Latinoamérica alza su voz contra la amenaza de intervención militar en Venezuela: países muy críticos y en franca oposición al régimen de Maduro, como los de Mercosur, Colombia y Perú, salieron al paso a las declaraciones inoportunas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya amenaza eclipsa gestiones más afectivas surgidas en la región para aislar diplomáticamente a la dictadura y pone además la mesa para la justificación antiimperialista de la Asamblea Nacional Constituyente.

Junto a los pabellones nacionales y las camisetas de la "canarinha", tuvieron especial protagonismo personas con narices de payaso, una popular forma que utilizan los brasileños para denunciar irregularidades.

“Rusia será el último país que invada en otro lugar”, subrayó el vocero del Kremlin.