Viernes, 16 Enero 2015 00:00

Comer despacio

 
Valora este artículo
(1 Voto)

El logo del movimiento Slow Food es un caracol. Con ello, Carlos Pietrini buscó hacerle frente a la globalización y al avance de la comida rápida hace casi 20 años, difundiendo una propuesta ecogastronómica.

 

El logo del movimiento Slow Food es un caracol. Con ello, Carlos Pietrini buscó hacerle frente a la globalización y al avance de la comida rápida hace casi 20 años, difundiendo una propuesta ecogastronómica que persigue “un mundo en el cual las personas tengan acceso y disfruten una comida que sea buena para ellos, para quienes la cultivan y para el planeta”.

En más de cien países existe alguna iniciativa que comulga con estos principios de sostenibilidad, partiendo de la visión integral de la comida como elemento de impacto en la cultura, la política, la economía y el medio ambiente, además de la nutrición y la salud.

Este movimiento “lento” no se refiere a alimentos o platillos que llevan horas o largos días de preparación, sino que defiende el consumo de productos frescos y locales, así como recetas tradicionales. De hecho, una década después de fundar la organización Slow Food, Petrini y sus seguidores crearon un proyecto denominado Arca del Gusto, con el fin de recuperar y catalogar alimentos y productos gastronómicos elaborados en pequeña escala para evitar su desaparición.

La tendencia se puso de moda a principios del milenio, debido al interés de varios chef de países nórdicos, quienes propusieron la cocina “Kilómetro Cero”, priorizando el uso de productos disponibles en un radio de 100 kilómetros, y la compra directa de alimentos ecológicos.

En España, Slow Food y Km 0 trabajan en conjunto para certificar restaurantes. Para lograr la distinción se exige que los locales de comida favorezcan el consumo de productos locales y de temporada – con el fin de disminuir el impacto ambiental del transporte de alimentos-. También se les pide divulgar los beneficios de los alimentos incluidos en su Arca del Gusto, y proponer al menos 5 platos, que el 40% de sus ingredientes se compren directamente al productor a menos de 100 kilómetros de distancia, y el resto debe pertenecer al Arca del Gusto o tener certificación ecológica. Si llegaran a incluir alimentos transgénicos o de animales cuidados con alimentos genéticamente modificados, no podrían esperar la certificación.

Nuestro país también cuenta con asociaciones que promueven el Slow Food. La web oficial señala que Lara, Caracas, Miranda, Zulia, Mérida y Aragua son los estados donde hay capítulos locales del movimiento. El esfuerzo para la difusión del manifiesto de alimentos buenos, limpios y justos incluye desde degustaciones, visitas guiadas a los productores locales, pasando por conferencias, debates, festivales de cine, cursos de educación culinaria para niños y adultos, tutoriales para el cultivo casero y hasta la promoción de los mercados orgánicos o ferias de hortalizas.

No es necesario participar formalmente en una organización para formar parte de esta iniciativa mundial. Una ruta para entrar en la onda “Slow” es documentarte sobre este estilo de vida. Sus fundadores integraron aspectos sociales, éticos, ambientales, políticos y espirituales que buscan que nos tomemos el tiempo para comprar, cocinar y comer alimentos buenos para todos.

Otra forma es cocinar. Prueba recetas familiares y elige comida casera. Si puedes, incluye productos locales, artesanales y orgánicos los cuales puedes comprar en las ferias de verduras y hortalizas. Comprar local también es una premisa del slow food.

Una linda manera de sumarte es compartiendo comida casera. Recuerda que no todos pueden cocinar, aunque sea por falta de tiempo o interés. Al compartir ideas, recetas e incluso tu comida puedes animar a otros a tomarse en serio tu mensaje.

Cultivar. Tener un pequeño huerto en casa puede ser un agradable proyecto familiar y te proporciona especies y vegetales frescos. Prueba con algunas frutas, así las tendrás siempre disponibles.

Si tienes que comer fuera de casa porque trabajas o estudias, prepara una lonchera saludable. Hay muchas formas adecuadas de conservar los alimentos y también ahorras. Y si tienes hijos, sobrinos o niños cerca, puedes compartir esta filosofía cocinando con ellos. Un niño que sabe cocinar elige mejores opciones a la hora de comer y hereda recetas tradiciones familiares, preservando su cultura.

Para pensar con el café. La crisis del país nos está afecta a todos. Puede que estemos convencidos que no podemos hacer nada para cambiar esa situación. ¿Hay algo positivo de esta coyuntura?. Siempre. Por ejemplo mi menú ha cambiado y no por gusto, pero al mismo tiempo, ha sido una oportunidad para conocer excelentes productos de artesanos gastronómicos, comprar conscientemente, y para disminuir el desperdicio de alimentos. Además he sustituido productos escasos por ingredientes tradicionales más saludables (azúcar por papelón, cortes de carnes importadas por legumbres locales y pescados, leche de vaca por leches vegetales, harina de trigo por harina de avena). Quizás aún no lo has notado, pero seguro también tienes algo bueno que sumarle a tu menú. Piénsalo, y come despacio.

Más gastrohistorias en
Blog: www.hungryly.com
Twitter: @HungryLy
Instagram: @Hungry_Ly

Visto 4402 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2015 09:42

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...

Este jueves se inauguró la segunda sede de Pasapalos Express en el Centro Comercial El Tiamo. Sus dueños destacan este negocio de ...

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria. ...

Ambos productos están siendo comercializados desde la semana pasada en los principales clientes de cadenas de supermercados, farma...

La labor del grupo clínico Ceciamb con sus jornadas médicas a favor de los niños y la promoción de valores en el personal es el cu...

Deportes, música, baile y literatura serán algunas de las disciplinas que harán parte de la celebración en la Plaza Aluminio. ...

La tarifa para este trayecto inicia en 1.700.000 bolívares, con impuestos incluidos. La empresa anunció que estarán disponibles pa...