Domingo, 26 Junio 2016 00:00

Convivencia, reinstitucionalización y trabajo

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Convivencia, reinstitucionalización y trabajo Foto William Urdaneta / Archivo

La productividad es uno de los valores que Héctor Lucena destaca en la lista de prioridades para rescatar el país. El especialista en derecho laboral resalta que el trabajo debe ser sinónimo de progreso para el individuo y la sociedad.

LcapitularOTRAa sociedad venezolana viene dando tumbos en los últimos años. La calidad de vida del venezolano se ha venido a menos. Ya no sólo se trata de las condiciones materiales de vida las que desmejoran, sino algo peor, el que las perspectivas y el futuro se ve complicado. Aún se siguen buscando senderos para avanzar hacia un futuro mejor. Mientras tanto, muchos han optado por irse.

No ha sido necesario que una guerra haya devastado ciudades y campos, como ocurrió con la diáspora europea después de la Segunda Guerra Mundial. Tampoco las cruentas dictaduras del cono sur que ahuyentaron a buena parte de la población, o una guerra donde guerrillas se convirtieron en ejércitos y se enfrentaron al gobierno con una respetable cantidad de efectivos y armamento (Colombia).

  HEctorLucena

Héctor Lucena es abogado especialista en el área laboral con doctorado en Ciencias Sociales, de la Universidad de Glasgow, en el Reino Unido; es profesor e investigador en la Universidad de Carabobo, donde coordina también la mención Estudios del Trabajo del doctorado en Ciencias Sociales.

Es directivo de la Asociación Latinoamericana de Sociología del Trabajo y de la Asociación de Estudios de América Latina y de Estados Unidos de Norteamérica.

Las publicaciones que comparten artículos de Lucena: revista Trabajo, de México; revista Ingeniería Industrial, de Chile; revista Observatorio de Empresas Recuperadas Autogestionadas, de Argentina; revista Ensayos de Economía, de Colombia; revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo; revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo Veredas, de México; Boletin Adapt, de Italia; Análisis Laboral, de Perú: revista Controversia, de Colombia; revista SIC, Centro Gumilla, en Venezuela; Revista sobre Relaciones Industriales y Laborales, de la UCAB.

En Correo del Caroní posee la columna Mundo Laboral. Su blog: http://bit.ly/292qvTM. En Twitter: @hl_lucena.
barra 250

 

Nuestra emigración masiva ha sido por la pérdida de oportunidades, ya sea que la política económica tomó un camino que desperdició enormes recursos para convertirlos en nada, desaprovechando las propias capacidades que ofrecían su gente y sus empresas.

Esfuerzos extras

Los recursos en el país se desperdician por la exclusión y el sectarismo predominante. Véanse cuánta parálisis productiva en el campo y en las ciudades como consecuencias de la práctica de esquemas que privilegian a unos en detrimento de otros. La conducción económica del país se asumió como poder omnipotente y supremo por encima de los productores y de quienes disponían de experiencias y conocimientos.   

La debacle económica y social plantea esfuerzos extraordinarios de reconstrucción para los años por venir. Desde el mundo del trabajo, algunas consideraciones previas que han de tenerse presente incluyen:

Superar la pugnacidad y confrontación que caracteriza hoy la relación de quienes gobiernan, con los sectores discrepantes. Entender que el hecho de no compartir criterios no es ser enemigo. El ser venezolano o residente de esta tierra ha de acercar a las personas. No se justifica usar lenguaje descalificador por el hecho de tener perspectivas diferentes sobre la sociedad. 

Reorientar y generar confianza

Dentro de la compleja situación que vivimos hay sin duda violencia. Pero no estamos en una situación donde grupos armados se enfrentan para la dominación o el control de áreas o instituciones. Cierto que en contadas, determinadas y específicas áreas esta situación es un hecho -cárceles, algunas áreas mineras, urbanas y rurales- y que con voluntad de parte de quienes gobiernan se puede controlar y recuperar la paz en tales situaciones. Una política de  desarme efectivo es una necesidad.

Los grupos armados que más se visibilizan son por un lado aquellos del mundo del hampa, que se han venido fortaleciendo no obstante el discurso y los programas oficiales.

Otra área de violencia que ha de superarse es la que se observa en la esfera de la política, en donde se ha alentado que grupos civiles armados con inclinaciones políticas oficialistas participen en la represión de opositores.

Reinstitucionalizar el país lleva a orientar a los órganos de poder militar, de control policial, de justicia y del llamado poder moral. Que sean fundamentalmente órganos del Estado y no parcelas al servicio del gobierno. El ciudadano debe recuperar la confianza en su profesionalismo y neutralidad.

Si bien nuestro esfuerzo de análisis ha sido y sigue siendo los estudios del trabajo, hay la convicción que el deterioro de hoy impone plantearse unas condiciones previas para que los hechos productivos y laborales puedan disponer de un escenario que genere confianza para que el trabajo pueda llegar a ser de mejora familiar y de la sociedad toda.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 2332 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Junio 2016 15:58

Trabajadores, directivos y comunidad de Villa Brasil se reunieron en oración para dar gracias a Dios por otro año de trabajo en TV...

El libertador creó la publicación para promover el ideal de la libertad y como un ejercicio de contrapoder a la corona española. ...

La organización defensora de derechos humanos, Cofavic, recuerda al Gobierno que todas las medidas de restablecimiento del orden d...

La secretaria general del gremio, María Álvarez, apuntó que el atentado “forma parte de un plan de destrucción de estos 17 años de...

La hegemonía comunicacional estatal, el estímulo a la autocensura y el cerco económico a los medios han impulsado el nacimiento de...

La Constitución Bolivariana de Venezuela garantiza el derecho de los periodistas a preservar la fuente. ...