Jueves, 22 Septiembre 2016 00:00

“Al Estado le ha importado el tema ambiental solo para un discurso político”

 
Valora este artículo
(0 votos)
El Arco Minero del Orinoco es ejemplo de la poca conciencia ambiental del Gobierno, pues pone en riesgo la mayor reserva de agua potable del país El Arco Minero del Orinoco es ejemplo de la poca conciencia ambiental del Gobierno, pues pone en riesgo la mayor reserva de agua potable del país Foto vía laboratoriosdepaz.org

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Efectos del cambio climático

El cambio climático influye distinto en cada zona geográfica, dependiendo de sus propias condiciones. En el caso de Venezuela, Álvarez ejemplificó algunas afectaciones puntuales:

En la costa oriental del lago de Maracaibo, por ejemplo, las comunidades están en riesgo por el ascenso continuo del nivel del mar, que podrían hundirse en unos 50 a 80 años.

En San Cristóbal, el aumento de las temperaturas afectaría -a largo plazo- la producción agropecuaria típica.

En Bolívar, la expansión -aún mayor- de epidemias de enfermedades transmitidas por vectores, que podrían explayarse en el país cuando las temperaturas permitan que estos mosquitos se críen en lugares que antes les eran inhóspitos.

 

El cambio climático mundial, producto de la contaminación generada por el hombre, es un hecho. La generación masiva de gases contaminantes de la capa de ozono -como el dióxido de carbono y gas metano- han originado lo que comúnmente se conoce como calentamiento global, fenómeno al que Venezuela no es inmune.

Alejandro Álvarez, miembro de la Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela (Red ARA) y de la Coalición Clima21, lo dejó claro. Aunque Venezuela no es un país productor masivo de gases contaminantes y no está entre los culpables, igualmente se ve afectado por los cambios de temperatura producto del fenómeno de escala mundial.

Álvarez es activista ambiental venezolano y uno de los asistentes al Seminario Regional sobre Cambio Climático para Organizaciones de la Sociedad Civil de América Latina, apoyado por la Unión Europea, los días 13 y 14 de septiembre en Panamá, en donde participaron delegaciones de 18 países de la región.

“El efecto del cambio climático va a ser global, dependiendo de las condiciones de cada país”, explicó el experto, refiriendo que fenómenos naturales como El Niño serán potenciados por el cambio climático: sequías serán más agudas, lluvias menos frecuentes pero más intensas, entre otros.

Omisiones del Estado

Los cambios de temperatura no son inocuos. En el caso de Venezuela, las consecuencias ya son notorias: Por ejemplo, recientemente se han confirmado casos de paludismo en zonas en donde, otrora, los mosquitos plasmódium no se reproducían por su propia condición climática.

Se trata de localidades como Caracas y el estado Miranda, donde hacía años no aparecía la malaria, focalizada como epidemia en el estado Bolívar, “los mosquitos se están reproduciendo allí, porque la tierra está más caliente”, apunta Álvarez.

Esto es un factor de riesgo si se suma el precario control sanitario del Estado que ha permitido que 2016 sea el año con más casos de malaria en toda la historia: Según la Red Defendamos la Epidemiología y la Sociedad Venezolana de Salud Pública, hasta el 20 de agosto hay 143.987 casos confirmados de malaria en Venezuela, cifra que supera en 72 por ciento las del año pasado, según las organizaciones independientes.

“¿Qué está haciendo Venezuela contra el cambio climático? Muy poco, porque esto requiere un cambio de paradigmas” sociales y económicos, que han pasado desapercibidos en esta administración gubernamental.

Álvarez mencionó que las últimas directrices internacionales están en el mitigar el cambio climático al controlar y en disminuir las emisiones de gases efecto invernadero, y la adaptación a los cambios climáticos. Es acá donde el Estado está fallando.

Las altas temperaturas afectarán el tipo de cultivos agropecuarios, pues con el tiempo la tierra se tornará más árida. “Esto a la larga significará cambios de patrones de consumo y de producción”, precisó Álvarez, en referencia a las siembras y crías de ganado.

Además, las implicaciones sanitarias van desde la expansión de las epidemias transmitidas por vectores -erradicadas del mundo pero no de Venezuela-, a la afectación de las personas que trabajen al aire libre por la intensidad el calor, especialmente cuando la temperatura exceda los 35 grados centígrados.

Preservar el agua

De los efectos más críticos del cambio climático es el riesgo de las fuentes de agua dulce. En este sentido, Álvarez recuerda que “no solo es el Estado sino las empresas y cada uno de nosotros, que tenemos que aprender a usar el agua como un bien escaso a futuro”.

Si la sequía terminará por disminuir el nivel de los embalses de captación de agua potable, debe priorizarse la reutilización del agua con la implementación y mantenimiento de plantas de tratamiento del recurso. Vale resaltar que Puerto Ordaz tiene una sola de estas estaciones, abandonada desde hace cinco años.

Álvarez criticó que el Estado, a través del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas (Minea) haga caso omiso de las sugerencias y alertas de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que se activan en favor de enfrentar las consecuencias del cambio climático.

  maAsinformaciOn

 

Minería, sindicatos y Arco Minero del Orinoco, combinación mortal para los indígenas del Caura

barra ama220

Movimiento Ecológico consignará firmas contra el Arco Minero a la AN

barra ama220

Explotación militar depreda bosques y sabanas de la región Guayana

barra ama220

Gobierno apuesta al rentismo minero y abandona la Guayana sustentable

 

“Al Estado le ha importado el tema ambiental solo para un discurso político”, explicó el activista, tomando como ejemplo la implementación del Arco Minero del Orinoco: Un plan estatal que conlleva a la deforestación del 12 por ciento del territorio nacional y amenaza la utilidad de la cuenca del río Orinoco, la más grande reserva de agua dulce del país... y que, por lo visto, se piensa aplicar desestimando las alertas ambientales de especialistas nacionales e internacionales.

Qué se puede hacer

Los activistas por el cambio climático fomentan el concepto de ciudades sustentables, en donde la infraestructura se enfoque a prácticas eco-amigables. Venezuela debería enrumbarse en este camino… de forma más efectiva.

Álvarez recuerda que procurar minimizar las emisiones de dióxido de carbono y gas metano es una práctica necesaria. El uso de vehículos híbridos, en este caso, es una de las acciones que cada vez cobran más fuerza.

El funcionamiento correcto de rellenos sanitarios, que permitan la eliminación o reutilización del gas metano (producido por la descomposición de material), para la generación de energía, también significa una gran diferencia con el medio ambiente para enfrentarse mejor al cambio climático. En este campo, el municipio Caroní está en deuda con el ambiente desde hace cinco años.

Las ONG Red Ara y Coalición21 apostarán por campañas de educación de conciencia ambiental, también “para potenciar a la ciudadanía para que exija también al Estado lo que es su deber” de promover las políticas ambientales pertinentes, además de apoyar “proyectos piloto que hay en todo el país para la conservación ambiental”, como el plan Phinatura que se ejecuta en el Alto Caura para la conservación de los bosques.

Visto 2366 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Septiembre 2016 16:08

Autoridades en el estado Bolívar priorizan la construcción de una plaza recreacional en tiempo récord para los actos oficiales por...

Durante 2016, los vecinos del sector II solo recibieron la bolsa en dos oportunidades. Este año los supermercados estatales les di...

Tres días de kilométricas colas para surtir combustible han tenido que sortear los conductores de Ciudad Guayana. Las fallas en el...

Adolfo Salazar acudió a la Fiscalía Segunda por los golpes que recibió en las afueras del supermercado chino Atlántico Center en P...

La primera promesa de finiquitar este espacio para la disposición final de desechos sólidos data del 29 de octubre de 2014, cuando...