Sábado, 29 Noviembre 2014 00:00

Un paladar heredado

 
Valora este artículo
(0 votos)

A propósito de la formulación del Plan de Desarrollo Urbano de Ciudad Guayana (PDUL) se realizó un sondeo de opinión que reveló que apenas hoy es cuando nuestra ciudad cuenta con su primera generación de guayacitanos de nacimiento.

 

A propósito de la formulación del Plan de Desarrollo Urbano de Ciudad Guayana (PDUL) se realizó un sondeo de opinión que reveló que apenas hoy es cuando nuestra ciudad cuenta con su primera generación de guayacitanos de nacimiento.

Muchos de los que hemos crecido en estas tierras traemos costumbres y sabores de otros estados del país y de diversas naciones del mundo. Cuento esto porque en mi caso, mis padres son maracuchos, así como mis tíos, abuelos y gran parte de mis primos. Mi mamá se aseguró de dejar constancia de mi herencia zuliana en mi partida de nacimiento dando a luz en Maracaibo, a pesar de que llevaba un par de años radicada en Puerto Ordaz. Y esa es la razón por la que he comido plátano en todas las formas posibles, y que encontrar “un buen queso” venga precedido de una plegaria a La Chinita.

Conozco otras familias que vinieron del Oriente venezolano. En esas cocinas el pescado y los frutos del mar no faltan en la mesa. Así como es absolutamente normal desayunar con sopas en hogares de ascendencia andina.

El tema con las costumbres culinarias es que son parte de nuestros rituales aprendido. Si tuviése que elegir algún producto emblema de nuestra mesa local sería el queso guayanés indiscutiblemente, o tal vez, un palo a pique porque soy una enamorada de las legumbres, pero en mi casa hay una historia que me hace apreciar un producto bolivarense de forma especial y vincularlo naturalmente con esta región.

Se trata de una anécdota de mi mamá. Cuando ella llegó a Guayana, a finales de los 70, y como hoy, la actividad natural para socialización eran las comelonas. En una ocasión, le sirvieron una muestra de parrilla sobre un plato rústico y duro, que a medida que pasaban los minutos se humedecía con los jugos de la carne y de la ensalada. Comió rápido, lo más que pudo. El plato empezaba a perder firmeza. Le preguntaron en varias ocasiones si quería más carne y fue tal la insistencia que le empezó a picar la curiosidad. Hasta que por fin alguien le dijo que si quería algo más para acompañar el casabe. ¿Acompañar?. El extraño plato - que nunca antes había visto - era un trozo de casabe, el pan de yuca tan popular en el sur de Venezuela.

Después que le presentaron al casabe, éste fue ganando terreno en el menú familiar, pero el plátano siguió siendo el protagonista obligado en nuestra mesa. Yo descubrí que el casabe tostadito, al grill o unos pocos segundos en el microondas, lo hacen el contorno ideal para ensaladas y sopas.

Nuestros gustos entonces tienen mucho que ver con nuestra herencia. Tras mucho coquetear con sabores nuevos, de viajar y conocer, de probar, degustar y aprender sobre ingredientes exóticos, nuestro paladar se siente confortado cuando encuentra sabores de infancia.

Como le sucedió al tenaz crítico del clásico animado Ratatouille, todos nosotros tenemos sabores que son instantáneas cucharadas de nostalgia. El plátano con queso de año para el zuliano que vino a trabajar en el plan IV de Sidor, el asopado del margariteño que llegó a formar parte de las industrias del aluminio, las arepas de harina de trigo para la enfermera merideña que vino a inaugurar alguna clínica de la ciudad. Ahora les pasa a los venezolanos que están haciendo su vida en el exterior, a quienes una malta o una chuchería criolla puede alegrarles el día.

Para pensar junto al café: ¿Te has preguntado que sabor relacionas directamente con tu niñez? , ¿Cuándo quieres subir los ánimos eliges algún platillo en especial?. Esa comida que tu abuela cocinada perfectamente es su legado sensorial. La mía era experta en sopas, y cada vez que preparo su crema de arvejas amarillas, doy gracias por haberla tenido en mi vida. Agradece por ese sabor que te hace feliz. ¡Qué tengas buen provecho!


Más gastrohistorias en
Blog: www.hungryly.com
Twitter: @HungryLy
Instagram: @Hungry_Ly

Visto 4105 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2015 09:40
Más en esta categoría: Sobre ser un #foodie »

En Venezuela ya somos expertos en reemplazar alimentos. El mango es un noble comodín aunque la escasez de productos arrecia y el b...

No es lo mismo hablar de la tan denostada comida chatarra que de lo que es, literalmente, comida basura. Comida salida de los dese...

La desnutrición y obesidad conviven en muchos venezolanos como resultado de la escasez de alimentos y sus altos costos. No comen b...

La oscuridad no es solo la ausencia de luz por los racionamientos, sino también la falta de desarrollo y de calidad de vida que im...

El Gobierno de los Estados Unidos ha revelado efectos perjudiciales que tiene el cambio climático en la calidad alimentaria. ...

Este jueves se inauguró la segunda sede de Pasapalos Express en el Centro Comercial El Tiamo. Sus dueños destacan este negocio de ...

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria. ...

Ambos productos están siendo comercializados desde la semana pasada en los principales clientes de cadenas de supermercados, farma...

La labor del grupo clínico Ceciamb con sus jornadas médicas a favor de los niños y la promoción de valores en el personal es el cu...

Deportes, música, baile y literatura serán algunas de las disciplinas que harán parte de la celebración en la Plaza Aluminio. ...

La tarifa para este trayecto inicia en 1.700.000 bolívares, con impuestos incluidos. La empresa anunció que estarán disponibles pa...