Miércoles, 22 Julio 2015 00:00

Mantener grandes sumas de bolívares en el banco no es la mejor alternativa

 
Valora este artículo
(5 votos)
Econométrica considera que el inmovilismo oficial continúa agravando las condiciones y profundizando los desequilibrios Econométrica considera que el inmovilismo oficial continúa agravando las condiciones y profundizando los desequilibrios Foto Archivo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ninoska Acevedo ha visto la pérdida de su poder adquisitivo en su saldo bancario. El ingreso que antes le permitía llegar a final de mes, ahora se evapora en cuestión de días. “Ahorrar es imposible, el dinero no alcanza y de recibir algo extra lo invertiría rápido porque todo sube de un día a otro”. 

La angustia de Acevedo es la lucha de los asalariados y las familias venezolanas, agobiadas por el incremento despiadado de los precios y el deterioro del poder de compra, cuya reversión no se vislumbra cercana. 

La firma Econométrica explicó en su más reciente informe que lo que está ocurriendo actualmente con el valor del bolívar tiene su origen en un desenfrenado gasto público, el sostenimiento de un tipo de cambio oficial sumamente bajo y en una política monetaria extremadamente laxa, que ha estimulado la expansión monetaria y mantenido las tasas de interés en la banca en niveles tan bajos que no favorecen el ahorro.

La firma explica que desde 2003 la liquidez monetaria creció en promedio 47%. “En las últimas semanas la expansión interanual es de 76%. Esta expansión ha estado sustentada en un importante aumento del circulante que ha crecido 80% entre junio y julio. Es impensable que con una expansión monetaria de estos niveles pueda haber estabilidad en los precios”.

Al señalar que la expansión sobre dos dígitos ha sido la regla, Econométrica indica que la gran diferencia en la actualidad radica “en que ya no hay un acervo de divisas, ni un flujo que permita sostener el consumo y contener el aumento en los precios mediante importaciones a un tipo de cambio extremadamente sobrevaluado”.

Captaciones multiplicadas
El exceso monetario se evidencia en el sistema bancario, que entre junio de 2005 y mayo de 2015 muestra que las captaciones totales de las personas naturales se multiplicaron casi 54 veces, las de organismos oficiales en 30 veces y de las personas jurídicas 59 veces.

Pero, según Econométrica, el “ahorro forzado” al que se han visto sometidas las personas naturales y jurídicas es superior al saldo que desearían mantener. “El control de cambio en primera instancia, y en segundo lugar la escasez de insumos y productos de consumo, han obligado a las personas naturales y jurídicas a represar el dinero en el sistema financiero”.

La deficiente política monetaria no solo ha implicado la expansión de la base monetaria, sino el sostenimiento de tasas de interés negativas en términos reales, que han conllevado a un desplome de las colocaciones de recursos en depósitos a plazo. “Sencillamente colocar dinero a plazo no es una alternativa de preservación de valor. Esto lo han entendido los hogares perfectamente y han reducido casi hasta lo mínimo este tipo de colocaciones en la banca”.

Pero todos los saldos bancarios, independientemente del instrumento, pierden poder de compra en la medida que se aceleran los precios. De hecho, la firma estima que las colocaciones en el sistema bancario continuarán perdiendo poder de compra “debido a que no estimamos que ocurran aumentos en los tipos de interés, por lo menos no para hacerlos reales positivos”.

La consultora considera que el nivel de precios deberá necesariamente elevarse para poder acomodar el exceso monetario que se ha generado. “Dejar el dinero estacionado en el banco por encima de las necesidades de gasto corriente y por motivos de precaución, implicará una pérdida patrimonial en el mediano plazo como ha ocurrido en los últimos años, con la diferencia de que el aumento de los precios se ha intensificado notablemente y por lo tanto la pérdida de valor de dichos saldos se ha acelerado”.

Recomendaciones vitales
La firma da una serie de sugerencias, que les reproducimos a continuación: La primera recomendación es, si ya no lo ha hecho, desestimar cualquier colocación ilíquida (activos, acciones) en bolívares. “El retorno real en este tipo de colocaciones ha sido negativo por años y lo será en los próximos meses”.

La segunda, mantenga saldos bancarios únicamente por motivos de gasto corriente y de precaución. Los saldos bancarios serán licuados a medida que aumente el nivel de precios, asegura Econométrica.

Tercero, adquiera insumos, bienes durables y semidurables. “Evalúe bien las posibilidades y tenga en cuenta que lo que hoy le puede parecer caro en unas semanas puede no serlo”. Sobre los bienes durables la recomendación viene con restricciones. “Existen mercados de bienes durables cuyos precios se mantienen dolarizados. Estos mercados están sujetos a que una vez sea eliminado el control de cambio puedan sufrir ajustes a la baja significativos”.

Por último, señalan que preservar sus activos en bolívares no será tarea sencilla pero tenga la certeza que “mantener grandes sumas en el sistema bancario no ha sido, ni será en los próximos meses, una buena alternativa”.

Visto 3176 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Julio 2015 23:21

La actividad comercial en Ciudad Guayana acató el decreto de día no laborable este 20 de agosto, salvo algunos negocios y vendedor...

Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad hasta el viernes en la noche, ...

“El petro será el mecanismo de anclaje para buscar el equilibrio revaluador de la moneda, del salario y los precios”, dijo el dict...

Sudeban activó el 0800 Sudeban (0800-7833226) que funcionará las 24 horas, para atender “cualquier contingencia” que se presente e...