Las pancartas hablaron: no más violencia, no más represión, basta de balas, defiende tus derechos, que la muerte de los caídos no sea en vano. En un clima de reflexión y oración se desarrolló la “marcha silente” en Puerto Ordaz en la que se rindió un homenaje a los asesinados durante las protestas por la restitución del orden democrático, al tiempo que se exigió la liberación de los 78 detenidos en Ciudad Guayana esta semana en la movilización del 19 de abril.

La dirigencia política opositora analiza las manifestaciones de abril de este año y concluye que la gente, además de perderle miedo al gobierno, se mantiene en la calle con exigencias firmes contra la crisis social y la restitución de la democracia; planteamientos que no caen en el chantaje del diálogo propuesto por un gobierno que incumple sus acuerdos. Por eso insisten en la protesta pacífica por elecciones generales, respeto a la Asamblea Nacional, apertura del canal humanitario y liberación de presos políticos.

El diputado a la Asamblea Nacional cuestiona los llamados a diálogo por parte del Presidente, cuando el año pasado boicotearon el camino democrático del referendo revocatorio.

La convocatoria para este 19 de abril continuó con la tendencia de represión violenta por parte de funcionarios de seguridad del Estado sin agotar la negociación, que se ha presentado en las movilizaciones en rechazo a las sentencias inconstitucionales del TSJ, la suspensión de las elecciones y los constantes abusos de poder.

No cesan los aquelarres autoritarios de Nicolás Maduro. El último de ellos, anoche, es el Plan Zamora 200: la confluencia de policías, militares y grupos oficialistas armados dispuestos a cumplir órdenes sin cuestionamientos. Ante todo eso, la oposición ha ratificado que tomará las calles. No hay razón para declinar, pues las exigencias están vigentes: liberación de presos políticos, elecciones, canal humanitario y respeto a la Asamblea Nacional. Hacer lo contrario sería convalidar la dictadura. Y los venezolanos no están dispuestos. El 19 de abril de 2017 aguarda.

El diputado César Ramírez sostiene que la crisis política y el desabastecimiento de alimentos y medicamentos son motivos suficientes para hacer presencia en la calle hasta lograr un cambio.

La dirigencia de la MUD Juvenil en Caroní se pronunció en rechazo a las represiones contra las movilizaciones opositoras, que han dado como resultado cinco fallecidos.

El diputado y coordinador regional de Primero Justicia rechazó los actos de tortura y represión por parte de organismos del Estado, a la vez que denunció la persecución contra la dirigencia opositora.

Frente al discurso de odio; frente a la violencia política exacerbada, manifiesta en detenciones arbitrarias, vejámenes contra los detenidos, persecución política y amenazas, el talante democrático de la sociedad venezolana se mantiene firme y reitera su voluntad de mantener la protesta por elecciones generales, restitución de las funciones de la Asamblea Nacional y liberación de presos políticos: tres máximas necesarias para restituir la democracia en Venezuela y alcanzar el cambio político que demanda el país.

La movilización opositora tendrá dos puntos de concentración en Puerto Ordaz, la cual tiene pautado llegar a la Plaza Monumento CVG en Alta Vista.

Página 1 de 94

El abogado del trabajador inculpado de homicidio informó que en la próxima audiencia atestiguarán dos funcionarios que detuvieron ...

Los fiscales de tránsito municipales aguardan respuestas sobre la dotación de conos, botas, chalecos y lácteos cuya mora data de 2...

La organización sindical de la estatal informó que el trabajador instalaba un aire acondicionado de cinco toneladas. “La empresa l...

Alegan cobrar menos del salario mínimo, al igual que trabajadores de Transbolívar, además de falta de dotación y precarias condici...

El asesinato de Joel Alcalá, el posible restituido secretario general de Sutralúmina, retrotrae a un modo que durante 2002 a 2007 ...