Mientras los trabajadores que llevan más de un mes reclamando el cumplimiento de los tabuladores contemplados en sus contratos colectivos, en Caracas se realizaba una reunión entre representantes del Gobierno y dirigentes de la FBT y la CBST, los mismos que han sido señalados de negociar con la CVG la violación de las convenciones colectivas.

La mañana de este miércoles se desarrolló una reunión en Caracas con la vicepresidenta Delcy Rodríguez y los ministros Tareck El Aissami y Eduardo Piñate. El gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, había informado previamente que se incluiría al encuentro, así como el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Pedro Maldonado. No dio referencias si habría una representación de trabajadores, pero estos ya sospechaban que quienes estarían allí serían los de la Federación Bolivariana de Trabajadores y la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST).

Efectivamente, pasada la 1:00 de la tarde de este mismo miércoles, el canal VTV transmitió la firma del acuerdo de tablas salariales de Pdvsa y las industrias básicas. No habían secretarios generales de los sindicatos, estaban -entre otros- Ernesto Rivero, Ángel Marcano, José Meléndez y Pedro Perales, estos tres últimos señalados más de una vez de estar negociando con el Gobierno para aprobar tabuladores que violan las contrataciones colectivas.

Los trabajadores que han protestado por 38 días reiteraron que estos dirigentes no los representan. Los secretarios generales no fueron convocados a ninguna reunión. La mañana de este miércoles marcharon desde la redoma de Makro hasta CVG (Edificio Maxys), donde no fueron atendidos, pero insistieron en sus reclamos: respeto a sus tabuladores y contratos colectivos.

“Queremos recordarle al gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri. usted fue presidente de la CVG y respetò las convenciones, hoy usted pide orden y respeto, nosotros pedimos respeto a nuestras convenciones (...) seguiremos luchando por nuestros salarios, por la familia, por nuestra convención colectiva y no vamos a parar, no podemos tener un salario de hambre. Desde hace 40 años se han respetado las tablas salariales y hoy las quieren violentar (...) la reunión que se está dando allá (Caracas) es la que se está tratando de meter el tabulador de la administración pública”, declaró Ramón Espino, secretario general de Sutracarbonorca.

“No estamos dispuestos a aceptar ninguna imposición de las tablas salariales que quieren imponer”, agregó Leonardo Azocar, secretario de Trabajo y Reclamo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus similares (Sutiss).

Aseguró que están dispuestos a continuar en las calles en protesta de la aplicación de un tabulador distinto al contemplado en su contrato colectivo.

“El control de las empresas lo tienen los trabajadores, quienes estamos pidiendo que respeten las contrataciones colectivas (...) supimos por boca de otros que el Gobierno central llamó a reunión a los mismos que entregaron nuestras empresas y beneficios contractuales”, denunció Azócar.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez afirmó que “la firma de las tablas salariales de las empresas del aluminio y Sidor es un incremento histórico, nunca antes visto en la patria”. Sin embargo, se desconoce cómo quedaron las tablas salariales de las industrias básicas, acordadas en esta reunión.

Gobierno firmó acuerdo de tablas salariales en empresas básicas, en cuya reunión estuvieron dirigentes de la FBT y la CBST,

quienes durante las protestas han sido acusados de negociar a espalda de los trabajadores / FOTO CORTESÍA

 

 

 

Template by JoomlaShine