Sindicato de la construcción Muralla Roja y el movimiento Barrio Jurídico apoyan la iniciativa.