Viernes, 07 Agosto 2015 00:00

Está de moda fotografiarse desnudo haciendo turismo

 
Ya sea en Twitter, Instagram o Facebook, cada vez son más los viajeros occidentales que cuelgan instantáneas en las que dejan ver mucha piel Ya sea en Twitter, Instagram o Facebook, cada vez son más los viajeros occidentales que cuelgan instantáneas en las que dejan ver mucha piel

Ya sea en Twitter, Instagram o Facebook, cada vez son más los viajeros occidentales que cuelgan instantáneas en las que dejan ver mucha piel.

     
 

Turismo 2b

Fotografía de una mujer sin sostén en el famoso templo de Angkor Wat en Camboya

 
     

En una de las instantáneas de su viaje a Taiwan, Emil Kaminski aparece inmortalizado enseñando el trasero en el rascacielos Taipei 101, antaño el edificio más alto del mundo. Posados como el suyo se repiten frente a monumentos como la parisina Torre Eiffel o enclaves naturales como el Gran Cañón del Colorado. La tendencia es clara: está de moda fotografiarse desnudo haciendo turismo.

Ya sea en Twitter, Instagram o Facebook, cada vez son más los viajeros occidentales que cuelgan instantáneas en las que dejan ver mucha piel. Pero lo que parece divertirles indigna a muchos locales, sobre todo en Asia, donde cada vez más a menudo interviene la Policía. En junio, cuatro turistas de Reino Unido, Holanda y Canadá tuvieron que pasar tres días en el calabozo por comportamiento obsceno. ¿El motivo? Se fotografiaron desnudos en la cima del monte Kinabalu, en Malasia.

Para los vecinos de la zona, el grupo de extranjeros era responsable del terremoto que poco después acabó con la vida de ocho personas. “Los pueblos kadazan y dusun, que viven allí, creen que la montaña es el lugar donde las almas de sus difuntos encuentran su último descanso”, explica a DPA el secretario local de turismo, Masidi Manjun. “Desnudarse allí por pura diversión lo consideran un sacrilegio”.

También en el turístico complejo de templos de Angkor, en Camboya, fueron detenidos este año cinco visitantes de Francia y Estados Unidos, confirma un portavoz del Ministerio del Interior. Las autoridades los “cazaron” en medio de este tesoro arqueológico en la selva camboyana cuando intentaban inmortalizarse sin ropa. Para el portavoz, Phay Siphan, este tipo de actuaciones son irrespetuosas. “En todas partes hay personas que se indignan si ven a gente desnudarse en público”, sostiene.

Uno de los pioneros

Emil Kaminski no entiende esta postura. El canadiense presume de ser uno de los primeros que hace un par de años comenzó a retratarse desnudo ante atracciones turísticas. “Ya no teníamos ganas de seguir con las aburridas fotos de viajes”, declara en conversación con DPA. “Queríamos divertirnos un poco más”, añade este joven veinteañero experto en fotografía y video y autor de un blog de viajes.

     
  “Desnudarse delante de lugares sagrados o atracciones turísticas no sólo es violar un tema tabú, sino que además hace que las autoridades locales pierdan respeto a ojos de sus vecinos por no impedirlo”, explica el escritor británico Lawrence Osborne, que vive desde hace años en Bangkok y ha escrito varias novelas y guías de viaje.  
     

Lo mismo opina una viajera canadiense que colgó en la red instantáneas suyas en “topless” ante el famoso templo de Angkor Wat. “Hacía mucho calor, habíamos visto fotos así de otros lugares en las redes sociales y pensamos, ¿por qué no?”. Pero el portavoz de las autoridades culturales de la zona, Kosal Long no piensa lo mismo. “Los camboyanos jamás se desnudarían en público, y menos en un templo”, señala. “Están decepcionados”.

Long espera que los turistas que visiten Camboya se informen sobre las costumbres locales y muestren más respeto. A partir de ahora, los viajeros que pretendan coronar el Kinabalu en Malasia deberán firmar que respetarán las tradiciones locales. Y quitarse la ropa queda expresamente prohibido.

“La decencia y la contención son virtudes muy valoradas en Asia”, explica el escritor británico Lawrence Osborne, que vive desde hace años en Bangkok y ha escrito varias novelas y guías de viaje. “Desnudarse delante de lugares sagrados o atracciones turísticas no sólo es violar un tema tabú, sino que además hace que las autoridades locales pierdan respeto a ojos de sus vecinos por no impedirlo”.

Para Osborne, posar desnudo tiene algo de arrogante. Sin embargo, Kaminski no lo considera un tema tabú. “Hace 100 años molestaba ver tobillos desnudos, luego fueron las rodillas, los ombligos y ahora el pecho. Hace falta revisar de vez en cuando las convenciones sociales arcaicas. Para nosotros, estas fotos son una señal frente a comportamientos similares a los de los talibanes”.

Modificado por última vez en Viernes, 07 Agosto 2015 18:08

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El ranking incluye a nueve mujeres -un récord desde la creación-, mexicanos, colombianos, argentinos, brasileños, españoles y esta...

 Apple promete hasta 12 horas de navegación móvil con solo una carga en la nueva versión del iPhone. ...

Nunca antes una aplicación de smartphone generó tanto valor bursátil. En menos de dos semanas desde el lanzamiento de "Pokémon Go"...

¿Por qué millones de personas se dedican a cazar monstruitos virtuales en plena calle? En menos de dos semanas, los personajes del...