeza, y cuando estoy triste, no como.

Para pensar con el café: Pixar Studios lanzó su más reciente película animada “Intensamente”. Es una obra maestra que desnuda la mente humana en un lenguaje tan simple que los niños pueden comprenderlo. Aplausos y críticas le han llovido, pero si algo vale la pena rescatar de esa propuesta es la aceptación de las emociones y su regulación. Hemos pasado siglos intentando racionalizarlas, quizás sea hora de conectar con ellas. Al menos eso fue lo que intenté. A veces, estar triste -y sin apetito- es más asertivo que invertir energía en fingir lo contrario.

Visto 2219 veces Modificado por última vez en Viernes, 17 Julio 2015 07:11

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...

Este jueves se inauguró la segunda sede de Pasapalos Express en el Centro Comercial El Tiamo. Sus dueños destacan este negocio de ...

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria. ...

Ambos productos están siendo comercializados desde la semana pasada en los principales clientes de cadenas de supermercados, farma...

La labor del grupo clínico Ceciamb con sus jornadas médicas a favor de los niños y la promoción de valores en el personal es el cu...

Deportes, música, baile y literatura serán algunas de las disciplinas que harán parte de la celebración en la Plaza Aluminio. ...

La tarifa para este trayecto inicia en 1.700.000 bolívares, con impuestos incluidos. La empresa anunció que estarán disponibles pa...