La organización sindical de la estatal informó que el trabajador instalaba un aire acondicionado de cinco toneladas. “La empresa lo mandó a instalar el equipo violando el protocolo”, dijo el secretario general Alejandro Álvarez.