Este viernes, los pensionados del IVSS fueron por tercera vez en el mes a cobrar otra de las cuotas de lo correspondiente a sus pagos de septiembre. Otra vez el drama, haciendo cola desde el día anterior, aguantando lluvia, sol y hambre, y a medida que avanzaban las horas les quedaba la desesperanza de poder retirar algo de efectivo. Aunque el dinero está en sus cuentas, comprar con punto de venta o transferencias sale mucho más caro. Para el transporte, por ejemplo, también lo necesitan. El panorama para ellos no es esperanzador.

La manifestación duró una media hora, a la altura de la sede bancaria ubicada al lado de Pdvsa, en Unare. Los ancianos decidieron presionar trancando la avenida para que les abrieran el banco, a las 8:00 de la mañana.

La cifra representa 336 millones de transacciones hasta el décimo mes del año, informó la institución bancaria.

La única sede del banco en el estado Bolívar se encuentra en Puerto Ordaz. Mensualmente crece el número de ancianos que exigen un acceso digno a su pensión, algo que no se cumple con regularidad y lo que llevó a que este miércoles protestaran por segunda vez en el mes contra las colas, las excusas y la falta de efectivo.

La entidad bancaria busca impulsar los primeros pasos de los jóvenes en el área financiera e incentivar la disciplina del ahorro como valor para el futuro.

La Asociación Bancaria de Venezuela informó el cambio a través de un comunicado, en el que no explica las razones de la medida que se implementará, en principio, con las transacciones aprobadas en puntos de venta.

El servicio estará disponible para clientes con tarjeta de débito de cualquier entidad bancaria.