Sábado, 03 Junio 2017 00:00

“Las universidades se han convertido para el gobierno en sinónimo de terrorismo”

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Nava relató lo sucedido el día de su detención y los días que estuvo retenido ilegalmente por la GNB Nava relató lo sucedido el día de su detención y los días que estuvo retenido ilegalmente por la GNB Foto William Urdaneta
 

barra 4naranja220

MÁS INFORMACIÓN

Estudiantes de la UCAB Guayana acompañan a detenidos tras nueva arremetida de la GNB

barra 4naranja220

UCAB Guayana exige el fin de la “criminalización del derecho constitucional de la protesta”

barra 4naranja220

Jornada de protesta cívica en Ciudad Bolívar termina en represión [+ fotogalería]

 

10 estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) en Guayana fueron detenidos el jueves en una nueva arremetida de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en contra de las protestas universitarias y la casa de estudios, que se ha visto profundamente afectada por continuas agresiones oficiales a los miembros de su comunidad.

Nueve nombres engrosaron la lista de recluidos en contexto de manifestaciones. Uno ya figuraba previamente: Donner Rivas, estudiante de Comunicación Social, quien fue apresado por efectivos de seguridad que reprimían en la protesta del 19 de abril en Alta Vista contra la dictadura de Nicolás Maduro. Una hora antes, Rivas relataba que debía presentarse en tribunales ese mismo día en un conversatorio sobre ucabistas víctimas de violencia.

El evento Ucabistas Víctimas de la Represión se dio durante la mañana en el salón de usos múltiples de la institución. Fueron ocho estudiantes, egresados y miembros del personal que conformaron el panel de la actividad y compartieron con los asistentes sus historias de encuentros desafortunados con cuerpos de seguridad y manifestantes que han atentado en contra de sus derechos, además de las repercusiones psicológicas que han tenido estos episodios sobre las víctimas y sus allegados.

Estudiantes terroristas

 

Las protestas y la psiquis

En medio de las intervenciones de los afectados, dos ponentes del área de salud mental tuvieron la oportunidad de educar a los asistentes sobre las repercusiones emocionales que tiene el estrés causado por las protestas, episodios traumáticos de represión y cómo tratarlas en la cotidianidad.

“Las lesiones de tipo emocional también existen, y son más fuertes y perennes que las de tipo físico, pero el gran problema es que la mente humana no se ve”, puntualizó el psiquiatra Pablo Vallés, quien recomendó siempre hablar de estas situaciones con personas de confianza que permitan canalizar y reducir la angustia que podría derivar en estrés postraumático, lo cual requeriría de asesoría especializada.

Sandra Cáceres, psicóloga de la institución, ofreció a los asistentes un folleto sobre la intervención en crisis y primeros auxilios. “Reaccionamos de forma normal a una situación anormal”, consideró, al tiempo que aconsejó a los presentes a no subestimar la reacción o sentimientos de una persona ante determinados sucesos, como una forma de apoyo y acompañamiento efectivo al afectado.barra ama370

 

“Lo que uno piensa es cómo uno notifica que uno está aquí. Después de que estás en la tanqueta no te saca nadie”. Así describió Liam Utrera, estudiante de Ingeniería Informática, sus pensamientos al momento en que fue ingresado en una tanqueta de la GNB junto a Josué Salazar, miembro del equipo de seguridad de la universidad el miércoles 17 de mayo, un día después de la detención arbitraria de Nelson Nava, de Comunicación Social, en una oleada represiva que además violó la autonomía universitaria.

Ambos, junto a Roger Lizardi (Ingeniería Industrial) y Donner Rivas, representaron a otros estudiantes ucabistas que estuvieron en la misma situación y decidieron no participar por motivos personales. El miedo, las acusaciones de los funcionarios de “financiar las guarimbas” y maltratos físicos y psicológicos fueron elementos comunes en sus relatos, al igual que la mayoría a nivel nacional.

Lizardi fue arrestado mientras pasaba la noche en un apartamento de Residencias Los Olivos, en la zona de Los Mangos, para asegurarse de llegar a tiempo a clases la mañana siguiente. A Nava lo encontraron en la entrada de la universidad 10 minutos después de salir de clase, con un cuaderno y la Constitución en su bolso, implementos que necesitaría para su clase de la tarde.

“Si a mí me tildan de terrorista, bueno… sacaremos el gremio. Para ellos (el gobierno) la UCAB y las casas de estudios se han convertido en sinónimo de terrorismo”, aseguró Nava durante su intervención. Sin embargo, en medio de las similitudes negativas, todos también destacaron un elemento clave en su liberación: el apoyo incondicional de la comunidad universitaria. 

Información en riesgo

Al igual que los estudiantes, periodistas egresados de la UCAB expusieron en su alma máter las agresiones que han enfrentado durante la cobertura de esta jornada de manifestaciones por ambas partes del conflicto, situaciones que se han traducido en malestar físico, emocional y pérdidas materiales.

 

ViolenciaUCAB“Lo que uno piensa es cómo uno notifica que uno está aquí. Después de que estás en la tanqueta no te saca nadie”, contó Liam Utrera, estudiante de Ingeniería Informática | Foto Daniela Tabata Bottini

 

José Antonio Acevedo, quien también es profesor de la Escuela de Comunicación Social, fue una de las primeras víctimas reportadas en Ciudad Guayana al momento de su aprehensión y el robo de sus equipos por parte de la GNB el 19 de abril. El comunicador criticó la falta de control que existe dentro de este organismo, el cual refleja actuaciones que parecen más de hampa común que de funcionarios al servicio del Estado.

Del otro lado de la moneda se encuentran Jhoalys Siverio y Oriana Faoro, parte del equipo de Correo del Caroní, agredidas por manifestantes que se resistían a la cobertura de los enfrentamientos en la avenida Atlántico el lunes 22 de mayo.

Siverio resaltó la solidaridad que existe entre algunos miembros de la sociedad civil al momento de enfrentar los gases lacrimógenos. No obstante, fueron los mismos manifestantes quienes intentaron robar su teléfono mientras cubría los hechos ese día. Unas horas más tarde del evento, fue efectivamente despojada de él en la concentración oficialista que acompañaba al gobernador Francisco Rangel Gómez y a Diosdado Cabello en Alta Vista.

El profesor universitario y periodista de Correo del Caroní, Marcos David Valverde, fue apresado junto a Nelson Nava mientras intentaba mediar con la GNB. También fue herido por perdigones durante la represión de la tarde. Pero, a pesar de esto, se resiste a calificarse como víctima. Para él, al igual que sus colegas y el resto de los asistentes, el trabajo periodístico y la defensa en contra de lo injusto prima sobre las amenazas.

Visto 1443 veces Modificado por última vez en Sábado, 03 Junio 2017 03:03

Llegó el momento. Es la hora de poner a funcionar al máximo la cabeza, es decir, la inteligencia. El corazón del cual se deriva la...

Tres veces escapa el genio de América a la muerte decretada por la traición. La primera en Jamaica, el 10 de diciembre de 1815, cu...

En el texto al cual hacemos referencia, su autor se plantea como pregunta: ¿Por qué los individuos consienten gustosamente su prop...

El día que se materialice su esperada salida del poder y ojalá sea por una negociación acordada que evite derramamientos de sangre...