El asfaltado y el alumbrado de varias (por no decir todas) avenidas, la culminación de escuelas en sectores que las necesitan con urgencia y la ampliación de la terminal de pasajeros de San Félix son algunas de las promesas que el gobierno municipal debía cumplir en 2014 y que quedan como deudas para los próximos meses.