Jueves, 03 Septiembre 2015 00:00

Verás esto, quieras o no

 
Valora este artículo
(1 Voto)

El auge de la internet y su penetración en cada vez más espacios de la vida cotidiana termina invisibilizando las barreras sobre lo público y lo privado en la era contemporánea.

     
 

Ya que no lo vas a apagar…

Una de las principales causas de insomnio en la actualidad es contemplar la pantalla de una tableta o celular demasiado tiempo antes de dormir, pues su luz azul interrumpe el ciclo circadiano natural del cerebro. Lux y f.lux son dos apps que adaptan esa luz a la hora del día para que el cerebro pueda adaptarse e irse a dormir. No más luces azules que contribuyan a no dormir. Luz es para Android y puede encontrarse en Google Play o en http://www.vitocassisi.com; f.lux es para iOS, así como Mac, Linux y Windows y puede encontrarse en la App Store o en https://justgetflux.com.

 
     

Dos casos de esta semana me han dado mucho que pensar sobre cuánto existe la fascinación por el impacto en esta era de internet, pues la rapidez con la que los videos y las fotos se han viralizado es algo que me deja boquiabierto.

El caso es la lamentable muerte de una periodista de televisión de apenas 24 años y un camarógrafo de 29 en Virginia, Estados Unidos, víctimas de un perturbado que empezó a disparar mientras ellos filmaban un segmento. Lo peor es que el hombre filmó el horrendo acto, lo subió a Twitter y Facebook y se suicidó. Vester Lee Flanagan había sido compañero de trabajo de sus víctimas, Alison Parker y Adam Ward, y había sido despedido por su comportamiento volátil. Cuando fue despedido, todo el mundo estaba atemorizado por el enorme hombre, quien decía que el canal lo despedía por ser “negro y gay”.

Ver el video no es fácil, aunque la copia que queda edita el momento más dramático (y las cuentas de Flanagan han sido suspendidas). Parker está entrevistando a una representante de la Cámara de Comercio local mientras Ward graba, y Flanagan se acerca por detrás filmando con su teléfono, mientras sólo la entrevistada lo ve. Luego le disparó a los tres, matando a Ward al instante; se ve en el reportaje cómo la cámara cae al piso en medio de gritos y disparos antes que el productor corte. Flanagan luego huyó y fue perseguido por la Policía hasta que chocó y se disparó a sí mismo. Murió poco después.

El otro caso es el hackeo a la página web Ashley Madison, una red social especializada en que sus ocupantes sean infieles a su pareja. La publicación de esos datos ya es bien vergonzoso, pero es en especial impactante cuando uno de los nombres pertenece a un usuario de YouTube famoso por haber descubierto que su esposa estaba embarazada al hacer él mismo la prueba con orina que ella dejó en su poceta. Por ese mismo canal anunciaron que lamentablemente ella perdió el bebé, y luego también admitió que había abierto esa cuenta en Ashley Madison hace dos años y que todo estaba arreglado.

Aunque ambos casos están muy distantes de sí mismos, tienen una cosa en común: pudimos ver dentro de la mente de dos personas de maneras que habrían sido imposibles hace menos de una década. En el caso de Flanagan, era la facilidad con la que podía demostrar su venganza sobre los que consideraba lo habían agredido, que es, a su vez, lo que más me impacta de la historia (mas no lo que más duele). En el caso de los segundos, me impresiona cómo decidieron compartir un momento bastante íntimo con una audiencia de millones. Claro, al ser una pareja cristiana afirman querer propagar buenos valores y eso, pero, ¿dónde se traza la línea sobre qué es público y qué privado?

Visto 3753 veces Modificado por última vez en Viernes, 04 Septiembre 2015 04:58

La pareja conformada por Iván Artal y Karina Romero salieron desde Santa Elena de Uairén a recorrer América del Sur. Llevan 12 mil...

A través de un proceso de filtrado la orina es convertida en agua y luego en cerveza. En el proceso también se producen fertilizan...

El inicio del verano estará marcado por una espléndida luna llena que tenía ausente casi siete décadas. El día del solst...

Las anguilas sí atacan fuera del agua. Hace 200 años el explorador alemán habría dado luces de este comportamiento por parte de la...

Un estudio reciente hecho en la univeridad de Canterbury, en Nueva Zelanda, destaca que "un 30 por ciento de todos los sets d...

La pizza midió un kilómetro 853 metros y para su elaboración se requirieron 1,6 toneladas de tomate, 2 toneladas de mozarella, 200...