24 marchas en silencio este sábado para recordar a las víctimas fatales en las protestas contra Maduro. En Caracas, la manifestación llegó a su destino: la Conferencia Episcopal.

La dirigencia política opositora analiza las manifestaciones de abril de este año y concluye que la gente, además de perderle miedo al gobierno, se mantiene en la calle con exigencias firmes contra la crisis social y la restitución de la democracia; planteamientos que no caen en el chantaje del diálogo propuesto por un gobierno que incumple sus acuerdos. Por eso insisten en la protesta pacífica por elecciones generales, respeto a la Asamblea Nacional, apertura del canal humanitario y liberación de presos políticos.

Varios establecimientos fueron saqueados, manifestantes fueron reprimidos, heridos y detenidos, mientras que Freddy Bernal recordaba “el presidente (Nicolás) Maduro sigue mandando. Unos focos y unos terroristas no van a derrocar al Gobierno”.

El coordinador de Gente de Guayana critica la impunidad con la que actúan los grupos parapoliciales en la ciudad, mientras militares reprimen movilizaciones pacíficas.

Hasta ahora el gobierno de Nicolás Maduro ha sido pertinaz en desconocer las razones de la protesta y consecuente en reprimir a través de la Guardia Nacional Bolivariana. Por ello, la MUD anunció que continuará en la calle, incluyendo un “trancazo nacional” previsto para el lunes.

Entre  enero del 2014 y junio del 2016 hubo un promedio de 344 detenidos por protestas en un mes, a razón de 12 por día. En abril de 2017, en solo 15 días de manifestaciones pacíficas -del 4 al 19 de abril-, el gobierno de Maduro ha arrestado a 1.059 personas: un promedio de 70 aprehensiones diarias, lo cual evidencia no solo al Maduro más represivo desde su llegada al poder, sino su profundo temor a la voluntad ciudadana por el cambio político. Es, en resumidas cuentas, la reconfirmación de un gobierno en su fase más débil. 

El excanciller uruguayo le tomó la palabra a su exhomólogo venezolano, Nicolás Maduro: debe haber elecciones generales.

La medida deviene de una demanda de un exconcesionario de Maracaibo, interpuesta en el 2000.

La manifestación de este miércoles en Ciudad Guayana fue el despertar de una sociedad convencida de que el cambio solo se forja con la protesta pacífica, el apego a la Constitución y la firme exigencia de su cumplimiento pese a los avances represivos del Gobierno. Esos intentos se traducen en seis heridos confirmados al cierre de esta edición y una ola de detenciones arbitrarias que hasta ahora asciende a más de 70 casos. La manifestación sigue.

La sociedad democrática venezolana cumplió este miércoles una jornada de resistencia contra el despliegue militar y paraestatal que reprimió las concentraciones en todo el país. Los asesinatos y las detenciones que lleva el Foro Penal, así como la ausencia de respuestas acerca de las peticiones claves para el restablecimiento del cauce democrático, motivaron otra convocatoria. Venezuela sigue en dictadura. Venezuela sale otra vez a la calle.

Página 1 de 158

El abogado del trabajador inculpado de homicidio informó que en la próxima audiencia atestiguarán dos funcionarios que detuvieron ...

Los fiscales de tránsito municipales aguardan respuestas sobre la dotación de conos, botas, chalecos y lácteos cuya mora data de 2...

La organización sindical de la estatal informó que el trabajador instalaba un aire acondicionado de cinco toneladas. “La empresa l...

Alegan cobrar menos del salario mínimo, al igual que trabajadores de Transbolívar, además de falta de dotación y precarias condici...

El asesinato de Joel Alcalá, el posible restituido secretario general de Sutralúmina, retrotrae a un modo que durante 2002 a 2007 ...