Miércoles, 18 Enero 2017 00:00

Sidoristas esperan que visita de Maduro a la acería no se convierta en otro show

 
Valora este artículo
(4 votos)
Entre las críticas de los trabajadores están la falta de materias primas, repuestos, implementos de protección personal, comedores, entre otras Entre las críticas de los trabajadores están la falta de materias primas, repuestos, implementos de protección personal, comedores, entre otras Foto Wilmer González

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Justo Noguera promete que producción de Sidor en 2017 superará 3 millones de toneladas de acero

barra 4naranja220

Empresas básicas: nacimiento, esplendor y decadencia

barra 4naranja220

“No se invirtió en nada para aumentar la productividad de Sidor” [+ audio]

 

En los pasillos y plantas de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) se ha corrido que el presidente Nicolás Maduro visitará la industria este 21 de enero. Trabajadores presumen que la presencia presidencial será para arrancar la producción de hojalata, en mínimos en los últimos años. Temen, sin embargo, que en medio del show de luces y utilería se oculte la real parálisis de la empresa, reestatizada en 2008 por orden de Hugo Chávez.

Los trabajadores Carlos Ramírez, César Sánchez, José Luis Alcocer y Hendry Martínez, de la corriente laboral Unidad Matancera, recordaron que la última visita de Maduro fue el 15 de octubre de 2015, cuando desde una suerte de pulido set de televisión en el área de Laminación en Caliente decretó un aumento de 30% al salario mínimo, en un año que cerró con una producción ínfima de un millón 68 mil 91 toneladas de acero, la cuarta parte de su máxima capacidad instalada comprobada.

2016 no dejó mejores resultados desde el punto de vista productivo. Aunque el presidente de la estatal, Justo Noguera Pietri, y el ministro de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, Juan Arias, han insistido a través de los medios oficiales en la recuperación de la acería estatal, otrora la más importante de América Latina y el Caribe, los sidoristas señalaron que los datos difundidos son falsos.

“Definitivamente, la recuperación de Sidor es uno de los principales logros del 2016. Gracias a sus trabajadores y del presidente Justo Noguera Pietri, quien está haciendo un extraordinario trabajo, hemos estabilizado a esta empresa”, indicó Arias a mediados de diciembre.

Los empleados explicaron, a través de un comunicado, que la producción de cualquier acería en el mundo se cuantifica por las toneladas de acero líquido producido. “En el caso de Sidor, la producción se mide en la cantidad de acero líquido que producen sus dos acerías, y allí queremos ser objetivos utilizando las cifras mostradas por la propia empresa. Se puede determinar de acuerdo con esas cifras que la producción de 2016 respecto al 2015 tiene una variación negativa de 750 mil toneladas de acero líquido”, precisaron.

Los trabajadores señalan que la producción retrocedió de 1,6 millones de toneladas en 2015 a poco más de 300 mil toneladas en 2016, un marcado decrecimiento si se considera que la máxima producción de la industria alcanzó a 4,3 millones de toneladas en 2007, cuando era operada por la trasnacional Ternium.

Seis meses de parálisis en 2016

“Colocando las cosas en su justa dimensión, durante el 2016, Sidor estuvo paralizada por más de seis meses, por diferentes motivos, que hoy tienen plena vigencia y fue en julio de 2016, después de elaborar un plan, cuando se da el arranque de la acería de palanquillas”, destacaron los sidoristas.

El área, medular en la industria, se paralizó nuevamente el 9 de septiembre de 2016 y, cuatro meses después, aún no hay fecha de arranque. En paralelo, la Acería de Planchones que arrancó en septiembre de 2016 se detuvo el 6 de enero de 2017, por falta de olivina, lo cual marca un pésimo inicio de año para la siderúrgica.

  Los trabajadores señalan que la producción retrocedió de 1,6 millones de toneladas en 2015 a poco más de 300 mil toneladas en 2016, un marcado decrecimiento si se considera que la máxima producción de la industria alcanzó a 4,3 millones de toneladas en 2007.  


“Las condiciones antes expuestas no serán dichas por quienes de seguro estarán allí en primera fila, aplaudiendo y gritando
viva Chávez, viva Maduro; tampoco dirán las arbitrariedades, que hoy comete la administración de Sidor y la nueva gerencia adscrita a la presidencia de la empresa, llamada Sindicato Sutiss, contra los trabajadores”, aseguran.

Entre las arbitrariedades, enumeran las siguientes:

1.Discusión de un contrato único para el sector hierro y acero. Aseguran que, hasta ahora, “la masa laboral de las diferentes empresas que conforman este sector, no conocen su contenido y mucho menos su alcance”.

2. Desconocimiento de la forma de cálculo de la diferencia de utilidades, “porque la hoja de cálculo salarial es un secreto bien guardado”.

3. Mora en el pago de los aumentos salariales decretados por el Gobierno nacional y sus retroactivos. “Esto ocasiona un duro golpe al bolsillo de los trabajadores, al no ser cancelado por la administración de Sidor y cada vez que ocurre un aumento del salario mínimo nacional los sidoristas quedamos por debajo”.

4. Incumplimiento del plan de construcción de viviendas para los trabajadores. “Existe una asociación civil, que lleva más de 5 años promoviendo esta actividad y hasta ahora lo que han entregado son gorras y franelas rojas”.

5. Desconocimiento sobre la reactivación y puesta en funcionamiento de las colonias vacacionales en Carúpano, estado Sucre, “bajo esta administración fueron desmanteladas”.

6. Eliminación y nula transparencia en la cláusula de juguetes para los hijos de los trabajadores.

7. Eliminación del servicio de comedores, “en detrimento de la salud de los trabajadores”.

8. Falta de autobuses para el traslado de los trabajadores.

9. Mora en la entrega de los uniformes de trabajo desde 2012 hasta 2016 “y fijar la fecha de entrega de este 2017”.

10. Retraso en compra de herramientas, insumos y repuestos.

11. Retraso en entrega de implementos de seguridad tales como: guantes, nariceras, cascos, botas, chaquetas y protectores auditivos, “los cuales brillan por su ausencia”.

12. Deudas con proveedores regionales, nacionales e internacionales.

13. Eliminación del HCM, no entrega de las medicinas por parte de las farmacias e, incluso, falta de triaje. “Los trabajadores están sin servicio médico”.

14. Suspensión de las elecciones sindicales, “conculcadas por el Gobierno a través del Tribunal Supremo de Justicia, el cual cercena un derecho inalienable de los trabajadores, para mejorar sus condiciones salariales y sociales”.

“Son muchas las cosas que los que estarán allí presentes no le dirán a Nicolás Maduro, por eso nosotros los trabajadores, los que no tenemos voz dentro de esa macolla, lo estamos diciendo”, sostuvieron los sidoristas integrantes de la corriente laboral Unidad Matancera.

Los trabajadores han sido las principales voces críticas del deterioro productivo de Sidor desde 2008, año en el que volvió a manos estatales. En 2016, además de la desinversión, fue determinante en el retroceso la reducida disponibilidad de energía eléctrica que mantuvo paralizadas las acerías desde principios del año.

Visto 2455 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Enero 2017 01:12

La materia prima entregada a las empresas privadas alcanza para 45 días de producción. Aunque el cordón de fabricación del materia...

A las 6:00 de la tarde de este martes se concentrarán en la redoma de Chilemex en protesta por el auge delictivo. ...

Representantes del gremio panadero propusieron que sean las asociaciones de panaderos los que se encarguen de la distribución de l...

Delincuentes asaltaron su residencia la mañana de este lunes para robar y asesinaron al director de Camcaroní y presidente de la C...

En Ciudad Guayana no han arrancado las fiscalizaciones, pero el temor en el sector es creciente. Los inventarios en panaderías vis...