Jueves, 12 Noviembre 2015 00:00

Producción de Sidor en octubre ha sido la más baja en los últimos 40 años

 
Valora este artículo
(3 votos)
El Gobierno anunció la semana pasada la llegada de 40 mil toneladas de acero importadas, incluidas cabillas y alambrón, que Sidor podría producir El Gobierno anunció la semana pasada la llegada de 40 mil toneladas de acero importadas, incluidas cabillas y alambrón, que Sidor podría producir Foto Archivo
     
 

barra 13aNaranja

MÁS INFORMACIÓN 

■ Sidor en quiebra a siete años de la reestatización

■ Casta militar logra control absoluto en Alcasa y Venalum

■ Maduro anuncia medidas con fines electorales y evade crisis productiva durante visita a Sidor

■ Producción de Sidor volvió a retroceder en septiembre

 
     

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El 9 de julio de 1962, la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) realizó la primera colada de acero en el horno Nº 1 de la acería Siemens-Martin. Era un gran avance industrial en el polo de desarrollo de Guayana, como en efecto evolucionaba, aunque de colada en colada transcurrían hasta ocho horas en un proceso que se servía de fuel oil y arrabio.

La capacidad instalada de la industria era de 750 mil toneladas de acero aproximadamente, aunque la producción fluctuaba en función de la demanda de la creciente industria metalmecánica de la época.

Los registros históricos de esas décadas no son precisos, pero el ex accionista clase “B” de la industria, Pedro Acuña, asegura que se llegaron a producir 660 mil toneladas al año, con un promedio mensual de 55 mil toneladas, en un proceso que describe como arcaico, rudimentario y abandonado años luego por las grandes acerías del mundo, como también lo hizo Sidor cuando implementó el Plan IV para elevar tres veces su capacidad de producción.

Con las ampliaciones y la puesta en marcha de plantas, Sidor se convirtió en una de las empresas más importantes de América Latina, con presencia en mercados externos por la calidad de sus productos siderúrgicos. En 2007 logró la cúspide al obtener récord de producción, tan solo un año antes de que el presidente Hugo Chávez decidiera retomar el control de la empresa y reestatizarla en un terreno abonado por los conflictos laborales. La debacle operativa se instaló.

El pasaje histórico cobra importancia, luego del resultado productivo de Sidor en octubre de 2015, cuando produjo apenas 34 mil 694 toneladas de acero, el registro mensual más bajo de su historia, incluso, inferior al promedio de producción mensual de Sidor en sus primeros 16 años de operación, cuando aún no contaba con la expansión que representó el Plan IV.

“Volvimos a un nivel de producción de hace 35 años, esas 34 mil toneladas no son nada para una empresa que producía 350 mil toneladas al mes en el 2007”, dijo Acuña. De hecho, el registro de octubre es la producción de tres días de 2007, cuando la industria alcanzó récord de producción. Una comparación incómoda por las banderas que acompañaron la reestatización, pero real.

La producción de octubre es 72,5% inferior a la registrada en el mismo mes del 2014 y representa apenas el 29% de la meta de la empresa para ese mes.

Bobinas 2Durante la última visita del presidente Nicolás Maduro a Sidor, a mediados de octubre, colocaron una hilera de bobinas que hace tiempo no se producen en la industria / Foto William Urdaneta

Lánguido ritmo 

Con ese pésimo registro productivo, la empresa operó a un 8% de su capacidad de diseño, cuyo potencial ha ido perdiendo en los últimos siete años por desinversión y abandono de la capacidad técnica en la planificación y toma de decisiones para conducir el rumbo de la empresa, reestatizada en 2008. En cambio, su dirección ha sido asumida en los últimos años por efectivos militares con poco acercamiento con los trabajadores y resultados negativos. El más reciente, el general (Ej.) Tomás Schwab, nombrado en el cargo en mayo de 2014.

Entretanto, la producción acumulada hasta el décimo mes del año, se ubicó en 915 mil 144 toneladas de acero, que aunque no es la producción más baja de su historia, representa un fuerte retroceso a sus primeros cinco años de operación, en la década de los 60, cuando operaba solo con la acería Siemens-Martin.

Trabajadores pertenecientes al Movimiento Proletariado Organizado al Rescate de Sutiss señalaron que con esta cifra se hunde todavía más la meta de tres millones de toneladas de acero al cierre del 2015, pues “solo se ha logrado cumplir con un 30% de lo proyectado y se estima que con dificultad lograremos alcanzar producir 36% de la meta prevista, lo cual se traduce en apenas el 22% de la capacidad instalada de la empresa”.

Sin embargo, celebraron el leve aumento de la producción del área de decapado. “Los tándems alcanzaron en octubre la cifra de 23 mil toneladas, siendo la más alta en los últimos cuatro meses”, aunque la producción de bobinas en esta área equivale a solo el 11% de la capacidad instalada.

En el caso de la hojalata, se produjeron 1.619 toneladas en octubre, apenas el 4% de la capacidad instalada.

Sin visión de crecimiento 

Aunque el movimiento laboral Por Sutiss atribuye los resultados operativos de octubre a la jornada de mantenimiento integral que se implementó en la industria, acompañada de déficit de materia prima y deterioro de las instalaciones, directores laborales como Pedro Velásquez sostienen que es la falta de insumos y gerencia lo que ha sumido a Sidor en el abandono total. “No hay visión de crecimiento ni de seguir desarrollándonos como industria”, alertó.

“Desde hace dos años no se hace junta directiva en Sidor y la gente no sabe ya ni qué es lo que pasa. De verdad, no se sabe el rumbo que lleva la industria y si es que la llevan a la quiebra”, manifestó.

Velásquez reiteró que el Gobierno no tiene voluntad de reflotar la compañía, pues parece cómodo con el hecho de que dos días de producción de una línea como hojalata, por ejemplo, rinden recursos para pagar un mes de nómina. “Si solo es pagar la nómina con razón el abandono porque con un horno que trabaje se paga la nómina y vivimos bien. Nos aprovechamos de la súper devaluación porque todo el material al mercado interno y externo se cobra dolarizado. Así de corta es la visión”.

Sostuvo que de alcanzar una producción de 3 millones de toneladas, la estatal rendiría suficientes recursos para recuperarse y aportar al país, un deseo que -asegura- tienen todos los trabajadores. “Es mentira que los trabajadores quieren verse las caras unos con otros, la gente quiere ver la empresa salir adelante y la solución no está en la cúpula, deben tomarnos en cuenta porque somos la voz de los trabajadores”, puntualizó.

Sin Visión

Trabajadores aseguran que se requiere inversión en provisión de insumos y adecuación, y principalmente planificación operativa

Importación de acero 

La caída de la producción tiene repercusión en la satisfacción de la demanda de acero. En el 2007, asevera el ex director de la estatal, Pedro Acuña, se colocaron en el mercado nacional 2 millones 500 mil toneladas en productos siderúrgicos, porque esa era la demanda de la industria metalmecánica.

Aunque la pequeña y mediana industria nacional está alicaída, y buena parte paralizada según los balances de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), la baja producción de Sidor no responde a un desplome de la demanda. Por el contrario, como señalan trabajadores de la industria y fuentes de la empresa se debe al abandono de la planificación y las áreas operativas.

En octubre, la producción de cabillas descendió a 4 mil 159 toneladas, el peor nivel de los últimos 11 meses. “Con la producción actual no se logra ni abastecer la demanda de cabillas, sin meter ningún otro producto”, aseguran.

La baja cobertura de la demanda se confirma con la importación de 40 mil toneladas de acero, que llegaron a Puerto Cabello, Venezuela hace una semana, “como parte de los convenios y acuerdos económicos que realiza el Gobierno Revolucionario liderado por el Presidente Obrero Nicolás Maduro, para el fortalecimiento de la industria venezolana”, indica un comunicado de la estatal Bolipuertos.

El lote se suma a las 3.500 toneladas de cabillas, equivalente a menos de una semana de producción en Sidor, provenientes de Costa Rica que llegaron al país a finales de septiembre para la Misión Vivienda y Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

En el último embarque llegaron -en el buque Genius SW, de bandera panameña- tuberías, cabillas y alambrón para uso exclusivo de la estatal Pdvsa, cuya delirada alianza con la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en los tiempos de Hugo Chávez permitiría la recuperación de las empresas básicas, ésas como Sidor que exportaban, pero hoy se desmoronan con el peso de las importaciones.

 

 

SÍGUENOS EN_   Fabebook

 

Visto 4269 veces Modificado por última vez en Viernes, 13 Noviembre 2015 20:35

Dirigentes de Sutiss también reclaman al presidente de Sidor, Justo Noguera, que implemente los tres aumentos salariales decretado...

Pese a las penurias que les ha significado salir de sus puestos de trabajo, las víctimas de la persecución laboral no se arrepient...

Es el tercer proceso de elecciones que la Sala Electoral del TSJ suspende en las empresas básicas de Guayana. Los comicios de Suti...

Miembros del sindicato del Banco Caroní denuncian que, sin explicación de la gerencia, en dos meses han cerrado siete agencias ban...

Mediante un comunicado, la empresa informó que a partir del 21 de mayo entrará en vigencia el nuevo Fondo Autoadministrado de Salu...

Trabajadores aseguran que en dos semanas de gestión de Jean Urdaneta les fue reincorporado un bono de producción y el seguro HCM, ...

El exdirector laboral de Venalum, Luis Vásquez, es conocido por su activa participación en redes sociales con denuncias de presunt...

Main Menu