Jueves, 09 Octubre 2014 00:00

Nobel de Química 2014 para tres grandes del microscopio

 
Valora este artículo
(0 votos)
Betzig estuvo este miércoles en Berlín para ofrecer una conferencia científica Betzig estuvo este miércoles en Berlín para ofrecer una conferencia científica Foto @NobelPrize

La tecnología desarrollada por los tres investigadores permite estudiar células vivas en su máximo detalle molecular y producir “nuevos conocimientos de enorme beneficio para los seres humanos”

Estocolmo.- Los estadounidenses Eric Betzig y William E. Moerner y el alemán Stefan W. Hell ganaron el Premio Nobel de Química 2014 “por el desarrollo del microscopio de fluorescencia de superresolución”, informó la Real Academia Sueca de Ciencias en Estocolmo.

Estos científicos “sortearon ingeniosamente” una limitación de la miscroscopía óptica y mejoraron la tecnología para poder ver partículas menores a un tamaño de media longitud de onda, dice un comunicado de la Academia Nobel.

Durante mucho tiempo, la resolución de la microscopía óptica tenía una limitación natural por la que no se podían ver estructuras menores a media longitud de onda, equivalente a 200 nanómetros, es decir alrededor del doble del tamaño de un virus.

Con la ayuda de moléculas fluorescentes, Bentzig, Moerner y Hell llevaron “la microscopía óptica a la nanodimensión”.

La tecnología desarrollada por los tres investigadores permite estudiar células vivas en su máximo detalle molecular y producir “nuevos conocimientos de enorme beneficio para los seres humanos”, dice el comunicado de la Real Academia Sueca de Ciencias.

“Cambió la mirada química, molecular y biológica del mundo”, dijo a DPA la profesora Astrid Graslund, secretaria del Comité Nobel de Química.

En tiempo real
En el pasado, los investigadores sólo eran capaces de ver “los contornos de una célula viva... pero uno no podía ver ningún detalle”, añadió.

Gracias a la nanoscopía, “los científicos pueden visualizar los caminos que siguen moléculas individuales en células vivas”, dice el comunicado.

“Pueden ver cómo las moléculas crean sinapsis entre neuronas en el cerebro, pueden monitorear proteínas involucradas en las enfermedades de Parkinson, Alzheimer y Huntington cuando se juntan, pueden seguir proteínas individuales en óvulos fertilizados cuando se dividen formando el embrión”, ejemplifica.

“El trabajo de los galardonados hizo posible seguir procesos moleculares en tiempo real”, indicó Sven Lidin, presidente del Comité Nobel de Química.

Superimagen
“Esto hasta nos mostró los cambios dinámicos estructurales de neuronas en el cerebro, que ocurren durante los procesos de aprendizaje”, indicó. La nueva microscopía “no nos dice sólo dónde, sino también cuándo y cómo”.

Hell, ciudadano alemán nacido en Rumania, es director del Instituto Max Planck de Química Biofísica en Gotinga, Alemania. Fue reconocido con el Nobel por desarrollar la microscopía STED (stimulated emission depletion). Esta técnica usa dos rayos láser para obtener imágenes menores a 0,2 micrómetros.

Los estadounidenses Betzing, del Instituto Médico Howard Hughes en Virgina, y Moerner, de la Universidad de Stanford, trabajaron por separado en el desarrollo de la microscopía unimolecular.

Este método se basa en la posibilidad de encender y apagar la fluorescencia de moléculas individuales.

De esta manera, se pueden tomar diferentes imágenes, que luego se superponen obteniendo “una superimagen densa” con una resolución nanométrica.

Esposa mensajera
En una comunicación telefónica con periodistas en la Real Academia Sueca de Ciencias, Hell dijo estar “totalmente sorprendido” por el Nobel.

“Me tomó un tiempo asimilarlo”, indicó. El especialista explicó que su descubrimiento ayudó a “entender cómo funciona la célula” y a “comprender qué funciona mal si la célula está enferma”.

Betzig reaccionó “feliz, pero ante todo sorprendido” al ser informado de que era uno de los ganadores del Premio Nobel de Química. “Estoy como paralizado”.

Dijo que nunca había contado con recibir el Nobel. “Creo que todos los científicos se imaginan alguna vez cómo sería eso de estar en Estocolmo. Pero uno no cuenta con ello seriamente. Uno espera cientos de cosas en la vida, pero no esto”, indicó.

Moerner, quien estaba en Brasil, se enteró por su esposa de que había recibido el Nobel, ya que el Comité Nobel no se pudo comunicar con él antes de dar el anuncio de los ganadores.

Haber recibido la noticia de ella fue “casi todavía más emocionante”, dijo a la emisora NBC.

A los estudiantes jóvenes les recomendó “preguntar por qué el mundo es como es. Esa es la única posibilidad de movilizar algo”.

El galardón está dotado con ocho millones de coronas suecas (870.000 euros/1,1 millones de dólares), de los cuales cada uno de los ganadores recibirá un tercio. Será entregado el 10 de diciembre, aniversario de la muerte del creador de los premios, Alfred Nobel, en una gala que se celebrará en Estocolmo.

 

Visto 2860 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Octubre 2014 09:05

La pareja conformada por Iván Artal y Karina Romero salieron desde Santa Elena de Uairén a recorrer América del Sur. Llevan 12 mil...

A través de un proceso de filtrado la orina es convertida en agua y luego en cerveza. En el proceso también se producen fertilizan...

El inicio del verano estará marcado por una espléndida luna llena que tenía ausente casi siete décadas. El día del solst...

Las anguilas sí atacan fuera del agua. Hace 200 años el explorador alemán habría dado luces de este comportamiento por parte de la...

Un estudio reciente hecho en la univeridad de Canterbury, en Nueva Zelanda, destaca que "un 30 por ciento de todos los sets d...

La pizza midió un kilómetro 853 metros y para su elaboración se requirieron 1,6 toneladas de tomate, 2 toneladas de mozarella, 200...