Este jueves la población de El Palmar en el estado Bolívar, cumplió 26 días sin servicio de agua potable. Un camión cisterna cuesta 6 millones de bolívares en efectivo, los que no cuentan con los recursos recurren a llenar baldes con agua de lluvia.

Los residentes del sector 5 de la comunidad rural se las ingenian para obtener agua diariamente. Muchos niños son bañados en el río Orinoco, a pesar de la contaminación de las zonas aledañas.

El gerente de la hidrológica, Tito Harewood, informó a los afectados que el origen de la falta de suministro era una falla en una de las bombas, que la repararían y que entraría en funcionamiento de jueves a viernes.

La indisponibilidad de camiones de la Alcaldía e Hidrobolívar abre las puertas al negocio informal del agua.

La avenida Gumilla en ambos sentidos, a la altura de la comunidad, estuvo cerrada este lunes en protesta por tres meses sin el servicio hidrológico y mala calidad del agua que transportan las cisternas de Hidrobolívar. Según Yusmelys Flores, 'el agua que nos están mandando es hediondísima a pupú y ya tenemos entre 8 y 10 niños con diarrea', dentro de la barriada.

Trabajadores, directivos y comunidad de Villa Brasil se reunieron en oración para dar gracias a Dios por otro año de trabajo en TV...

El libertador creó la publicación para promover el ideal de la libertad y como un ejercicio de contrapoder a la corona española. ...

La organización defensora de derechos humanos, Cofavic, recuerda al Gobierno que todas las medidas de restablecimiento del orden d...

La secretaria general del gremio, María Álvarez, apuntó que el atentado “forma parte de un plan de destrucción de estos 17 años de...

La hegemonía comunicacional estatal, el estímulo a la autocensura y el cerco económico a los medios han impulsado el nacimiento de...

La Constitución Bolivariana de Venezuela garantiza el derecho de los periodistas a preservar la fuente. ...