Edición Aniversaria 2016
Domingo, 26 Junio 2016 00:00

Sin manejo eficiente de la basura la “ciudad sostenible” es una utopía

 
Valora este artículo
(5 votos)
Sin manejo eficiente de la basura la “ciudad sostenible” es una utopía Foto Aníbal Barreto / Archivo

Superar las debilidades de la recolección y disposición final de la basura es la base para avanzar hacia el reciclaje.

Eotral manejo de los residuos y desechos sólidos urbanos ha llegado a ser tan inadecuado e ineficiente, que ha sido catalogado como el problema socio-ambiental más importante y generalizado que existe en el país, ocasionando a su vez un serio problema de salud pública.

En Ciudad Guayana se puede percibir con mayor objetividad la magnitud de la involución que durante los últimos tres lustros ha experimentado este importante servicio público, que antes llegó a reflejar el carácter de ciudad planificada del municipio Caroní.

  luisguzman

Luis Guzmán Balbás es licenciado en Biología egresado de la Universidad de Los Andes (ULA) con especialización y maestría en Ciencias Ambientales.

Ha desempeñado varios cargos dentro de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en materia de gestión ambiental. Actualmente es investigador-docente jubilado de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), secretario general del Instituto de Previsión Social del Profesor de la UNEG (Ipspuneg), y forma parte del grupo de profesionales y técnicos asesores de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Bolívar para la recuperación del parque industrial de la región y las políticas públicas urbanas.
barra 250

 

La deficiente gestión actual del aseo urbano ha sido seriamente cuestionada en todas sus etapas: recolección, transporte, tratamiento, valorización y disposición final, evidenciando la falta de un sistema de aseo urbano que tomara en cuenta el crecimiento demográfico de la ciudad.

El poco control de las invasiones, insuficiente personal calificado para ejecutar un plan integral de desechos sólidos, ineficiente uso de recursos financieros y tecnológicos para optimizar el servicio actual, precaria aplicación de la ordenanza municipal vigente en materia de basura, entre otras, son las causas palpables del deficiente sistema de aseo urbano en Caroní.

Todos estos aspectos están ocurriendo en medio de un flagrante desacato de la normativa ambiental venezolana, contemplada en la constitución y en leyes orgánicas, reflejado en la desarticulación de las instituciones municipales, regionales y nacionales en la materia, lo cual deja en evidencia la debilidad institucional y la falta de voluntad política que actualmente existe en Venezuela.

Hacia el reciclaje

El nuevo plan integral de gestión de desechos sólidos de la ciudad debe ser del dominio público y tomar en cuenta indicadores como: tasa de generación de basura; población a servir y catastro; rutas y frecuencias de recolección y transporte; equipamiento disponible, recuperable y a desincorporar; planes de mantenimiento del equipo móvil; disposición final de desechos; disposición de basura en sitios no autorizados y condiciones del barrido manual.

Teniendo esto claro, se requiere el fortalecimiento de una estructura organizativa para el diseño de proyectos que nos permitan avanzar como ciudad sostenible, y así incorporar tecnologías de plantas de tratamiento, valoración y aprovechamiento de los desechos (reciclaje de materia orgánica, papel, vidrio, cartón, plástico, textiles, madera, materiales ferrosos…).

Esto implicará la creación de un sistema de recolección y transporte selectivo de residuos por tipo; ubicación adecuada de centros de acopio de residuos sólidos que se puedan aprovechar; y en paralelo, fortalecer el programa de manejo supervisión y control de desechos bioinfecciosos y peligrosos generados en centros de salud.

Ninguna de estas políticas tendrá éxito sin la implementación de un programa de educación ambiental y participación ciudadana en todos los niveles, para enseñar e implementar desde todo lugar donde se generen desechos el almacenamiento adecuado de los mismos, horarios para sacar la basura y la importancia de la clasificación de los desperdicios.

Relleno sanitario

Pero la recolección tiene un último paso: la disposición final. Ciudad Guayana está próxima a cumplir dos años sin relleno sanitario, y el mismo tiempo sin haber saneado y clausurado el vertedero de Cambalache, abandonado en 2014.

  ComillasAMARILLASCiudad Guayana está próxima a cumplir dos años sin relleno sanitario, y el mismo tiempo sin haber saneado y clausurado el vertedero de Cambalache”.  

Es imperioso sanear el pasivo ambiental que dejó Cambalache y revisar qué ha sucedido con el anunciado y aún desconocido proyecto de construcción, operación, clausura y post-clausura más el respectivo estudio de impacto ambiental del relleno sanitario propuesto para la ciudad, cuya idea comenzó hacia el kilómetro 70 de la carretera vieja a Ciudad Bolívar, en Las Margaritas, y en abril de este año el gobernador Francisco Rangel Gómez reveló que se ubicará en la zona industrial de Cañaveral.

Todos los aspectos de la recolección de desechos sólidos deben tener la misma importancia y armonizarse en un sistema que permita transformar las debilidades en oportunidades para mejorar la calidad de vida de nuestra población.

a22 2
a22 3

a22 4

Visto 2512 veces Modificado por última vez en Miércoles, 29 Junio 2016 01:25

La organización defensora de derechos humanos, Cofavic, recuerda al Gobierno que todas las medidas de restablecimiento del orden d...

La secretaria general del gremio, María Álvarez, apuntó que el atentado “forma parte de un plan de destrucción de estos 17 años de...

El libertador creó la publicación para promover el ideal de la libertad y como un ejercicio de contrapoder a la corona española. ...

La hegemonía comunicacional estatal, el estímulo a la autocensura y el cerco económico a los medios han impulsado el nacimiento de...

Trabajadores, directivos y comunidad de Villa Brasil se reunieron en oración para dar gracias a Dios por otro año de trabajo en TV...

La Constitución Bolivariana de Venezuela garantiza el derecho de los periodistas a preservar la fuente. ...