El dirigente sindical fue detenido supuestamente por agresiones contra efectivos militares ocurridas en mayo de 2018 en Ciudad Piar. El arresto ocurrió en Anaco, estado Anzoátegui, cuando regresaba con trabajadores de Guayana de una marcha nacional en Caracas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

         

Persecución continua

Momento en el que detienen a Rubén González en la alcabala militar en Anaco, estado Anzoátegui | Foto cortesía


En horas de la noche de este jueves, dirigentes sindicales desconocían exactamente dónde y cuándo sería presentado González. El trabajador de Ferrominera Orinoco y miembro de Sintraferrominera, Dewel Hernández, informó que el dirigente sindical fue trasladado de Anaco a El Tigre a las 4:00 de la mañana a un comando militar en El Tigrito, estado Anzoátegui, específicamente.

“Por las características que dimos de Rubén, nos dijeron que alguien parecido llegó en el transcurso de la mañana pero que se lo llevaron al mediodía a presentarlo pero no sabemos si es en Anaco o El Tigre, estamos investigando”, expresó, pasadas las 8:00 de la noche.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), Rubén González, fue detenido en la madrugada de este jueves 29 de noviembre en una alcabala militar en Anaco, estado Anzoátegui, cuando volvía a Ciudad Guayana junto a trabajadores de las empresas básicas, luego de participar en la marcha nacional convocada por la Intersectorial Laboral de Venezuela en Caracas.

Los trabajadores retornaban en dos autobuses. El trabajador de la reductora de aluminio Alcasa, Dennys Sucre, relató que al llegar a la alcabala los uniformados militares abordaron las unidades, pidieron las cédulas y solicitaron específicamente a González que los acompañara. Era la una de la madrugada aproximadamente.

“Fuimos trasladados al comando de la Guardia Nacional y nos esperaban como si fuéramos delincuentes, había más de 100 guardias armados y pedimos explicaciones, pero solo dejaron entrar a dos personas nada más como testigos para leer los alegatos de por qué iba a ser detenido Rubén”, contó.

José Luis Morocoima, trabajador de Bauxilum, fue uno de los testigos que escuchó la lectura de la orden de aprehensión, con fecha del 20 de agosto. Informó que los delitos de los que acusan a González son “secuestro y agresión al centinela” por un conflicto ocurrido el 2 de mayo de 2018 durante una protesta laboral en Ciudad Piar, en el estado Bolívar.

No obstante, el trabajador considera que la detención es una respuesta a las declaraciones de González durante la manifestación en Caracas este miércoles en las que señalaba que era necesario que el presidente de la República, Nicolás Maduro, renunciara o se fuera para instalar un gobierno de paz. “Rubén había estado el lunes en los Tribunales de Caracas por el caso de Rodney Álvarez, ¿por qué entonces no lo detuvieron allí? Creemos que esto está vinculado a las actividades de protesta porque es la cabeza más visible”, dijo.

De acuerdo con la escasa información que los trabajadores recibieron en Anaco, de donde fueron conminados a retirarse, el secretario general de Sintraferrominera será trasladado y presentado ante el Tribunal Militar de Ciudad Bolívar.

“Esto es un pase de factura y una retaliación contra aquellos que protestan y tienen un criterio distinto. Como Rubén ha estado al frente de las acciones de protesta en Ferrominera por más de 70 días, este es el resultado”, expresó Sucre.

Los trabajadores que lograron regresar a Ciudad Guayana en la madrugada se concentraron desde la primera hora de este jueves en el portón principal de Ferrominera Orinoco, en donde definirían acciones de protesta por lo que califican como una detención arbitraria.

“Hacemos responsable por la integridad física y mental tanto del compañero Rubén González como de todos los compañeros detenidos a Nicolás Maduro Moros. Estamos haciendo un llamado a todas las organizaciones internacionales como la OIT, ONU, OEA, DDHH, etc. a que se pronuncien y tomen medidas de lo que actualmente viene ocurriendo a los trabajadores, dirigentes sindicales y pueblo en general de Venezuela”, sostuvo el dirigente sindical de Venalum, Ángel Brito.

El secretario general de Sintraferrominera, Rubén González, ha sido una de las caras más visibles de la criminalización del derecho a la protesta, luego de que en 2009 fuera detenido por liderar una protesta laboral. En marzo de 2011, el Tribunal Sexto de Control lo condenó a 7 años, 6 meses y 22 días de prisión, pero dos días después la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo de Justicia.

Template by JoomlaShine