Jueves, 05 Abril 2018 00:00

Corte Suprema de Brasil da vía libre al encarcelamiento de Lula

 
Valora este artículo
(0 votos)
Miles de manifestantes salieron a protestar a favor y en contra de Lula por todo el país en la antesala del acto judicial Miles de manifestantes salieron a protestar a favor y en contra de Lula por todo el país en la antesala del acto judicial FOTO El Observador Uruguay

La justicia brasileña puede decretar en los próximos días un encarcelamiento de Lula por una sentencia a más de 12 años de cárcel a la que fue condenado en enero.

     
 

barra 11300

Los siete juicios contra Lula

Río de Janeiro.- Además del proceso por el que puede entrar en breve a la cárcel, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afronta otros seis juicios vinculados con la megacausa "Lava Jato" ("Lavado de autos"), en los que es acusado de corrupción, lavado de activos y obstrucción a la Justicia, entre otros cargos.

Tres procesos los llevó en un tribunal de la sureña ciudad de Curitiba el juez Sérgio Moro, el magistrado a cargo de los principales procesos de "Lava Jato". Los otros cuatro se celebran en Brasilia, dos de ellos en casos ramificados de "Lava Jato" para convertirse en investigaciones independientes. Los detalles:

Caso Cerveró: Lula fue acusado formalmente por primera vez en julio de 2016, por cargos de obstrucción a la Justicia al haber presuntamente intentado comprar el silencio del encarcelado ex ejecutivo de Petrobras Nestor Cerveró. La petrolera semiestatal Petrobras están en el centro de las investigaciones de "Lava Jato". El caso está en Brasilia.

Tríplex de Guarujá: En enero de este año, un tribunal de apelación de Porto Alegre confirmó una condena a prisión para Lula emitida por Sérgio Moro por cargos de que el ex presidente aceptó sobornos en valor de 3,7 millones de reales (1,1 millones de dólares) de la constructora OAS para beneficiarla en sus negocios con Petrobras. Los pagos se debían hacer a través de la reforma de un apartamento que Lula planeaba adquirir en Guarujá, en la costa de Sao Paulo. El tribunal de Porto Alegre subió la pena de prisión impuesta por Moro de nueve años y medio a 12 años y un mes.

Caso del BNDES: La Justicia de Brasilia aceptó en mayo de 2016 una denuncia por cargos de que Lula usó su influencia para que el banco de fomento estatal, el BNDES, ayudara a la constructora Odebrecht a conseguir contratos de infraestructuras en Angola. La investigación fue separada de "Lava Jato" en la operación bautizada "Janus".

Caso de los cazas Gripen: En la operación "Zelotes", otra ramificación de "Lava Jato" en Brasilia, Lula afronta desde diciembre de 2016 cargos por una trama en torno a la consultora Marcondes & Mautoni para facilitar contratos con el Estado. Entre los presuntos negocios ilegales está un contrato para la compra de 36 cazas suecos Gripen. También está acusado un hijo de Lula, Luiz Cláudio.

Caso de las automotrices: En septiembre de 2017 Lula volvió a ser acusado por "Zelotes" en Brasilia, esta vez por cargos de que aceptó recibir en 2009 fondos para su Partido de los Trabajadores (PT) a cambio de favorecer a las empresas del sector automotriz MMC y Caoa.

Instituto Lula: Moro aceptó en diciembre de 2016 otra denuncia de que Lula aceptó sobornos de Odebrecht a través de la compra de un terreno que debía servir como nueva sede para el Instituto Lula de Sao Paulo.

Sitio de Atibaia: En agosto de 2017, Moro abrió otro juicio contra Lula por cargos de que aceptó la reforma de otro inmueble en Sao Paulo, el llamado "Sitio de Atibaia", por parte de Odebrecht y OAS.

Río de Janeiro/Brasilia.- La Corte Suprema de Brasil dejó a Luiz Inácio Lula da Silva al borde de la prisión tras rechazar un recurso de "habeas corpus" con el que el ex presidente intentaba evitar ir a prisión por una condena por corrupción.

Los 11 jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) se decantaron en la madrugada de este jueves con un voto muy ajustado de 6-5 contra el recurso de Lula, tras una maratónica jornada de casi 11 horas en la sede del tribunal en Brasilia, que cerró poco antes de la 1 de la mañana.

Con el fallo, el STF abrió la puerta a que la Justicia pueda decretar ya en los próximos días un encarcelamiento de Lula por una sentencia a más de 12 años de cárcel a la que fue condenado en enero. El ex mandatario es a la vez el principal favorito para las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Para que haya una orden de arresto es necesario que la revisión de la condena del ex presidente de 72 años esté cerrada en la segunda instancia judicial. Eso podría ocurrir en cuestión de días, ya que la corte a cargo sólo tiene que responder a unas objeciones formales de la defensa.

"¿Cómo se puede hablar de efectividad judicial si no hay un momento en que ya se pueda ejecutar la pena?", dijo el juez Alexandre de Moraes, uno de los magistrados que votó contra Lula.

Con posibilidad de apelar aún

El llamado "habeas corpus preventivo" presentado por los abogados de Lula ante el STF buscaba evitar una posible orden de arresto antes del final del proceso en todas las instancias judiciales. Lula todavía puede apelar contra su condena aún en dos instancias más en las próximas semanas, aunque ahora es posible que tenga que hacerlo ya desde prisión.

El drama judicial en torno al ex presidente (2003-2010) polariza al país desde hace meses y disparó en los ultimos días las tensiones. Miles de manifestantes salieron a protestar a favor y en contra de Lula por todo el país.

En Brasilia, las autoridades ordenaron un fuerte despliegue de seguridad para evitar enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Lula. Ambos grupos fueron separados por una valla en la Explanada de los Ministerios, el barrio gubernamental.

Según los organizadores, hasta 13.000 personas estuvieron durante el día en las calles en la capital, 6.000 para exigir la libertad del ex presidente y unos 7.000 críticos de Lula. También hubo protestas en las metrópolis Sao Paulo y Río de Janeiro, entre otras ciudades.

Lula, un ícono de la izquierda, sigue siendo muy popular entre las clases pobres debido al éxito de los programas sociales de sus dos Gobiernos y alcanza hasta el 36 por ciento de los apoyos en los últimos sondeos electorales.

Al mismo tiempo, un 40 por ciento de los votantes manifestan su rechazo al ex líder obrero por sus escándalos de corrupción.

Las Fuerzas Armadas exacerbaron los ánimos en las horas previas al juicio. El comandante del Ejército, Eduardo Villas Boas, fue blanco de críticas después de publicar en la red social Twitter una opinión política criticando la "impunidad", en una evidente alusión a un posible fallo del Supremo favorable a Lula.

La grave crisis institucional en la que está sumido Brasil desde hace años por los escándalos del caso sobre corrupción política "Lava Jato" ("Lavado de autos") ha generado que algunos sectores de la sociedad pidan abiertamente una intervención militar.

Moro debe decidir orden de arresto

El futuro de Lula continuará agitando a Brasil en los próximos días. El juez de "Lava Jato", Sérgio Moro, debe decidir si emite la orden de arresto. En ese extremo, es posible que su defensa intenta apelar con un segundo "habeas corpus", una vez que ya exista una orden de arresto específica.

El "habeas corpus" es un garantía constitucional que permite a un acusado apelar a un juez con carácter urgente para evitar un prisión que considera injusta. Lula puede apelar contra su condena en tercera instancia ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ), la máxima corte brasileña para asuntos no constitucionales, y como último recurso puede intentar llevar el caso ante el STF, la instancia final de la Justicia brasileña.

A ambos recursos se les ve pocas posiblidades de éxito tras los contundentes fallos contra Lula en los tribunales ordinarios.

Lula fue condenado en 2017 a nueve años y medio de cárcel en primera instancia por cargos de que aceptó la reforma de un apartamento de la constructora OAS a cambio de favorecer a la firma en sus negocios con Petrobras. La petrolera estatal está en el centro de los escándalo de "Lava Jato".

Un tribunal de apelación confirmó la sentencia en enero y aumentó la pena a 12 años y un mes. Al mismo tiempo, la corte abrió la puerta a que Lula pueda ser encarcelado una vez que el caso sea cerrado en esa instancia. El ex presidente puede hasta ahora apelar en libertad.

Decenas de políticos y poderosos empresarios están acusados de haber participado en una enorme red de corrupción en torno al gigante estatal Petrobras. También el actual presidente, el conservador Michel Temer, es acusado por la trama de "Lava Jato".

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Violencia política dispara alarmas en Brasil tras ataque a tiros a caravana de Lula

barra 4naranja220

‘Lula’ cada vez más cerca de una pena de más de 12 años de prisión

barra 4naranja220

Lula a las puertas de la cárcel: Claves para entender el caso

barra 4naranja220

 

Lula2El ex presidente brasileño afronta otros seis juicios vinculados con la megacausa "Lava Jato" / Foto ElDia.com.do

Visto 1188 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Abril 2018 11:04

El nuevo informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social detalla que Bolívar fue uno de los estados que más protestó ...

El informe del primer semestre de 2018 de la ONG Una Ventana a la Libertad, determina las precarias condiciones de los centros de ...

“Hoy a mi hermano se le juzga siendo inocente por denunciar el sistema que ha apresado, asesinado y condenado al exilio a millones...

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) documentó 2.163 protestas en julio de 2018, un promedio de 72 reclamos ...

Este viernes se difundió un video en el que el diputado, secuestrado por la dictadura, aparece manchado de excremento en una espec...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...