Martes, 14 Octubre 2014 00:00

“Si fuéramos conscientes se decretara un estado de emergencia en la basura”

 
Valora este artículo
(2 votos)
“Si fuéramos conscientes se decretara un estado de emergencia en la basura” Fotos William Urdaneta

La investigadora ambiental Ana Jorge parte de la premisa “de que la basura es oro, que es dinero” y frente al deficiente sistema de recolección y deposición de desechos sólidos en el municipio Caroní opina que “si fuéramos conscientes se decretara un estado de emergencia por la basura”.

La docente de la UNEG afirma que la legislación (Ley de Gestión Integral de la Basura 2011 y Ley Penal del Ambiente 2012) específica lo que debe hacerse: un parque automotor adecuado para recoger la basura; capacitación y dotación de insumos para el personal que recoge los desechos y rellenos sanitarios con los sistemas adecuados para el saneamiento diario y el aprovechamiento energético de los desperdicios.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“No es que hace falta traer un científico de Alemania, no. La legislación venezolana es muy clara en cómo hay que manejar la basura”, afirma Ana Jorge, docente e investigadora de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) y miembro del Centro de Investigaciones en Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable (Cigads), quien lamenta que las normas ambientales estén “engavetadas”.

La profesora resalta no solo la Ley de Gestión Integral de la Basura (2011), sino la Ley Penal del Ambiente (2012), en la que se establecen todas las sanciones a quien incurra en “disposición indebida de desechos sólidos no peligrosos” y de aquellos que sí lo son, como material tóxico, hospitalario e industrial.

“Nada de eso se está cumpliendo”, alerta. La quema de basura en el colapsado vertedero de Cambalache es muestra de ello. Jorge considera que “es verdaderamente irresponsable que las autoridades vuelvan a hablar de la adecuación de un terreno para un nuevo vertedero, pero ¿cuándo lo van a hacer? ¡Hasta cuándo lo mismo!”.

A7Jorge2Valor del reciclaje
“No hemos comprendido que la basura es oro, que es dinero, que si reciclamos esa basura tiene valor” destaca la investigadora ambiental. Una de sus recomendaciones para avanzar hacia el reciclaje, mientras no haya plantas procesadoras de desechos en los rellenos sanitarios, es crear una estación en donde la municipalidad pueda previamente separar los desperdicios en orgánicos e inorgánicos, para clasificarlos en papel, vidrio, metales y plástico.

A partir de allí podrían entrar en juego las empresas recicladoras… que tampoco existen a gran escala. “El Estado puede dar facilidades o créditos para la formación de empresas que se especialicen en reciclaje de papel, vidrio (…) o que se hagan proyectos de composteros”, refiriéndose con estos últimos a las iniciativas que tratan los desechos orgánicos para generar abono para la agricultura.

Las anteriores son acciones que pueden ayudar “desde lo particular, pero si no se tiene un liderazgo estatal, si no se tienen las políticas públicas que garanticen que las leyes se cumplan, no podemos tener un sistema de manejo de desechos sólidos eficiente” remata Jorge.

“El Ministerio del Ambiente ahora está dentro del de (Vivienda y) Hábitat, pero sigue teniendo sus competencias. Tienen que cumplirlas”, insiste la docente de la UNEG.

Mientras la infracción de las normas técnicas y legales prosiga, las montañas de basura “no solo contaminan el paisaje sino que afectan la salud del ser humano, eso es muy grave y no está pasando nada, la gente no dice nada. “Se confunde el gobierno con la política. Los gobernantes son elegidos para brindar calidad de vida a los ciudadanos y si vemos la ciudad, eso no está pasando”.

Autoridades “sordas”
Ana Jorge recuerda que hace dos meses asistió al Concejo Municipal Socialista de Caroní (Comsocaroní) para abordar el tema de recolección de desechos sólidos y consolidar mejores planes “pero no nos atendieron, y hasta la fecha ni siquiera nos han llamado para decirnos por qué no se reunieron con nosotros”.

Por otra parte, comenta que “como parte del Cigads nos hemos acercado a la Alcaldía y al Ministerio del Ambiente, a ver en qué podemos ayudar, si en capacitación” o en la adecuación de los planes de recolección “pero nunca hacen caso. Hay un hermetismo en los organismos (…) si fuéramos conscientes se decretara un estado de emergencia en la basura y se resolverían los problemas”.

“Sencillamente se están haciendo las cosas de forma muy improvisada e inadecuada” indica Jorge, reiterando que la legislación es clara en qué es lo que hay que hacer: Asegurar suficiente parque automotor, adecuado, para recoger la basura, capacitación y dotación de insumos para el personal que recoge los desechos y rellenos sanitarios con los sistemas adecuados para el saneamiento diario y el aprovechamiento energético de los desperdicios.

A7Reciclaje2En la sede de Postgrado de la UNEG incentivan la separación de los desechos sólidos por tipo: papel, vidrio, plástico y metal

Sin contraloría social
No se trata ni de “magia ni de inventar el agua tibia. La Ley (de Gestión de la Basura) le da la responsabilidad a las alcaldías de la recolección de la basura, y la disposición final, en la modalidad de relleno sanitario, a las gobernaciones” remarca.

“Como ciudadanos tenemos que exigir una gestión adecuada” subraya Jorge, llamando a la ciudadanía a practicar la verdadera “contraloría social”, sin manchar dicho proceso de políticas oficialistas o de oposición.

Considera que “los consejos comunales deben estar pendientes de eso también. En las asambleas de presupuesto participativo que hacen por parroquia con el alcalde (José Ramón López) no solo se debe hablar de las canchas deportivas o las tuberías, también es de recoger la basura. La basura no puede pasar a segundo plano”.

Reutilizar productos, disminuir consumo

Aunque hay una carencia evidente de políticas públicas e infraestructura suficiente para manejar adecuadamente los desechos sólidos, la profesora Ana Jorge resalta que el papel de la ciudadanía es importante en cuanto a “generar la menor cantidad posible de desperdicios”.

Resalta la necesidad de “reutilizar los productos” y de minimizar las compras a adquirir “lo necesario. Compramos muchas cosas que no necesitamos para después botarlas”. Esto es conocido como la “Ley de las tres R: Reducir consumo, Reutilizar y Reciclar. Una de las prácticas cónsonas con lo planteado es el uso de bolsas de tela para llevar a casa las compras de alimentos en vez de recibir los montones de bolsas de plástico, que muchas veces son desperdiciadas.

Visto 4415 veces Modificado por última vez en Miércoles, 15 Octubre 2014 16:56

La organización denunció que el Estado venezolano implementa medidas represivas “con lógica bélica para supuestamente abordar la d...

El nuevo informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social detalla que Bolívar fue uno de los estados que más protestó ...

El informe del primer semestre de 2018 de la ONG Una Ventana a la Libertad, determina las precarias condiciones de los centros de ...

“Hoy a mi hermano se le juzga siendo inocente por denunciar el sistema que ha apresado, asesinado y condenado al exilio a millones...

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) documentó 2.163 protestas en julio de 2018, un promedio de 72 reclamos ...

Este viernes se difundió un video en el que el diputado, secuestrado por la dictadura, aparece manchado de excremento en una espec...

En medio de la cumbre sobre cambio climático de la ONU, la organización humanitaria Oxfam advierte que las tormentas e inundacione...

El número de sitios naturales amenazados por el cambio climático ha incrementado de 35 a 62 en solo tres años, revela laUnión Inte...

La canciller Merkel advierte que las medidas adoptadas hasta ahora son insuficientes para limitar por debajo de los dos grados cen...

El dinero que las naciones industrializadas debieran destinar a las más vulnerables para que se adapten al cambio climático fue un...