La industria opera a 10,9% de su capacidad instalada. Trabajadores de la estatal, filial de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), atribuyen la baja operación a la falta de insumos de forma oportuna y al ausentismo laboral.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Solo 99 celdas de reducción de aluminio de un parque de 905 celdas quedaban en servicio este viernes en la estatal Venalum, que en este escenario opera a 10,9% de su capacidad instalada. Irregular suministro de insumos, combinado con ausentismo laboral producto de la falta de transporte y las protestas recientes, son las causas de la desincorporación de celdas en las últimas semanas, indicaron trabajadores consultados.

Una fuente de la empresa, que prefirió mantener su nombre en reserva por temor a represalias, explicó que al inicio de las protestas laborales emprendidas por los empleados para exigir el cumplimiento del tabulador salarial había 132 celdas en producción. En poco más de un mes de manifestación, el número de celdas en servicio descendió a 99 en la tarde del miércoles.

Las causas: “Pérdida de control y perforación, falta de personal para atender las celdas y realizar operaciones e inspecciones en el área”, indicó el trabajador, quien precisó que el personal requerido en las áreas operativas varía, pero en el caso de las celdas P-19 deberían laborar más de 20 empleados y en V línea más de 30 trabajadores.

“Ahora la asistencia ha sido casi nula, entran menos de seis personas al área de celdas, muchas veces menos de 3, lo que limita la acción en cumplir con la ejecución de las prácticas de trabajo operativas de celdas y genera fuerte atraso que afecta el control operativo y térmico de las celdas, tanto que si no se trabaja en normalizarla, hay que desincorporarla para evitar riesgo mayor”, explicó.

Pese a que la industria activó un plan de contingencia, el personal es escaso, lo que ha sido cubierto con empleados foráneos proveniente de una contratista. El ausentismo laboral no es nuevo, pues desde 2017 las organizaciones sindicales han advertido la falta de transporte para la movilización de los trabajadores.

El secretario de Finanzas del Sindicato de Profesionales de Venalum, Ángel Brito, explicó que la desincorporación de celdas no responde exclusivamente al ausentismo laboral, sino a la deficiente garantía de suministro de insumos y materias primas. “Venalum viene trabajando en crisis sobre crisis. Tiene problema de suministro de materias primas, ahorita se está pretendiendo sacar aluminio para pagar fluoruro, pero tiene problemas con el suministro oportuno de coque, alúmina y hay fallas de transporte que repercuten en el ausentismo”.

“Para 99 celdas de un parque de 905 no necesitas tanta gente para producir, así que no se lo pueden achacar a los trabajadores sino a las materias primas faltantes y los equipos móviles con fallas. Tenemos problemas con los implementos de seguridad y ahora los trabajadores sufren hambre porque no les cancelan los beneficios y el salario que les corresponde”, manifestó.

Despachos detenidos

Entretanto, los despachos de aluminio continúan paralizados. “Continúa tomada inventario y despacho en el área de colada, los trabajadores no dejan salir aluminio en gandola y persiste personal en brazos caídos”, informó una fuente de la compañía.

El dirigente sindical, por su parte, confirmó que los despachos siguen paralizados, debido al descontento laboral por el incumplimiento de los beneficios establecidos en el contrato colectivo.

La semana pasada, dirigentes de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas firmaron un acuerdo con la Vicepresidencia de la República, en presencia del ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, y el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Pedro Maldonado, en el que establecen un régimen salarial transitorio, sin considerar que la principal exigencia de los trabajadores es el cumplimiento del tabulador salarial en función de la antigüedad y la meritocracia, establecido en el contrato colectivo.

Template by JoomlaShine