Domingo, 22 Enero 2017 00:00

Sidor operó en 2016 a 6% de su capacidad instalada

 
Valora este artículo
(8 votos)
“Ya prácticamente no tenemos siderúrgica, sino una procesadora de materia prima y de producción de pellas”, sostuvo el ex director de la industria, Pedro Acuña “Ya prácticamente no tenemos siderúrgica, sino una procesadora de materia prima y de producción de pellas”, sostuvo el ex director de la industria, Pedro Acuña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

Del dicho al hecho…

 Dicho: “Definitivamente, la recuperación de Sidor es uno de los principales logros del 2016. Gracias a sus trabajadores y del presidente Justo Noguera Pietri, quien está haciendo un extraordinario trabajo, hemos estabilizado a esta empresa”. Juan Arias, ministro de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, 15 de diciembre

Hecho: La empresa operó a 7% de su máxima capacidad instalada comprobada. Su producción retrocedió 71% respecto al 2015.

barra INTER

Dicho: “Se ha cumplido milimétricamente con el plan de recuperación ideado por los trabajadores de las plantas, los directores y gerentes. Hemos logrado superar las metas de producción. Le doy gracias a Dios y al presidente Nicolás Maduro por este  reto bonito y de mucha patria que nos ha asignado. Estamos produciendo para el país”. Justo Noguera Pietri, presidente de Sidor y de la CVG, 28 de octubre 

Hecho: La Acería de Palanquillas está paralizada desde septiembre, mientras que la de Planchones se detuvo el 6 de enero. Pellas sigue operando a menos de la mitad de su capacidad instalada, al igual que el resto de las áreas. No hubo producción de hojalata en 2016. 

barra INTER

Dicho: “Este proceso de reactivación lo considero como el renacer de Sidor”. Justo Noguera Pietri, presidente de Sidor y de la CVG, 7 de octubre 

Hecho: El 2016 ha sido el peor año productivo en la historia de Sidor. 

barra INTER

Dicho: “La inversión para levantar a Sidor ha sido alma y corazón”. Justo Noguera Pietri, presidente de Sidor y de la CVG, 7 de octubre

Hecho: Ciertamente no ha habido inyección de recursos ni propios ni por parte del Ejecutivo nacional. Con un 2016 tan desafortunado, la puesta de alma y corazón también queda en entredicho.
barra ama335

 

Sidor se ha convertido en un laberinto de improductividad. No desde 2016, sino desde hace exactamente nueve años, cuando el Ejecutivo retomó el control de la acería a partir de la reestatización en 2008. Desde entonces, el declive se ha acentuado hasta tocar niveles inimaginables.

En el 2016, la adversidad siguió ganando la batalla a la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) y su dirección militar, pues la acería produjo 307 mil 783 toneladas de acero líquido entre enero y diciembre: una caída de 71% respecto del año anterior y apenas 7% del máximo registro de producción alcanzado por la empresa en 2007, un año antes de ser reestatizada por orden del ex presidente Hugo Chávez, de acuerdo con un balance de producción de la industria.

Visto desde otro ángulo, fueron exactamente cuatro millones de toneladas de acero dejadas de producir en 2016, si se compara con 2007 cuando se lograron 4,3 millones, la máxima producción en la historia de la acería. 93% de contracción en términos porcentuales en nueve años. Apenas 6% de tasa de uso de su capacidad instalada.

Con el ritmo de producción de ese año, Sidor -hoy rodeada de siembras de girasoles, sorgo y legumbres- sería capaz de producir el acumulado de 2016 en solo 25 días. La realidad dibuja una paradoja en una mini ciudad industrial, con más de 15 mil trabajadores, cuyo principal objetivo es producir acero.

La derrotada no es cualquier compañía en Guayana, sino la que hace una década producía cabillas para la construcción, hojalata para el sector alimentos y laminados de acero para el sector transformador. Todo, a máxima capacidad.

En 2016, la acería estuvo paralizada durante cinco meses, de febrero a junio, por la crisis eléctrica, aunque cuenta en su interior con una inútil instalación termoeléctrica, y la desinversión. Los meses posteriores, pese a la promesa de producir al menos 100 mil toneladas de acero al mes con la segunda fase de reactivación de la planta, los resultados fueron negativos.

Pese a los evidentes niveles de retroceso, el presidente de Sidor, Justo Noguera Pietri, y el ministro de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, Juan Arias, han hablado de recuperación y reimpulso vigoroso a finales de 2016.

“Sobre todo el primer semestre, ciertamente, fue muy malo. No obstante, se han estado recuperando las líneas de producción. Los dos últimos años no han sido buenos, eso lo admitimos, pero difícilmente podían ser mejores. Hemos sido impactados por factores exógenos a la producción y ha habido mucho saboteo, robo de cables, desmantelamiento de líneas de producción, sobre todo en Sidor. Pero a final de año se recuperaron a los niveles de 2012, hubo un reimpulso hermoso, vigoroso y este 2017 se muestra muy esperanzador”, dijo el ministro hace una semana a través del canal estatal VTV.

“Hay empresas que sorprendieron sobre todo en el segundo semestre, Bauxilum, Sidor sin dudas. Hay otras que tuvieron un año muy bueno como Venalum, que fue la reina en el sector aluminio. Carbonorca que si bien no ha tenido estos últimos años buenos desempeños, promete en el 2017 y 2018”, avizoró, como todos los ministros de industrias en el último quinquenio.

Cifras anuales  Sidor1PULSE LA IMAGEN

Retroceso en barras y nula hojalata 

A la par de la caída en producción de acero, la fabricación de alambrón y cabillas se contrajo. El retroceso en alambrón fue de 62%, mientras que la producción de cabillas se contrajo 75%. Solo se produjeron 29 mil 531 toneladas de barras, que equivalen a 7,5% de la capacidad instalada del área, equivalente a 390 mil toneladas al año.

La producción de pellas alcanzó a 1,4 millones de toneladas, que representan apenas 18% de la capacidad instalada de producción del conglomerado por parte de la siderúrgica.

Un hito del 2016 fue la nula producción de hojalata para la fabricación de envases para alimentos. “Con una capacidad instalada para producir 280 mil toneladas anualmente, la producción del área es cero, siendo cubierta la demanda de este producto en el mercado nacional con bolsas aluminizadas u hojalata importada para el caso de la leche en polvo y tapas para cerveza u otros; así como envases de vidrio para el caso de sardina y atún”, denunció la corriente laboral de la industria, Proletarios Por Sutiss.

Era la reactivación de esta área la que motivaba la visita del presidente Nicolás Maduro a Sidor este fin de semana, suspendida a última hora.

Sidor2016PULSE LA IMAGEN

“Ya no tenemos siderúrgica” 

Y el 2017 no empezó con buen pie. Mientras la Acería de Palanquillas está paralizada desde septiembre y sin fecha de arranque, la Acería de Planchones se detuvo el 6 de enero por falta de olivina -insumo mineral necesario para el funcionamiento de hornos-, anillos refrigerados y refractarios, precisó el trabajador Carlos Ramírez, de la corriente laboral Unidad Matancera.

El escenario, lejos de ser generado por factores exógenos, amenaza nuevamente con impedir las metas de producción de 2017. “Les aseguro que el año que viene estamos entregando sobre las 300 mil toneladas (de acero líquido) por mes: estamos hablando de más de tres millones de toneladas a nuestro país. Ya lo hemos hecho. Nosotros no prometemos: nosotros nos comprometemos”, anunció Noguera Pietri en el último trimestre de 2016.

  Sidor2
Venezuela ha descendido de nivel en cuanto a producción de acero en América Latina, en donde llegó a ser la principal siderúrgica
 

Transcurridos los primeros días del 2017, la meta de enero ya fue incumplida.

Para el presidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela, capítulo Ciudad Guayana y ex director principal de Sidor, Pedro Acuña, la respuesta es clara: “Ya prácticamente no tenemos siderúrgica, sino una procesadora de materia prima, de producción de pellas. Operando un solo horno de la Acería de Palanquillas de manera continua, estaríamos por encima de esa producción de 2016. Esto no tiene nombre, sino responsables. Es una muestra de la malversación de fondos, es una cosa de locos”.

Para el ingeniero, que dedicó décadas de su vida laboral a la industria, la involución productiva, la dependencia del Estado y el retroceso del proceso de transformación de materia prima quedó más que demostrado en los terribles resultados de Sidor en el 2016.

“En 1996, hace 20 años, cuando la empresa era 100% administrada por venezolanos con una nómina de 11.200 trabajadores y una capacidad de 3 millones 600 mil toneladas, fuimos capaces de producir 3 millones 100 mil toneladas de acero, hubo ganancias de 100 millones de dólares con importantes ingresos a la nación, se fabricó hojalata para abastecer todo el mercado de envases de productos alimenticios y por encima de las 300 mil toneladas de cabillas”.

Más allá de los números productivos, Acuña lamenta que en la empresa ya no sea un elemento importante el desempeño de los trabajadores y su compromiso con el mejoramiento continuo. A su juicio, la política socavó la técnica.

Industrias en colapso 

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

A Sidor le va mejor sembrando girasoles que produciendo acero 

barra 4naranja220

Justo Noguera promete que producción de Sidor en 2017 superará 3 millones de toneladas de acero 

barra 4naranja220

Gobierno ordena mantener apagadas las acerías de Sidor ante riesgo de colapso eléctrico nacional

 

Entretanto, la industria nacional se resiente. La directiva de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) advirtió, al cierre de 2016, que la falta de materias primas nacionales e importadas impide producir. “La situación actual de la industria nacional de autopartes y repuestos es la más difícil que ha vivido en los años que tiene esta industria, está colapsada”, alertaron.

El déficit de materias primas nacionales, de acuerdo con el sector, se debe a la falta de suministro de los aceros, aluminios y productos petroquímicos fabricados por las estatales. “De acero nacional tenemos siete meses sin recibir despacho alguno; en lo que va de año, este sector industrial solo ha recibido el 3% de nuestro requerimiento; en aluminio nacional hemos recibido el 43% de lo requerido y en resinas nacionales el 57%”.

Y aunque en años anteriores, el privilegio a las importaciones de acero proveniente de China compensó la baja producción local, en el 2016 las compras a la nación asiática descendieron en 18% entre enero y noviembre de 2016, de acuerdo con cifras de la Asociación Latinoamericana de Acero (Alacero).

En ese periodo, China embarcó 7 millones de toneladas de acero hacia América Latina, de los cuales 6,3 correspondieron a aceros laminados y 720 mil toneladas a aceros derivados. No se precisa qué cantidad de estos embarques llegaron a la deprimida Venezuela, que años antes satisfacía su demanda de acero con la que se hacía llamar la principal siderúrgica de América Latina y el Caribe, hoy superada penosamente por países como Perú, Chile y Colombia.

Visto 5698 veces Modificado por última vez en Martes, 24 Enero 2017 00:12

El abogado del trabajador inculpado de homicidio informó que en la próxima audiencia atestiguarán dos funcionarios que detuvieron ...

Los fiscales de tránsito municipales aguardan respuestas sobre la dotación de conos, botas, chalecos y lácteos cuya mora data de 2...

La organización sindical de la estatal informó que el trabajador instalaba un aire acondicionado de cinco toneladas. “La empresa l...

Alegan cobrar menos del salario mínimo, al igual que trabajadores de Transbolívar, además de falta de dotación y precarias condici...

El asesinato de Joel Alcalá, el posible restituido secretario general de Sutralúmina, retrotrae a un modo que durante 2002 a 2007 ...